Bienvenido hoy es Miércoles, 18 de julio de 2018 | 22:24



Búsqueda


Búsqueda Avanzada

de Fármacos


Anatomía


A tener en cuenta:


Teoría Básico

cáncer



Cánceres más visitados

Fármacos más visitados

Novedades Fármacos/Tratamientos

Últimos comentarios

Bennycoing

Dulcamara

wh0cd352104 mobic...

WilliamAcace

Inhibidores de la proteina PARP

Здравствуйте! Класный у вас сайт! Нашёл инфу в сети:...

dani

Tratamiento de Neutrófilos de Antonio Br

hola somos una familia de albacete..tenemos un enfermo de 40 año con tumor higATO..QUEREMOS HABLAR...

Michel

CIMT-54

Parece que suspendieron la vacuna. El Instituto de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos...

Carolina

CIMT-54

Hola mi papa fue diagnosticado con cancer en el mediastino yicen que no es oerable, la vacuna puede...



Sigue las noticias por


Total Visitados

1271475

Nombre:

Cáncer de colon

Frecuencia: Común

Supervivencia: Media

Sistema o Aparato: Digestivo/Gastrointestinal

Sistema o Aparato secundario:

Gráfico:

Imagen:

Información: ¿Qué es?

El cáncer de colon es una enfermedad en la que las células malignas se localizan en la porción intermedia y más larga del intestino grueso. Es un tipo de cáncer bastante común en muchos países, pero también resulta fácil de detectar, tiene un alto grado de curación y tarda mucho en desarrollarse. El colon, junto con el recto (porción final del intestino grueso), es el lugar donde se almacenan las heces antes de ser expulsadas al exterior a través del ano. Al encargarse de esta labor, acumula sustancias de desecho, por lo que es un lugar propicio para la aparición de un cáncer. Por eso es importante reducir el tiempo de acumulación al mínimo, adoptando una dieta equilibrada que facilite el tránsito intestinal al máximo.
Causas

Edad. La mayor parte de los casos de cáncer de colon se presenta en pacientes mayores de 50 años.
Dieta. El cáncer de colon parece estar asociado a dietas ricas en grasas y pobres en fibra. En este sentido, actualmente se están llevando a cabo numerosas investigaciones.
Herencia. En el cáncer de colon desempeña un importante papel la herencia familiar, ya que existe la posibilidad de que se transmita hereditariamente y predisponga a la persona a sufrir la enfermedad. Sin embargo, esto puede detectarse y el cáncer tratarse de manera precoz.
Historial médico. Se ha demostrado que quienes tienen una mayor predisposición a padecer esta enfermedad son las personas que tienen o han tenido: pólipos (crecimiento benigno) de colon o recto; Colitis ulcerosa (inflamación o ulceración del colon); Cáncer como mama, útero u ovario.
Parientes que también han sufrido de cáncer de colon.
Estilo de vida. Existen ciertos factores que dependen del estilo de vida y que predisponen a la aparición del cáncer de colon, como, por ejemplo, la obesidad, la vida sedentaria y el tabaquismo.

Síntomas de Cáncer de colon

El cáncer de colon tiene una larga evolución. Empieza con la formación de un pólipo (bulto que se forma junto a alguna membrana corporal) de carácter benigno. Las molestias más frecuentes aparecen en la fase avanzada de la enfermedad y pueden ser las siguientes:

Cambios en los ritmos intestinales.
Diarrea o sensación de tener el vientre lleno.
Estreñimiento.
Sangre en las heces.
Cambios en la consistencia de las heces.
Dolor o molestia abdominal.
Pérdida de peso sin causa aparente.
Pérdida del apetito.
Cansancio constante.
Vómitos.

Prevención

La investigación en este campo ha demostrado que algunos tipos de cáncer de colon se originan a partir de pólipos (pequeños bultos benignos). La detección precoz y extracción de estos pólipos puede ayudar a prevenir la aparición de la enfermedad. Una de las causas de la aparición de cáncer de colon es la predisposición genética debida a alteraciones en algunos genes por lo tanto, los individuos con familiares que son o han sido afectados por la enfermedad deben acudir a exámenes médicos periódicamente. Algunos hábitos poco saludables también podrían ser la causa de la aparición de la enfermedad, de manera que seguir los siguientes consejos puede resultar muy beneficioso:

No abusar del alcohol ni el tabaco.
Controlar la obesidad.Se debe evitar el sobrepeso y el exceso de calorías en la dieta.
Mantener una actividad física adecuada a la edad.
Realizar ejercicio físico de manera regular.

