Bienvenido hoy es Viernes, 20 de octubre de 2017 | 17:35



Búsqueda


Búsqueda Avanzada

de Fármacos


Anatomía


A tener en cuenta:


Teoría Básico

cáncer



Cánceres más visitados

Fármacos más visitados

Novedades Fármacos/Tratamientos

Últimos comentarios

Peterwhola

Dulcamara

HOTPROCEED

Dulcamara

generic for sale in australia

Other Person

Dulcamara

order online overnight delivery

Walterroodo

Dulcamara

comentariosenespanol

Tisagenlecleucel

La potencia es la capacidad del hombre de la organización de los contactos sexuales. Correcta de...



Sigue las noticias por


Total Visitados

1086958

Nombre:

Melanoma

Frecuencia: Común

Supervivencia: Corta

Sistema o Aparato: Piel

Sistema o Aparato secundario:

Gráfico:

Imagen:

Información: Melanoma es el nombre genérico de los tumores melánicos o pigmentados1 2 (mélas (μελας gr.) "negro" + -o-ma 1 (-ομα gr.) "tumor") o una grave variedad de cáncer de piel, causante de la mayoría de las muertes relacionadas con el cáncer de piel. Se trata de un tumor generalmente cutáneo, pero también del intestino y el ojo (melanoma uveal) y altamente invasivo por su capacidad de generar metástasis. A pesar de varios años de investigaciones extensivas, el único tratamiento efectivo es la resección quirúrgica del tumor primario antes de que logre un grosor mayor de 1 mm.



Cerca de 160.000 casos nuevos de melanoma se diagnostican cada año alrededor del mundo y resulta más frecuente en hombres y personas de raza blanca3 que habitan regiones con climas soleados.4 De acuerdo con el reporte de la Organización Mundial de la Salud, ocurren cerca de 48.000 muertes relacionados con el melanoma cada año.5 Se estima que el melanoma maligno produce un 75% de las muertes asociadas al cáncer de piel.6

Por lo general, el riesgo de un individuo de contraer un melanoma depende de dos grupos de factores: intrínsecos y ambientales. Los factores intrínsecos incluyen la historia familiar y el genotipo heredado, mientras que el factor ambiental más relevante es la exposición a la luz solar.7

La radiación causa daño al ADN de las células, típicamente una dimerización de la timina que, al no ser reparado por la maquinaria intracelular, crea mutación en los genes celulares. Cuando la célula se divide, estas mutaciones se propagan a nuevas generaciones de células. Si la mutación ocurre justo sobre un protooncogén (dará lugar a un oncogén) o si se produce en genes supresores tumorales, la velocidad de la mitosis o división celular en las células con las mutaciones se vuelve descontrolada, conllevando a la formación de un tumor. La mayoría de los estudios sobre quemaduras sugieren una relación positiva o directa entre las quemaduras a edades tempranas y el consiguiente riesgo de padecer melanoma.

La piel es el órgano de mayor tamaño del cuerpo. Protege el cuerpo de la temperatura, la luz solar, las heridas y las infecciones. La piel tiene tres capas principales: la epidermis (capa superior o externa), la dermis (capa inferior o interna) y la hipodermis (capa que contiene los adipocitos).

Cuando el melanoma comienza en la piel, la enfermedad se denomina melanoma cutáneo. El presente sumario del PDQ trata el melanoma cutáneo (de la piel). Se puede presentar un melanoma también en el ojo y se denomina melanoma intraocular u ocular. (Para mayor información, consultar el sumario del PDQ sobre el Tratamiento del melanoma intraocular [relacionado con el ojo].)

Hay tres tipos de cáncer de piel:

-Melanoma. -Cáncer de piel de células basales. -Cáncer de piel de células escamosas.

Carcinoma de células basales: Tipo de cáncer de la piel que se origina en las células basales. Estas son células pequeñas y redondas ubicadas en la parte más baja (o base) de la epidermis, que es la capa más externa de la piel.

