Bienvenido hoy es Miércoles, 23 de julio de 2014 | 05:50



Búsqueda


Búsqueda Avanzada

de Fármacos


Anatomía


A tener en cuenta:


Teoría Básico

cáncer



Cánceres más visitados

Fármacos más visitados

Novedades Fármacos/Tratamientos

Últimos comentarios

Rebeca

Histiocitoma fibroso maligno óseo

Este medicamento funcionaria para un adulto de 86 años. Gracias...

NEMESIO

Ciproterona

llevo 9 meses tomando androcur 30 mg.mis senos han crecido siento piquete y se ha despertado el...

Godo

Vacuna contra el virus del papiloma huma

INEFICACIA DE LA VACUNA CONTRA EL PVH VISTO POR MEDICO DEL PERÚ...

ornitorrinko

Aldesleukina

interesante, estoy estudando diversas proteinas, e inhibidores de celulas...

Jorge

Glioblastoma multiforme

Una molécula obliga a las células cancerígenas a suicidarse Podría servir de base para nuevos...




Sigue las noticias por


Total Visitados

654699

Tipo: Inmunoterapias

En este grupo se incluyen todos aquellos medicamentos capaces de estimular el sistema inmune del propio paciente para que éste sea capaz de reconocer y combatir las células enfermas. Algunos expertos los consideran una forma diferente de tratamiento al margen de la quimioterapia. La primera evidencia de 'inmunoterapia' data de finales del siglo XIX, en 1892, cuando William Cloey, un cirujano neoyorquino apreció una regresión espontánea del sarcoma entre aquellos de sus pacientes que habían padecido previamente una infección bacteriana.

Categoría: Inmunomoduladores

Actúan como imnmunosupresores de un tipo de citocinas e inmunoestimulantes de otro tipo de citocinas actuando como inmunomoduladores.

Diana:

Nombre: Dulcamara

Comercial: BIRM Concentrado ®

Estado: Alternativo

Tratamientos que no están respaldados por la ciencia o su mecanismo de actuación no es citotóxica o actúan por sugestión o son controvertidos.

Tecnología: Natural

Foto:

Fórmula:

Gráfico:

Información: La Hora
Quito - Domingo, Marzo 20, 2005

CIENCIA: El BIRM empieza a convencer al mundo

El oncólogo ecuatoriano Edwin Cevallos, creador del Birm, un compuesto vegetal que, según dice, ayuda a alargar la vida de los enfermos de sida y cáncer, espera que su producto sea reconocido como un medicamento en el plazo de un mes.

El Inmuno Modular de la Respuesta Biológica (BIRM, por sus siglas en inglés) de Cevallos, que está siendo estudiado por un equipo de científicos de la Universidad de Miami (EEUU), se comercializa desde hace quince años y cuenta ahora con un registro sanitario "clase B", reservado para los producto naturales medicinales.

La inclusión en la categoría clase A, que significa que "ya es una medicina", puede ocurrir "en un mes, si no es antes", aseguró Cevallos en una reunión con la prensa extranjera el fin de semana.

En el estudio presentado por Cevallos para conseguir la clase A se incluyen los casos de unos 200 pacientes de cáncer y sida de Ecuador y otros países tratados con Birm, pero también a personas afectadas por otras enfermedades que tienen que ver con el sistema inmunológico, como lupus, alergias y asma, entre otros 62 males.

Cevallos asegura que el Birm, ha frenado el avance del sida en varios enfermos, lo cual no ha sido confirmado por otras fuentes científicas.

Utilidad

Según su creador, el Birm tiene, entre otras funciones, la de colocarse alrededor de una de las especies de glóbulos blancos (linfocitos) e impedir la entrada del virus del sida, que tiene alrededor de 25.000 ‘puertas de ingreso’ a la membrana.

Bloquear la enzima e impedir que el virus se reproduzca una vez que haya entrado en el glóbulo blanco es la segunda función, mientras que la tercera es la de impedir la destrucción masiva de las membranas.

Cevallos subrayó que un estudio de resonancia magnética nuclear aplicada a la química realizado por el laboratorio de investigaciones de Alabama (EEUU) determinó que el Birm, que se basa en la dulcamara, una planta amazónica que él mismo descubrió accidentalmente en 1976, no tiene toxicidad ni siquiera en altas concentraciones.

Precisó que el Birm reúne las condiciones de la Organización Mundial de la Salud: que se administre por vía oral, que carezca de toxicidad, que estimule el sistema inmunológico y que lo proteja de la destrucción.

Al momento

El Birm es estudiado en este momento por científicos de la Universidad de Miami -EEUU, dirigidos por Balakirshna L. Lokeshwar, que han probado el producto en animales, pero esperan mayores detalles de estudios en humanos para determinar la efectividad.

El equipo de Lokeshwar no sólo tiene pendiente confirmar la efectividad del producto, sino definir a qué tipo de personas debe ser recetado y también determinar los componente del Birm.

DATOS FRÍOS

* El BIRM no sólo cura sino que inhibe, previene y mitiga las enfermedades.

* Entre los males que ataca el BIRM están sida, cáncer, lupus, esclerosis múltiple, y otras.