En cuanto a la alimentación, seguir una dieta equilibrada constituye un importante factor preventivo. Es aconsejable, por tanto, seguir las siguientes recomendaciones:

No abusar de comidas ricas en grasas.
Disminuir el consumo de grasas de manera que no superen el 20% del total de calorías de la dieta.
Consumir preferentemente grasas monoinsaturadas (aceite de oliva) y poliinsaturadas (aceite de pescado).
Disminuir el consumo de carnes rojas.
Aumentar el consumo de pescado y pollo.
Incorporar a la dieta alimentos ricos en fibra. Tomar una cantidad de fibra de al menos 25 gramos diarios, en forma de cereales y pan integral.
Aumentar la ingesta de frutas y verduras. Consumir cantidades óptimas de frutas y vegetales, especialmente del género Brassica (coliflor, coles de Bruselas, bróculi), así como de legumbres.

Diagnósticos

El cáncer de colon tiene unas expectativas muy positivas si se detecta precozmente. El médico informa a la persona afectada sobre el estado de la enfermedad, su tratamiento, los efectos secundarios del mismo y dónde encontrar asociaciones de apoyo. Para detectar un cáncer de colon se utilizan varias técnicas, como las que se describen a continuación:

Tacto rectal. Es una exploración física que el médico realiza introduciendo un dedo en el ano para detectar anomalías en la parte inferior del aparato digestivo, como, por ejemplo, sangre, bultos anormales o si el paciente siente dolor.
Sigmoidoscopia. Es una exploración que consiste en introducir por el ano un tubo que transmite luz e imagen, y que se llama endoscopio. Con él se puede examinar el recto y la parte final del colon (unos 60 cm), y detectar algunos de los pólipos que pudiera haber allí.
Colonoscopia. Es una exploración similar a la sigmoidoscopia, pero el tubo utilizado es más largo y permite recorrer todo el colon. Facilita la toma de muestras de tejido (biopsia) en áreas en las que se sospecha que pudiera haber algún tumor, y después se realiza un estudio con un microscópico. Normalmente se realiza con anestesia y el riesgo de que surjan complicaciones es muy bajo.
Estudio genético. Si existen antecedentes familiares o se sospecha de la posibilidad de un cáncer hereditario, es aconsejable realizar un estudio genético para detectar anomalías. En caso de existir alteraciones genéticas en la familia, se deben iniciar las exploraciones de colon y recto a una edad temprana (20 años) y continuarlas periódicamente.
Prueba de sangre oculta en heces (SOH). También se la conoce con sus siglas en inglés: FOBT, y consiste en una prueba para detectar sangre en las heces. Se ha demostrado que esta prueba reduce la probabilidad de muerte por cáncer de colon.
Enema de bario con doble contraste. Consiste en una serie de radiografías del colon y el recto que se toman después de que al paciente se le haya aplicado un enema (lavativa) con una solución blanca calcárea que contiene bario para mostrar radiológicamente con detalle el colon y el recto.

Tratamientos

Entre los tratamientos que se siguen comúnmente están: la cirugía o extirpación de la zona afectada, la radioterapia o aplicación de rayos de alta energía con la finalidad de destruir las células malignas, la quimioterapia o administración de fármacos que destruyen las células cancerosas y la inmunoterapia o estimulación del propio sistema defensivo del paciente para que sea éste el que elimine las células dañinas. Aunque estos tratamientos no deberían acarrear graves trastornos, ninguno de ellos está exento de efectos secundarios, que pueden ser más o menos graves según el paciente.

