Bienvenido hoy es Lunes, 18 de diciembre de 2017 | 07:15



Búsqueda


Búsqueda Avanzada

de Fármacos


Anatomía


A tener en cuenta:


Teoría Básico

cáncer



Cánceres más visitados

Fármacos más visitados

Novedades Fármacos/Tratamientos

Últimos comentarios

World Pharmacy

Dulcamara

Buy generic online australia

Farmakeia Online GR

Dulcamara

Χαπια,

kigadotoa

Acido Aminolevulinico

inexpensive alternatives to viagra.

DouglasHooda

Dulcamara

теплое...

INTERNET APOTHEKEN

Dulcamara

apotheke kaufen



Sigue las noticias por


Total Visitados

1139569

Nombre:

Tumor de células germinales extragonadal

Frecuencia: Muy rara

Supervivencia: Larga

Sistema o Aparato: Célula Germinal

Sistema o Aparato secundario:

Gráfico:

Imagen:

Información: La palabra “teratoma”, del griego teraton que significa monstruo, es empleada para describir una clase de tumor que se forman a partir de las células pluripotentes de los gametos. Las células pluripotentes son únicas en el modo en que demuestran la habilidad de producir respuestas biológicas muy similares a las de los tejidos humanos normales. El teratoma consiste normalmente en un tumor que es muy diferente en comparación al tejido circundante del área en el que crece. Lo más alarmante, y muchas veces horripilante, del teratoma es que puede desarrollar pelo y dientes muy similares a los tejidos humanos reales. Estos tumores han desconcertado a los científicos, a los mediums, a los doctores y a los pacientes durante siglos. Las primeras creencias culpaban a los individuos que sufrían esta condición por haber tragado pelo u otras partes del cuerpo y sostenían que ese crecimiento se producía como castigo al canibalismo. Otras creencias lo achacaban a la brujería o a las maldiciones, y también se pensaba que era el castigo al adulterio con el demonio. A pesar de que no ha sido probado, ciertos manuscritos sostienen que debido a sus características quasi-humanas, hubo un tiempo en que la Iglesia Católica Romana consideraba a los teratomas embriones en formación, y requería que fuesen bautizados. La teoría partenogénica es ahora la más ampliamente aceptada.

Esta clase de tumor se clasifica en tres fases: un teratoma maduro (que normalmente es benigo), inmaduro (que es maligno) y monodermal o teranoma altamente especializado. Algunos teratomas contienen tejidos tales como folículos pilosos, glándulas del sudor, y tejido nervioso parcial o completamente desarrollado, y tejidos que se parecen tremendamente a los dientes humanos. El teratoma se forma normalmente en los ovarios de las mujeres, en los testículos de los hombres y el sacro (el hueso grande y con forma triangular situado al final de la columna) de los niños. El pronóstico de un paciente con teratoma varía tremendamente dependiendo del caso y de la localización y tamaño del tumor. Ironicamente, con todo lo espantoso que esta condición puede parecer, estos así llamados “tumores monstruos” podrían ser la respuesta a uno de los más controvertidos debates éticos y científicos de nuestro tiempo: la investigación con células madre.

Las mismas características que hacen a estos tumores tan temiblemente inusuales podría ser un recurso valioso para la investigación científica. La habilidad del teratoma para hacer crecer células humanas sin haberse convertido jamás en un embrión humano eliminaría el debate sobre la investigación con células madres. Al hacer crecer estos tumores a tejidos humanos reales, podrían ser más efectivos en los laboratorios que los animales, y también podría permitir a los investigadores experimentar con material “humano” que no está vivo.

