Bienvenido hoy es Domingo, 21 de enero de 2018 | 22:20



Búsqueda


Búsqueda Avanzada

de Fármacos


Anatomía


A tener en cuenta:


Teoría Básico

cáncer



Cánceres más visitados

Fármacos más visitados

Novedades Fármacos/Tratamientos

Últimos comentarios

samararestoration

Dulcamara

Msd filmtabletten

Corriveau

Dulcamara

Donde conseguir en caracas

pogakinae

Acido Aminolevulinico

viagra russian pop group members.

Chalogawah

Inhibidores de la proteina PARP

Free Video to MP3 Converter enables you to extract audio from video files and then convert it to...

mazobeguk

Acido Aminolevulinico

viagra levitra and cialis what the difference.



Sigue las noticias por


Total Visitados

1159148

Nombre:

Cáncer de hígado (primario)

Frecuencia: Común

Supervivencia: Corta

Sistema o Aparato: Digestivo/Gastrointestinal

Sistema o Aparato secundario:

Gráfico:

Imagen:

Información: El carcinoma hepatocelular es un tumor relativamente poco común en los Estados Unidos, aunque su incidencia va en aumento, sobre todo en lo que concierne a la propagación de la infección de la hepatitis C.[1] Sin embargo, es el cáncer más común en otras partes del mundo. El carcinoma hepatocelular es potencialmente curable con resección quirúrgica, pero la cirugía es el tratamiento preferido para una fracción muy pequeña de pacientes con enfermedad localizada.[2] El pronóstico depende del grado de reemplazo del tumor local y de la extensión del daño de la función hepática. La terapia que no sea resección quirúrgica se administra mejor como parte de una prueba clínica. Dichas pruebas evalúan la eficacia de la quimioterapia sistémica o de infusión, de ligadura o embolización de la arteria hepática, inyección percutánea de etanol, ablación de radiofrecuencia, crioterapia y anticuerpos marcados con isótopos radioactivos, a menudo en conjunción con resección quirúrgica, radioterapia o ambas. Se ha informado de remisiones largas en algunos estudios que emplean estos enfoques.[2] El carcinoma hepatocelular puede coexistir con el cáncer de conductos biliares (colangiocarcinoma).[3]

El carcinoma hepatocelular está asociado con cirrosis en 50%-80% de los pacientes; 5% de los pacientes cirróticos eventualmente desarrollan cáncer hepatocelular, que a menudo es multifocal.

La infección de hepatitis B [2,4] y la infección de hepatitis C [5] parecen ser las causas más significativas de carcinoma hepatocelular a través del mundo, particularmente en pacientes que padecen de antigenemia continua y en aquéllos que tienen hepatitis crónica activa. En una de las series se descubrió que los pacientes masculinos con más de 50 años de edad, con ambas infecciones, hepatitis B y C, podrían correr un riesgo particularmente alto de cáncer hepatocelular.[6] [Nivel de evidencia: 3iii] Existen pruebas de que los pacientes con infección de ambos tipos de hepatitis B y C, que consumen más de 80 gramos de alcohol por día, tienen un riesgo más alto de desarrollar cáncer (una probabilidad de 7.3) cuando se les compara con pacientes que se abstienen de tomar alcohol.[7] Además, tener un pariente cercano con hepatitis B más carcinoma hepatocelular, se relaciona con un aumento del riesgo (coeficiente de riesgo 2.41) en aquellos familiares portadores de hepatitis B.[8]

También se ha visto implicada la aflatoxina como factor importante en la etiología del cáncer hepático primario en aquellas partes del mundo donde esta micotoxina se encuentra en grandes cantidades en los alimentos ingeridos.[4,9] Los trabajadores que estuvieron expuestos al cloruro de vinilo antes de que se establecieran controles para el polvo de cloruro de vinilo desarrollaron sarcomas hepáticos, generalmente angiosarcomas. También se presentan otros sarcomas de origen vascular y muscular liso.

Los síntomas primarios de carcinoma hepatocelular son aquéllos que se presentan en la forma de una masa hepática. En aquellos pacientes con enfermedad cirrótica subyacente, un aumento progresivo de fetoproteína alfa (AFP, siglas en inglés) o de fosfatasa alcalina, o un deterioro rápido de la función hepática pueden ser el único indicio de la presencia del neoplasma. Los pacientes con esta enfermedad rara vez padecen de policitemia, hipoglucemia, hipercalcemia o disfibrinogenemia. El marcador biológico, AFP, es útil para el diagnóstico de este neoplasma. Por medio de una técnica de radioinmunoanálisis, 50%-70% de los pacientes en los Estados Unidos que tienen carcinoma hepatocelular tienen niveles elevados de AFP. Sin embargo, los pacientes con otras malignidades (carcinoma de células germinales y, rara vez, carcinoma pancreático y gástrico) también presentan niveles séricos elevados de esta proteína. Se ha mostrado que los niveles de AFP tienen importancia pronóstica, siendo la supervivencia media de los pacientes negativos a AFP significativamente mayor a la de pacientes positivos a AFP.[10,11] Otras variables que sirven de pronóstico son el estado de rendimiento, las funciones hepáticas,[12] y la presencia o ausencia de cirrosis y su severidad en relación a la clasificación Child-Pugh.[13]

Los pacientes en lista para ser sometidos a una posible resección requieren de una evaluación preoperatoria con angiografía junto a una tomografía computarizada (CT) helicoide, o imágenes por resonancia magnética (MRI), con angiografía de resonancia magnética; estas exploraciones han evitado la necesidad de llevar a cabo angiografías en la mayoría de los pacientes. La información sobre la anatomía arterial es útil para el cirujano que lleva a cabo la operación y puede excluir a algunos pacientes de ser considerados para la resección. Las exploraciones dinámicas de TAC y de MRI pueden documentar la relación del tumor con las venas portales y hepáticas (y, en ocasiones, la complicación de estas estructuras), delineando los tumores para los cuales las posibilidades de curación quirúrgica son remotas.[14] La evaluación laparoscópica podría detectar enfermedad metastásica, enfermedad bilobar o remanentes hepáticos inadecuados, y por lo tanto obviar la necesidad de practicar una cirugía de exploración abierta.[15] http://www.meb.uni-bonn.de/cancernet/spanish/101195.html

Fármacos indicados:

Electroporación Irreversible
Ablación por Radiofrecuencia
Ablación por Microondas
Ultrasonido focalizado de alta intensidad
Ablación por Láser

Vídeo:

Visitas: 2565

Mostrando Registros desde el 1 hasta el 0 de un total de 0

Nick:
Email: No se publicará
Comentario: Tags HTML permitidos <blockquote>citas<strong>negrita<em>cursiva <u>subrayado<li>elemento lista <ul>ordenada<ol>numérica y sus cierres (url y saltos de línea se convierten automáticamente)
 
¿Eres humano? Sensible (M/m)
  Acepto las condiciones de uso

Todos los campos obligatorios

 

 

 

Cánceres.info
www.000webhost.com