Carcinoma de células escamosas: cáncer que empieza en las células escamosas, que son células delgadas y planas que se parecen a las escamas de los peces. Las células escamosas se encuentran en el tejido que forma la superficie de la piel, el recubrimiento de los órganos huecos del cuerpo, como los conductos de los aparatos respiratorio y digestivo. También se llama carcinoma epidermoide El melanoma es más agresivo que el cáncer de piel de células basales o el cáncer de piel de células escamosas.11 12


http://es.wikipedia.org/wiki/Melanoma

Melanoma

El melanoma es un tumor maligno de los melanocitos. La mayoría de los melanomas se localizan en la piel y menos frecuentemente en mucosas, pero dado el origen de los melanocitos -derivan de la cresta neural-, pueden observarse en otras localizaciones como retina y meninges donde también migran los melanocitos.

Epidemiología: en los últimos años ha existido un crecimiento exponencial de los casos melanoma, en varios países europeos el aumento de incidencia anual supera el 2%. El riesgo de desarrollar un melanoma en un individuo nacido en la actualidad es del 1,88% lo que equivale a que uno de cada 53 personas desarrollará un melanoma a lo largo de su vida. El melanoma representa el 2,5% de todos los canceres y es responsable del 1-2% de las muertes por cáncer. El melanoma es la causa más frecuente de muerte entre las enfermedades cutánea, supone un 4% de todos los cánceres cutáneos pero es la causa del 80% de las muertes por cancer cutáneo. El 41% de los melanomas se diagnostican antes de los 55 años, siendo este un cáncer muy importante en relación a la reducción en la esperanza de vida de los pacientes. A pesar del aumento de la incidencia de melanoma, la mortalidad por este tumor es estable, sugiriendo que la mayor incidencia se debe al diagnóstico de lesiones de pequeño tamaño sin conocerse su evolución. Es especialmente llamativo el rápido aumento de la incidencia en mujeres de menos de 40 años, grupo en el cual ha pasado a el cancer de mama, siendo el cáncer más prevalente. El melanoma se desarrolla de " novo" en el 75% de los casos y en el 25% se desarrolla sobre un nevus preexistente. Los individuos con piel clara, rubios o pelirrojos se ven más afectados. Los pacientes de raza negra tienen una incidencia 10 veces menor que los de raza blanca. Un 50% de melanomas se observan en personas menores de 50 años y el 35% en menores de 35 años. El 95% de melanomas se desarrolla en la piel, pero pueden desarrollarse en otras localizaciones como el ojo y mucosa oral o genital. Un 3% de pacientes desarrollan melanomas ocultos (enfermedad metastásica sin evidencia de tumor primario).

Etiologia:

En el desarrollo de melanoma existen factores genéticos, familiares y ambientales. Los factores familiares y genéticos incluyen el fototipo de piel, el numero de nevus melanociticos, la presencia de nevus atípicos y la historia familar de cancer cutáneo. Dentro de los factores ambientales y también relacionados con los factores familiares están la exposición a radiación ultravioleta, la disminución de la capa de ozono, enfermedades o medicaciones que asocien inmunosupresión y el estatus económico.

La radiación solar -ultravioleta- es el factor etiopatogénico más importante en el desarrollo del melanoma maligno. El papel de la radiación ultravioleta en el desarrollo del melanoma viene apoyado por diversas observaciones como, por ejemplo, su mayor frecuencia en personas con fototipos de piel claros, especialmente si han emigrado hacia zonas de clima soleado, y también su mayor prevalencia entre aquellas personas que tienen exposiciones solares intermitentes e intensas. Este concepto es objeto de debate por autores con amplia experiencia en la materia Video Dr. Ackerman 1 2 3 4.

Tabla I

Factores que aumentan el riesgo de desarrollar melanoma

Aumentan mucho


Número elevado de nevus

Presencia de nevus atípicos en pacientes con antecedentes familiares de melanoma (2)