* Es una medicina que mejora y fortalece las defensas del cuerpo humano.

* Es extraído de una planta llamada Dulcamara.

* El medicamento está siendo usado en España, México, Argentina, Chile, Colombia y Ecuador.

http://abdem.mforos.com/474058/3502366-birm/

El BIRM , un medicamento ecuatoriano contra el cáncer y el Sida

Fuente informativa: Quito, Prensa Latina. 10 Enero 2005

El artículo titulado “ el extracto oral de una planta amazónica (BIRM) inhibe el crecimiento del cáncer de próstata y la metástasis “ , es un riguroso estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Miami en conjunto con su descubridor el Dr. Edwin Cevallos del Instituto de Tumores de Quito.

El oncólogo ecuatoriano Edwin Cevallos, creador del Birm, aseguró hoy que este producto inhibe el crecimiento del cáncer de próstata, además de ayudar a alargar la vida de los enfermos de Sida.

Cevallos, que lleva más de 30 años de la investigación de esta medicina natural y cuya comercialización se inició hace 15 años, espera que el Birm (Modulador Biológico de la Respuesta Inmune), sea reconocido en un plazo de un mes.

En declaraciones a un grupo de periodistas, entre los cuales figuraba Prensa Latina, el científico dijo que la obtención de la certificación A para su producto puede ocurrir dentro de 30 días, lo cual representa un logro de la medicina ecuatoriana.

Puntualizó que el Birm es estudiado por científicos del Departamento de Urología de la Universidad de Miami, quienes reconocen los efectos positivos de esta medicina en el tratamiento del cáncer de próstata.

El Modular Biológico de la Respuesta Inmune no sólo inhibe la proliferación de las células, sino que "provoca su muerte por apóptosis" (desintegración), con lo cual "revolucionará la medicina en el mundo", resaltó Cevallos en respuesta a Prensa Latina.

Este producto se obtiene de la planta Dulcamara, una solanácea ,que crece de forma silvestre en una zona de la Amazonía ecuatoriana y es muy efectiva también en el tratamiento de enfermedades como Sida, lupus, esclerosis múltiple y otros tipos de cáncer. Se utiliza en forma natural desde hace muchos años en la Amazonia como planta medicinal.


Información sobre la Dulcámara



DULCAMARA

Solanum dulcamara L.

Español: Dulcamara

Inglés: Bittersweet.
Francés: Douce-amère.

De la familia de las Solanáceas.

Ligeramente narcótica. Bronquitis, tos convulsiva. Combate catarros intestinales. Dolores reumáticos. Depurativa en afecciones cutáneas.

Parte Utilizada
Los tallos y la corteza de las hojas. Popularmente también se usan las bayas frescas.

Principios Activos

- Tallos, corteza: Glucoalcaloides del tipo de los espirosolanoles: tetrósido de solanodulcina, solamarina, solanósido, solamargina, soladulcamarina. Saponósidos esteroídicos (agliconas: diosgenina, yamogenina, tigogenina. Acidos dulcamarético y dulcamárico.
- Bayas: Licopeno, licoxantina, resinas, taninos, saponósidos.

Acción Farmacológica

- Tallo, corteza: En uso interno tiene un efecto diurético uricosúrico y laxante, por lo que se considera "depurativo". Tópicamente es analgésico.
- Bayas frescas: Aplicadas tópicamente tienen un intenso efecto rubefaciente, analgésico.

Indicaciones

- Tallos, corteza y eventualmente las hojas: se usan popularmente en caso de estreñimiento, diarrea, estados en los que se requiera un aumento de la diuresis: afecciones genitourinarias (cistitis, ureteritis, uretritis, oliguria, urolitiasis), hiperazotemia, hiperuricemia, gota, hipertensión arterial, edemas, sobrepeso acompañado de retención de líquidos. Eczemas, urticaria, psoriasis, costra láctea, blefaroconjuntivitis, ulceraciones cutáneas, bronquitis, verrugas y cáncer.
- Bayas frescas (uso tópico): Inflamaciones osteoarticulares, mialgias, contracturas musculares.

Contraindicaciones

- Tallos, corteza: Embarazo, lactancia, niños.

- Las bayas frescas no se deben aplicar sobre las mucosas ni en zonas cutáneas alteradas (heridas, úlceras, quemaduras, eczemas).

No prescribir formas de dosificación con contenido alcohólico para administración oral a niños menores de dos años ni a consultantes en proceso de deshabituación etílica.

Precaución / Intoxicaciones

Es una planta poco segura. Recomendamos evitar su prescripción para ser administrada por vía oral. La planta contiene alcaloides que pueden provocar una intoxicación caracterizada por: vértigo, midriasis, trastornos gastrointestinales en forma de vómitos y diarrea, convulsiones, colapso cardiorrespiratorio e incluso la muerte.

Su poder rubefaciente es intenso: lavar bien las manos tras su aplicación y evitar el contacto con las mucosas.

Tener en cuenta el contenido alcohólico del extracto fluido, de la tintura y del jarabe.

Formas Galénicas / Posología

Ver precauciones.