Cirugía: Mediante una operación en quirófano, se extrae la parte afectada por el cáncer. Se practica en todas las etapas de extensión de la enfermedad, pero cuando se trata de tumores en fase inicial se puede extraer un pólipo mediante el colonoscopio para examinarlo. Según los resultados, se extirpará el cáncer y una parte circundante de tejido sano, y luego se limpian los ganglios de la zona. Otra posibilidad es realizar una apertura desde el colon hacia el exterior (colostomía), en cuyo caso la persona tendrá que usar una bolsa especial de uso externo donde se recogerán las heces. La colostomía puede ser transitoria o permanente.
Radioterapia. Consiste en aplicar rayos de alta energía sobre la zona afectada, con el fin de destruir las células cancerosas. Sólo afecta a la zona en tratamiento, y puede aplicarse antes de la cirugía (para reducir el tumor y poder extraerlo más fácilmente), o después de la cirugía (para terminar de destruir las células cancerosas que pudieran haber quedado).
Quimioterapia. Consiste en la administración de fármacos que destruyen las células cancerosas. Se realiza insertando un tubo en una vena (catéter), e inyectando los fármacos a través de un sistema de bombeo. Suele administrarse tras la operación quirúrgica.
Inmunoterapia. Consiste en estimular o restaurar las propias defensas inmunitarias del organismo. Para ello se emplean productos naturales o fabricados en el laboratorio.

http://www.dmedicina.com/enfermedades/cancer/cancer-de-colon-1

http://es.wikipedia.org/wiki/Cáncer_colorrectal

Fármacos indicados:

Bevacizumab
Panitumumab
Cetuximab
Sunitinib
JX-594 y siRNAs
Vacuna de células madre
Terapia Génica Antisentido
Cannabinoides
Regorafenib
Metformina
Ablación por Radiofrecuencia

Vídeo:

Visitas: 9803

1 #68
2012-10-05 11:55:29

Braulio

Identificada una nueva función de una proteína implicada en el cáncer de colon

La revista 'Cell Reports' publica el estudio

Una nueva variante de la enzima denominada 'IKKα' está implicada en la activación de genes que participan en la progresión tumoral del cáncer colorrectal. El hallazgo, conseguido por un equipo de Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas, puede ayudar a diseñar medicamentos que inhiban esta enzima y mejoren el tratamiento contra la enfermedad.


IMIM | 03 octubre 2012 12:21

Investigadores del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) han determinado la función que tiene una nueva variante de la enzima IKKalpha (IKKα) en la activación de algunos de los genes involucrados en la progresión tumoral del cáncer colorrectal. El estudio se publica en la revista Cell Reports, la primera de acceso abierto del grupo Cell.

Los científicos confían en que el avance permita diseñar nuevos fármacos que inhiban esta enzima de forma específica, y que sean menos tóxicos para el resto de células del organismo. De esta forma se podría mejorar el tratamiento contra este tipo de cáncer.

El estudio ha sido la culminación de la investigación realizada previamente por el Grupo de Investigación en Células madre y Cáncer del IMIM, que había demostrado que existía una relación entre la activación de la enzima IKKα y la aparición de cáncer colorrectal en humanos.

"Hemos estudiado cuáles son las peculiaridades que distinguen la actividad pro-tumoral del IKKα de sus actividades fisiológicas normales, que se sabe que son esenciales para la supervivencia de las células no cancerosas y que, por tanto, no pueden ser inhibidas farmacológicamente sin provocar un gran daño al organismo", explica Luis Espinosa, miembro del grupo y director del trabajo.

El IKKα es un tipo de enzima del grupo de las quinasas. Estas enzimas son proteínas que actúan sobre otras añadiéndoles un fosfato y modificando así su función. La variante P45-IKKα identificada se encuentra en el núcleo de las células cancerosas y su acción es esencial para hacer crecer el tumor.

"La novedad más grande de nuestro hallazgo es que hemos identificado una nueva forma de la quinasa IKKα, que está implicada principalmente en la activación de genes que participan en la progresión tumoral, y que es diferente de la actividad mayoritaria de esta quinasa en las células normales", apunta Espinosa.

Para llevar a cabo la investigación se han analizado un total de 288 muestras humanas de cáncer colorrectal, identificando la presencia de P45-IKKα en la mayoría. Se ha demostrado que el bloqueo específico de esta nueva forma de IKKα evita el crecimiento de las células de este tipo de cáncer.

Los resultados de este trabajo abren la puerta a múltiples vías de investigación encaminadas a descubrir los mecanismos de generación y activación de esta enzima P45-IKKα. El objetivo es identificar posibles inhibidores más efectivos contra las células tumorales, pero que sean menos tóxicos para el resto de células del organismo.