Lesiones pigmentadas con cambios clínicos

Moderadamente aumentado


Historia previa de melanoma

Historia familiar de melanoma

Nevus atípicos sin historia familiar de melanoma

fototipo de piel clara

discretamente aumentado


Quemadura solar fácil, sin pigmentación

Lentígines múltiples

Inmunosupresión por trasplante

Existen varios factores de riesgo que aumentan la posibilidad de desarrollar un melanoma, resumidos en la tabla I. Los factores de riesgo más importante son la presencia de antecedentes de melanoma familar, un número elevado de nevus y la historia de melanoma previo. La existencia de casos de melanoma familar representa un factor de riesgo de desarrollo de melanoma y puede ser debida a diversos factores. Existe un porcentaje de casos en los cuales el melanoma es hereditario y se relaciona con mutaciones del gen CDKN2A y menos frecuentemente del gen CDK4. El gen CDKN2A codifica 2 proteínas de supresión tumoral p16 (P16 o INK4A) y p14 (P14 o ARF). El desarrollo de melanoma familiar asociado a estas mutaciones probablemente representa menos del 1% de los casos de melanoma. El screning de esta mutación solo está justificado en trabajos de investigación ya que la prevalencia es muy baja y no cambia el tratamiento y seguimiento de estos pacientes. La existencia previa de un melanoma es otro factor de riesgo importante, el riesgo relativo de desarrollar un segundo melanoma es 70 veces superior al de desarrollar un primer melanoma. La existencia de nevus melanocíticos congénitos o de múltiples nevus adquiridos representa también un factor de riesgo importante de desarrollo de melanoma maligno. Las personas que presentan más de 50 nevus melanocíticos comunes tienen un factor de riesgo 3 veces superior al de la población normal, y las personas que tienen más de 100 nevus tienen 7,6 veces más riesgo de desarrollar un melanoma. Los nevus melanocíticos congénitos gigantes tienen un riesgo de transformación maligna del 6% al 8%, y generalmente desarrollan melanoma antes de los 10 años de edad del paciente. Los nevus melanocíticos congénitos pequeños no parecen presentar un riesgo aumentado. La existencia de nevus melanocíticos atípicos son un marcador de riesgo de desarrollar melanoma.

La fotosensibilidad con desarrollo de quemaduras solares fáciles sin desarrollo de pigmentación, se observa en personas de fototipo claro, está determinada por polimorfismos en el receptor de la melanocortina 1 (MCR1) que se observan en personas de piel clara o pelirrojas, la presencia de eumelanina (pigmento marrón) o feomelanina (pigmento rojo o amarillo) viene determinada por variantes del gen receptor de la melanocortina en los melanocitos. La feomelanina puede tener un efecto amplificador del daño mutagénico de la radiación ultravioleta, contribuyendo al aumento del riesgo del cancer cutáneo observado en los individuos pelirrojos.

Otros factores de riesgo identificados incluyen agentes químicos, físicos e inmunológicos.

El desarrollo de melanoma es más frecuente y más agresivo en los pacientes con inmunosupresión. La causa de la inmunosupresión es variable y puede incluir inmunodeficiencias primarias, linfomas, tratamientos inmunosupresores o la infección por el virus de inmunodeficiencia humana.