Karl Skorecki, uno de los líderes mundiales en investigación sobre este método, ha expresado su frustración por la limitación que supone tener que trabajar con animales como sujetos de prueba: los fármacos que trabajan bien con ratones, no siempre funcionan en humanos, porque con ratones tienes un microambiente carente de células humanas”. Para probar la conveniencia de esta teoría el señor Skorecki y sus colegas inyectaron tejido teratomásico humano en la pata de un ratón y luego inyectaron células cancerosas en el tumor benigno. Tal y como esperaban, las células cancerosas se expandieron rapidamente y crearon un entorno ideal para probar medicaciones que combatieran al cáncer. Los teratomas tienen la habilidad de hacer crecer múltiples clases de tejido humano y permitirían realizar pruebas con una amplia variedad de tejidos diversos. La gran ventaja de este descubrimiento es que, al ser las características del teratoma casi idénticas a las del tejido humano, la reacción a los medicamentos que se están probando serían probablemente casi las mismas. Si este proyecto tiene éxito, los agentes anticancerígenos podrían probarse con tejido “humano” vivo sin involucrar a ningún sujeto humano vivo. Es probable que este nuevo método para probar fármacos pudiera sustituir las primeras fases de los ensayos con humanos.

La razón por la que estos tumores son tan tremendamente similares a los tejidos humanos, es por que aparecen cuando se desarrollan las células sexuales, como si hubieran sido fertilizadas y continuasen dividiendose y multiplicándose, justo como lo hacen los embriones humanos en las primeras fases del desarrollo. Más importante aún, estos tumores pueden producir células madre que son capaces de desarrollar cientos de clases de tejidos, lo cual permitiría realizar pruebas específicas sobre cada clase de tejido. Este material tiene el potencial de ser usado en investigaciones para el tratamiento de enfermedades como el Alzheimer; el inconveniente es que al existir poco control por parte de los investigadores a la hora de determinar la clase de tejido que el tumor producirá, los investigadores podrían acabar contando con tejidos aleatorios, desde glándulas sudoríparas a folículos del cabello. El doctor William Hurlbut, biólogo y especialista en ética de la Universidad de Stanford lo describe como “un rompecabezas con las piezas en completo desorden”. El doctor Hurlbut cree que en lugar de tomar células madre a partir de embriones, los investigadores deberían utilizar tejido de teratoma – y por lo tanto realizar investigación en células madre sin las implicaciones morales que trae la destrucción de embriones.

Este nuevo descubrimiento aún está en sus primera fase de desarrollo y es necesario realizar multitud de pruebas y ensayos para poder establecer si el teratoma es un entorno potencial para la realización de test con fármacos anticancerígenos. Resulta interesante pensar que el macabro fenómeno biológico que resulta el teratoma, podría esconder las respuestas que llevamos tanto tiempo buscando.

http://www.compumedicina.com/oncologia/onc_010604.htm
http://maikelnai.elcomercio.es/2007/02/11/teratoma-el-monstruo-que-podria-curarnos/
http://www.taringa.net/posts/ciencia-educacion/7968428/Teratoma.html

Fármacos indicados:


Vídeo:

Visitas: 12928

1 #9
2011-12-15 17:25:47

Enrique

Se enrendio el articulo, ni al caso la aclaracion anterior.

2 #7
2011-11-01 12:26:16

Lolli

Sería buena idea revisar en este artículo el mal uso de las palabras "humano y vivo".

Por ejemplo, en la frase siguiente: "experimentar con material “humano” que no está vivo", no tiene sentido entrecomillar la palabra "humano", ya que lo es en todos los aspectos.

Por otra parte, lo de investigar con material humano que no está vivo tampoco tiene sentido, ya que realmente sí lo está. De hecho, es completamente imprescindible trabajar con tejido vivo para realizar estas investigaciones. Una persona está viva, pero también está vivo un teratoma, un espermatozoide y una línea celular humana de piel que se haya aislado para investigación.

3 #4
2011-07-27 14:20:24

amero

Parece el bicho de la película alien

1

Mostrando Registros desde el 1 hasta el 3 de un total de 3

Nick:
Email: No se publicará
Comentario: Tags HTML permitidos <blockquote>citas<strong>negrita<em>cursiva <u>subrayado<li>elemento lista <ul>ordenada<ol>numérica y sus cierres (url y saltos de línea se convierten automáticamente)
 
¿Eres humano? Sensible (M/m)
  Acepto las condiciones de uso

Todos los campos obligatorios

 

 

 

Cánceres.info
www.000webhost.com