Aunque estos resultados suponen un avance importante para entender los mecanismos de la progresión tumoral, habrá que seguir investigando antes de poder considerar una futura aplicación terapéutica de este tipo de fármaco en enfermos de cáncer de colon.

Referencia bibliográfica:

Pol Margalef, Vanessa Fernández-Majada, Alberto Villanueva, Ricard Garcia Carbonell, Mar Iglesias, Laura López, María Martínez-Iniesta, Jordi Villà-Freixa, Mari Carmen Mulero, Montserrat Andreu, Ferran Torres, Marty W Mayo, Anna Bigas, Lluis Espinosa. “A novel truncated form of IKK is responsible for specific nuclear IKKα activity in Colorectal Cancer”. Cell Reports, octubre de 2012.


http://www.agenciasinc.es/Noticias/Identificada-una-nueva-funcion-de-una-proteina-implicada-en-el-cancer-de-colon


http://www.rtve.es/alacarta/videos/telediario/cientificos-descubren-proteina-implicada-desarrollo-del-cancer-colon/1543775/

2 #61
2012-05-10 06:37:01

Michel

Científicos vascos logran diagnosticar el cáncer de colon con un análisis de sangre
La prueba, patentada ya aunque pendiente aún de ensayo a gran escala, evitará el análisis de heces y la mayoría de las colonoscopias

Fermín Apezteguia - 08/05/2012

La lucha contra el cáncer avanza en distintos frentes. Un equipo de investigación vasco, formado por científicos de diferentes disciplinas, ha patentado un revolucionario sistema de diagnóstico del cáncer colorrectal consistente en un simple análisis de sangre. Si se confirman los resultados obtenidos hasta la fecha, que son muy prometedores, un pinchazo en el brazo bastará para dejar atrás la búsqueda de señales de la enfermedad en la sangre oculta en las heces; y además evitará en la mayoría de los casos la realización de colonoscopias, un examen bastante más caro y molesto para el paciente. Las conclusiones del trabajo, dadas a conocer ayer y pendientes aún de dos nuevos ensayos con humanos, uno de ellos a gran escala, son la consecuencia de ocho años de trabajo conjunto entre el Servicio de Oncología Médica del hospital de Cruces, el departamento de Inteligencia Artificial de la Facultad de Informática de San Sebastián y el centro tecnológico Gaiker IK4.

El avance, de confirmarse en las pruebas pendientes, supondría un cambio radical en el diagnóstico del cáncer colorrectal, que en todo el mundo se practica de igual manera, según explicó a EL CORREO la doctora en Química Paloma Aldamiz-Echebarria, del área de Explotación de Recursos del centro tecnológico de Bizkaia. Los tumores del colon y el recto figuran entre los más letales, pero también entre los que mejor pronóstico tienen si se detectan a tiempo. El cáncer más frecuente entre las mujeres continúa siendo el de mama; y entre los hombres, los de pulmón y próstata. Pero si se suman las cifras de incidencia en ambos sexos, el de colon se lleva la palma.

En la actualidad, existe una prueba de cribado poblacional, un examen que se ofrece a la población de riesgo mayor de 50 años, consistente en buscar restos de sangre, inapreciables a simple vista, en una muestra de heces. Suele ser un estudio determinante para detectar el tumor, pero no definitivo. Genera bastante rechazo entre los pacientes -en Euskadi cuatro de cada diez se niegan a practicárselo- y el 65% de los resultados son finalmente falsos positivos. Las sospechas resultan ser infundadas.

Los pacientes que se cree que sufren la enfermedad han de someterse después a una colonoscopia, un examen más complicado, consistente en introducir por el ano una sonda flexible que examina el colon en busca de posibles lesiones tumorales. La práctica de esta prueba tiene un coste de 400 a 500 euros por paciente, cifra que incluye, entre otros gastos, la financiación del servicio de anestesia.

El equipo investigador, dirigido en el hospital de Cruces por el jefe del servicio de Oncología Médica, Guillermo López Vivanco, buscaba algo más sencillo y poco costoso, que redujera gastos y evitara tantas molestias a los pacientes. El análisis del tejido de más de 170 personas les llevó a sospechar que los marcadores tumorales que habían encontrado en los restos de intestino de los pacientes, unos sanos y otros enfermos, tal vez podrían hallarlos también en la sangre. Un modelo matemático diseñado por la Facultad de Informática de la Universidad del País Vasco y el posterior trabajo de investigación llevado a cabo en los laboratorios de Gaiker IK4 permitió comprobar que, efectivamente, la extracción de un poco de sangre permite el mismo objetivo.