http://www.uv.es/derma/CLindex/CLmelanoma/CLmelanoma.htm


DEFINICIÓN
El melanoma es una proliferación neoplásica
maligna de melanocitos, que casi siempre se origina
a partir de los melanocitos de la unión dermoepidérmica.
Mucho más raro es el origen de un
melanoma a partir del componente intradérmico
de un nevo melanocítico preexistente.
ETIOLOGÍA
Aunque la etiología del melanoma se desconoce,
si se sabe que existen una serie de factores de
riesgo que aumentan la posibilidad de desarrollar
este tumor. Algunos de estos factores se deben a
características de susceptibilidad individual, como
son las personas de piel clara, que se broncean con
dificultad tras la exposición solar y que tienen facilidad
para la quemadura solar, con ojos azules y
cabello rubio o pelirrojo. También sabemos que los
pacientes que han tenido un melanoma tienen
mayor riesgo de desarrollar un segundo melanoma.
Los antecedentes familiares de melanoma, así como
el padecer un síndrome del nevo displásico o síndrome
BK (familias con un elevado número de
nevos de Clark e incidencia familiar de melanoma),
un número muy elevado de nevos melanocíticos
(más de 50) salpicados por toda la superficie corporal
y los nevos melanocíticos congénitos, más
cuanto más grandes, también constituyen factores
de riesgo. En los pacientes que sufren algunas de
las enfermedades que cursan con defectos congénitos
en los mecanismos reparadores del ADN, como
el xeroderma pigmentoso, la neurofibromatosis o el
síndrome de Cowden, también existe un riesgo
aumentado de desarrollar un melanoma. Además
existen factores de riesgo ambientales, como son la
exposición prolongada a la radiación ultravioleta o
los antecedentes de quemadura solar en la infancia.
CLÍNICA
La mayoría de los melanomas primarios de la
piel se originan de novo, es decir sin relación con
lesiones melanocíticas preexistentes, y en series
amplias, parece ser que sólo un 15-20% de los
melanomas se desarrollarían sobre nevos melanocíticos
preexistentes. La lesión inicial consiste en una
mácula, asimétrica, de coloración irregular, con
bordes dentados y mayor de 6 mms de diámetro.
Estas cuatro características clínicas, que constituyen
la denominada regla ABCD del melanoma (A: asimetría,
B: bordes irregulares, C: color abigarrado y
D: diámetro mayor de 6 mms) también pueden
observarse en lesiones melanocíticas benignas, por
lo que no constituyen criterios absolutos.
De acuerdo con la teoría del comportamiento
biológico de los melanomas propuesta originalmente
por Clark, existen cuatro variantes clínicopatológicas
de melanoma (Tabla 1). En algunos
melanomas, como el melanoma lentigo maligno, el
melanoma de extensión superficial y el melanoma
acrolentiginoso predomina la fase de crecimiento
radial u horizontal durante periodos prolongados
de tiempo. En esta fase de crecimiento radial el
melanoma crece en el interior del epitelio de la
epidermis y/o los anejos, pero sin invadir la dermis
subyacente, y sólo después de un periodo de tiempo
prolongado se iniciaría la fase de crecimiento
vertical, en la que los melanocitos neoplásicos en
su proliferación romperían la membrana basal que
separa la epidermis de la dermis y la neoplasia
penetraría en la dermis, con la posibilidad de invadir
estructuras vasculares y producir metástasis a
distancia.

http://www.e-dermatosis.com/pdf-zip/Derma090.pdf

Melanoma

Es el tipo de cáncer cutáneo más peligroso y es la causa principal de muerte por enfermedades de la piel.

El melanoma también puede comprometer la parte coloreada del ojo. Para obtener información respecto a esta forma de melanoma, ver el artículo: melanoma del ojo.

Ver también:

Cáncer de piel de células basales
Cáncer de piel escamocelular

Causas

El melanoma es causado por cambios en las células llamadas melanocitos, las cuales producen un pigmento en la piel denominado melanina. La melanina es responsable del color de la piel y del cabello. El melanoma puede aparecer en la piel normal , o puede originarse como un lunar o alguna otra área que haya cambiado de aspecto. Algunos lunares presentes al momento de nacer pueden convertirse en melanoma.

Existen cuatro tipos principales de melanoma:

Melanoma de extensión superficial: es el tipo más común. Generalmente es plano e irregular en forma y color, con sombras variables de negro y marrón; es más común en personas de raza blanca.
Melanoma nodular: generalmente empieza como un área elevada de color azul-negruzco oscuro o rojo-azulado, aunque algunos no tienen ningún color.
Melanoma lentigo maligno: generalmente aparece en las personas de edad avanzada. Ocurre más comúnmente en la piel dañada por el sol en la cara, el cuello y los brazos. Las áreas de piel anormal generalmente son grandes, planas y de color marrón con áreas de color café.
Melanoma lentiginoso acral: es la forma menos común de melanoma. Generalmente ocurre en las palmas de las manos, las plantas de los pies o por debajo de las uñas y es más común en las personas de raza negra.

Rara vez, los melanomas se desarrollan en la boca, en el iris del ojo o en la retina en la parte posterior del ojo. Se pueden descubrir durante exámenes dentales u oculares. Aunque es muy raro, el melanoma también puede desarrollarse en la vagina, el esófago, el ano, las vías urinarias y en el intestino delgado.

El melanoma no es tan común como otros tipos de cáncer; sin embargo la tasa de melanoma está aumentando cada vez más.

El riesgo de padecer melanoma aumenta con la edad, sin embargo, también se ve frecuentemente en personas jóvenes.

Usted tiene más probabilidades de presentar melanoma si:

Tiene piel blanca, ojos azules o verdes o cabello rubio o rojo.
Vive en climas con sol o a grandes alturas.
Se expone en forma prolongada a altos niveles de luz solar intensa, debido al trabajo o a otras actividades.
Ha tenido una o más quemaduras de sol con ampollas durante la niñez.
Usa dispositivos de bronceado.

Otros factores de riesgo abarcan:

Tener familiares cercanos con antecedentes de melanoma.
Exponerse a químicos que puedan causar cáncer como arsénico, alquitrán de hulla y creosota.
Tener ciertos tipos de lunares (displásicos y atípicos) o múltiples marcas de nacimiento.
Tener sistema inmunitario debilitado debido a enfermedades y medicamentos.

Síntomas

Un lunar, una llaga o úlcera o un tumor sobre la piel pueden ser un signo de melanoma o de otro tipo de cáncer de piel. Una úlcera o tumor que sangran o cambios en la coloración de la piel también pueden ser un signo de cáncer de piel.

El sistema ABCDE puede ayudarle a recordar los posibles síntomas de un melanoma:

Asimetría: una mitad del área anormal es diferente de la otra mitad.
Bordes: la lesión o el tumor tiene bordes irregulares.
Color: el color cambia de un área a otra, con tonos bronce, café o negro y algunas veces blanco, rojo o azul. Una mezcla de colores puede aparecer dentro de una úlcera.
Diámetro: la mancha tiene generalmente (pero no siempre) más de 6 mm de diámetro, aproximadamente el tamaño del borrador de un lápiz.
Evolución: el lunar sigue cambiando de aspecto.

La clave para el tratamiento exitoso del melanoma es el reconocimiento temprano de los síntomas. Usted podría no notar una pequeña mancha si no observa con atención. Hágase examinar su cuerpo por un dermatólogo anualmente y examine su piel una vez al mes. Utilice un espejo de mano para que observe las áreas difíciles de ver. Llame a su médico si observa algo inusual.
Pruebas y exámenes

El médico le examinará la piel y observará el tamaño, forma, color y textura de cualquier área sospechosa.

Si el médico cree que usted podría tener cáncer de piel, le extirpará un poco de ella y la enviará al laboratorio para ser examinada bajo el microscopio. a esto se le denomina biopsia de piel. Existen diferentes tipos de biopsia de piel. El tumor se extirpará total o parcialmente.

Se puede emplear un procedimiento llamado biopsia del ganglio centinela (BGC) para algunas personas con melanoma para ver si el cáncer se ha diseminado a ganglios linfáticos cercanos.

Una vez que se ha diagnosticado el melanoma, se pueden llevar a cabo tomografías computarizadas u otros tipos de exámenes radiográficos para ver si el cáncer se ha diseminado.
Tratamiento

Para tratar el melanoma es necesaria la cirugía. Se extirpará el cáncer de piel y parte del tejido circundante. La cantidad de tejido normal a extirpar depende de qué tan profundo haya crecido el melanoma.

Si el cáncer se ha diseminado a ganglios linfáticos cercanos, posiblemente también sea necesario extirparlos. Después de la cirugía, es posible que le suministren un medicamento llamado interferón.

El tratamiento es más difícil cuando el melanoma se ha diseminado a otros órganos. En este punto, el melanoma generalmente no tiene cura y el tratamiento está dirigido a disminuir el tamaño del tumor y a hacer que usted se sienta lo mejor posible. Es posible que usted reciba:

Quimioterapia: se utilizan medicamentos para destruir las células cancerígenas. Ésta con frecuencia se administra si el melanoma ha retornado o se ha diseminado.
Inmunoterapia: los medicamentos como el interferón o la interleucina le ayudan al sistema inmunitario a combatir el cáncer. Éstos pueden utilizarse junto con la quimioterapia y la cirugía.
Tratamientos de radiación: éstos se pueden utilizar para aliviar el dolor o la molestia causadas por el cáncer que se ha diseminado.
Cirugía: la cirugía se puede realizar para extirpar el cáncer que se ha diseminado a otras partes del cuerpo. Se realiza para aliviar el dolor o la molestia asociados con el cáncer que se está desarrollando.