Examen a 7.000 personas

La fiabilidad de las pruebas es del 95%, lo que significa que habría sólo un 5% de pacientes que deberían someterse a una colonoscopia para verificar el resultado. El coste de la prueba rondaría los 150 euros, muy por encima de los 7 u 8 que viene a costar un análisis de heces, pero muy por debajo de los 400 o 500 de las colonoscopias. Los investigadores aseguran que desde el punto de vista económico también resulta "muy rentable". ¿Qué falta ahora?

Falta que las conclusiones obtenidas en el hospital se corroboren con otros dos ensayos en humanos. "Un 95% es un primer resultado muy bueno. Quizás cuando se amplíe la muestra baje algo, pero no nos habrían dado la patente si no tuviéramos visos razonables de éxito", auguró la bioquímica Paloma Aldamiz-Echebarria. La primera prueba consistirá en analizar a 200 personas. Si la respuesta se repite, habría que hacer un trabajo a gran escala, con más de 7.000 individuos y la colaboración de Estados Unidos, para ver si los marcadores hallados funcionan también en otras razas. Los investigadores van a necesitar voluntarios y también financiación.

http://ciencia.diariovasco.com/bichos-humanos/2012-05-08/cientificos-vascos-logran-diagnosticar-cancer-20120508.html

3 #20
2012-03-12 12:37:45

Julio

Un gen multiplica la supervivencia en el cáncer colorrectal
La variación en el tiempo de vida va de un año a nueve en función de sus mutaciones

Un test de cinco minutos para evitar el cáncer de colon
Tema: el cáncer

Emilio de Benito Madrid 16 ENE 2012 - 20:18 CET

Científicos del Instituto de Investigación del hospital Vall d’Hebron de Barcelona (VHIR por sus siglas en catalán) han descubierto la relación entre el nivel de una proteína y la supervivencia al cáncer colorrectal. Se trata de la MYO1A, y la correspondencia es espectacular: las personas con niveles bajos sobreviven menos de un año; los que tienen mucha llegan a los nueve años.

“Este hallazgo sitúa al MYO1A en una posición protagonista en los tumores colorrectales, hasta el punto de tratarse de un gen supresor del tumor capaz de modificar la supervivencia de los pacientes y actuar como factor pronóstico”, indican los autores del trabajo, que publica la revista Proceedings of National Academy of Science (PNAS).

La proteína –cuyo nombre es miosina 1 a- es una vieja conocida, pero no se le había dado importancia porque se suponía que tenía un papel meramente estructural en el epitelio del colon. “Lo que parecía un gen con un papel meramente estructural con poca importancia, por así decirlo, ha resultado ser clave en la diferenciación de las células de tumores colorrectales”, ha dicho Diego Arango, director del estudio.

El gen MYO1A (cada gen se llama como la proteína que codifica) aparece mutado en el 32% de los tumores. Por ello, cuando se altera y se inactiva, se pierde la capacidad de diferenciación de las células epiteliales, traduciéndose en bajos niveles de MYO1A, un mayor crecimiento tumoral, peor pronóstico de los pacientes y menor supervivencia, explican los investigadores.

A medio plazo esto puede indicar que si se sabe cómo activar el gen, se podrán reducir las muertes por este tipo de cáncer. Este tipo de cáncer causó en 2009 –último año en que el Instituto Nacional de Estadística tiene datos- unos 14.000 muertos, de los que dos terceras partes eran hombres.

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/01/16/actualidad/1326741517_735853.html

1

Mostrando Registros desde el 1 hasta el 3 de un total de 3

Nick:
Email: No se publicará
Comentario: Tags HTML permitidos <blockquote>citas<strong>negrita<em>cursiva <u>subrayado<li>elemento lista <ul>ordenada<ol>numérica y sus cierres (url y saltos de línea se convierten automáticamente)
 
  Acepto las condiciones de uso

Todos los campos obligatorios

 

 

 

Cánceres.info
www.000webhost.com