Si usted tiene un melanoma difícil de tratar puede considerar la posibilidad de participar en estudios clínicos. Pida a su médico mayor información. Los investigadores siguen estudiando nuevos tratamientos.
Grupos de apoyo

Ver: grupos de apoyo de cáncer.
Pronóstico

Qué tan bien le puede ir al paciente depende de muchos factores, entre los que se incluyen la prontitud del diagnóstico y qué tanto se ha diseminado.

Si se detectan a tiempo, algunos melanomas se pueden curar.

El melanoma muy profundo o que se ha diseminado a los ganglios linfáticos tiene una mayor probabilidad de reaparecer después del tratamiento. Si el melanoma tiene una profundidad de más de 4 mm o se ha diseminado a los ganglios linfáticos, usted tiene un alto riesgo de diseminación de dicho cáncer a otros tejidos y órganos.

El melanoma usualmente no se puede curar cuando el cáncer se ha diseminado más allá de la piel y de los ganglios linfáticos cercanos.

Si usted ha tenido un melanoma y se ha recuperado, es muy importante que examine su cuerpo con regularidad para detectar cambios inusuales. Su riesgo de melanoma aumenta una vez que usted haya tenido este cáncer. El melanoma puede reaparecer años más tarde.
Posibles complicaciones

Un melanoma puede diseminarse a otras partes del cuerpo muy rápidamente.

El tratamiento para el melanoma puede ocasionar efectos secundarios como dolor, náusea y fatiga.
Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su médico si nota un tumor nuevo o cualquier otro cambio en la piel. Usted debe llamar igualmente si una mancha existente resulta hinchada, le duele o empieza a sangrar o a picar.
Prevención

La American Cancer Society (Sociedad Estadounidense de Oncología) recomienda a las personas mayores de 40 años hacerse examinar la piel por parte de un profesional cada año y a las personas de 20 a 40 años cada 3 años .

Usted debe igualmente examinarse la piel una vez al mes, utilizando un espejo para revisar los lugares difíciles de ver. Consulte con el médico si nota cualquier cambio.

La mejor manera de prevenir el cáncer de piel es reduciendo la exposición a los rayos del sol. La luz ultravioleta es más intensa entre las 10 a.m. y las 4 p.m., de manera que debe evitar la exposición al sol durante estas horas. Proteja su piel usando sombreros, camisas de manga larga, faldas largas o pantalones.

Aplíquese un protector solar de alta calidad con FPS de por lo menos 15, incluso si va a salir de su casa por un corto período de tiempo.
Aplíquese una buena cantidad de protector solar en todas las áreas expuestas, entre ellas, las orejas y los pies.
Busque un protector solar que bloquee tanto los rayos UVA como los UVB.
Utilice marcas a prueba de agua.
Aplíquese el protector solar por lo menos 30 minutos antes de salir y vuelva a aplicarlo frecuentemente, en especial después de nadar.
Use el bloqueador solar también en invierno. Protéjase incluso en los días nublados.

Mas información importante para ayudarlo a evitar tanta exposición a los rayos de sol:

Evite las superficies que reflejan más la luz, tales como el agua, la arena, el concreto y las superficies pintadas de blanco.
Los peligros son mayores cerca del comienzo del verano.
La piel se quema más rápido a mayores alturas.
Evite las lámparas bronceadoras, las camas bronceadoras y las salas de bronceo.

Nombres alternativos

Cáncer (melanoma) de la piel

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000850.htm

Fármacos indicados:

Ipilimumab
Vacuna de células T
Terapia Génica Antisentido
Proteína SPARC (Osteonectina)
HS44
Vemurafenib
Nivolumab
Pembrolizumab

Vídeo:

Visitas: 9298

Mostrando Registros desde el 1 hasta el 0 de un total de 0

Nick:
Email: No se publicará
Comentario: Tags HTML permitidos <blockquote>citas<strong>negrita<em>cursiva <u>subrayado<li>elemento lista <ul>ordenada<ol>numérica y sus cierres (url y saltos de línea se convierten automáticamente)
 
¿Eres humano? Sensible (M/m)
  Acepto las condiciones de uso

Todos los campos obligatorios

 

 

 

Cánceres.info