- Tallos, corteza:
- Infusión 1%, una a tres tazas al día.
- Extracto fluido (1invasor : 10-20 gotas, una a tres veces al día.
- Tintura (1:10): 25-50 gotas, una a tres veces al día.
- Bayas frescas: Aplicar el jugo directamente sobre la zona a tratar (ver precauciones).

En el estudio presentado por Cevallos para conseguir la certificación clase A, pues su medicamento ostenta la B, se incluyen los casos de unos 200 pacientes de cáncer y Sida de Ecuador y otros 75 de México.

Según el científico ecuatoriano, su medicina, que se suministra en forma de jarabe, se encarga de regular el sistema inmunológico del cuerpo humano y por ello -adelantó- se puede utilizar para curar otras enfermedades.


Cevallos asegura que el Birm se aplica a pacientes de España, México, argentina , Chile, Colombia y Ecuador, que conocieron del producto y pidieron toda la documentación por e-mail o viajaron a este país.

Explicó que su medicina fue objeto de un estudio de resonancia magnética nuclear realizado por el laboratorio de investigaciones de Alabama, de Estados Unidos, y se determinó que el Birm no tiene toxicidad ni siquiera en altas concentraciones.

Finalmente, el oncólogo se quejó de las trabas que le imponen las grandes compañías farmacéuticas, las cuales le impiden dar a conocer al mundo su novedoso producto.

La revista Cancer Chemoterapy and Pharmacology publicó en Junio 2004 los excelentes resultados obtenidos contra el cáncer de próstata .

El estudio patrocinado por la Universidad de Miami, ha confirmado que impide la diseminación y producción de metástasis.

También en cultivos de células de cáncer de colon y recto. Igualmente tiene auspiciosos resultados en leucemias.

Del estudio se deduce la convicción de los investigadores de que el valor medicinal del BIRM se debe a una variedad amazónica concreta de la planta Dulcámara cuyas características las definen los micronutrientes presentes en la tierra del Alto Amazonas donde crece.

Nacido en Quito y licenciado en Medicina por la Universidad Central de Quito (Ecuador), el doctor Edwin Cevallos se especializó en Oncología Médica y Radioterapia en el Instituto Mexicano de la Seguridad Social. Actualmente es Jefe del Servicio de Oncología Médica y Radioterapia del Hospital Metropolitano de Quito y director del Instituto de Tumores.

En 1976, mientras se formaba en México, Cevallos observaría que el 30% de los fármacos que se utilizaban como quimioterapéuticos en la lucha contra el cáncer eran productos de origen vegetal que posteriormente se sintetizaban.

Es decir, que las plantas constituían el pilar de buena parte de la Quimioterapia que se utiliza en el mundo. Comprobó que Ecuador , por su ubicación geográfica, poseía una enorme variedad de plantas, muchas ya estudiadas y listas para ser analizadas, aislar sus principios activos y aprovechar las propiedades que tradicionalmente se les adjudicaban.

Ese mismo año comenzaría a estudiar las propiedades terapéuticas de la Dulcamara -una planta amazónica tradicionalmente utilizada por los indígenas de la que se conocen al menos dieciséis variedades- en enfermos de cáncer tratados con quimioterapia y radioterapia.


Con sorprendentes buenos resultados , con el tiempo, constató que la administración de una mezcla de plantas conseguía que las cifras de leucocitos en los pacientes tratados con Quimioterapia no sufrieran disminuciones severas al tiempo que los mantenía en un buen estado general, algo que pudo verificar clínicamente de forma analítica.

Los resultados obtenidos le llevarían doce años después -en 1988- a comenzar los ensayos clínicos del producto en enfermos de Sida logrando verificar las propiedades inmunomoduladoras e inmunoestimulantes que le presuponía.

En 1990 incluiría en el preparado la savia de una variedad silvestre de la Palma Africana y, de forma simultánea, comienza a realizar ensayos en Estados Unidos que confirmarían todas sus hipótesis.

El Colegio Médico de Ecuador, tras estudiar el protocolo científico preceptivo y después de diversas investigaciones de expertos locales y norteamericanos, otorgaría plena validez en septiembre de 1993 a sus estudios sobre el BIRM.

El estudio de la Universidad de Miami establece que el producto tiene actividad citotóxica “in vitro” contra las células de cáncer prostático y sus metástasis.

El doctor Balakrishna L Lokeshwar, uno de los firmantes del estudio y miembro del Departamento de Urología de la Escuela de Medicina de la Universidad de Miami, contaría a Discovery SALUD la historia que dio lugar a las investigaciones: "Un día, un paciente del doctor Soloway (otro de los firmantes del estudio) llamado Christian de DeGatau von Frockenbeck, nos habló del BIRM y nos dijo que un médico ecuatoriano lo estaba recomendando para un gran número de dolencias, incluyendo casos de personas con leucemia. Añadió que él había estado tomándolo durante un año y se sentía estupendamente. Y agregó que si se lograra establecer la base médica y científica del producto se podrían beneficiar muchas otras personas de fuera de Ecuador. Hasta comentaría que el anterior presidente de Ecuador era paciente del Dr. Cevallos y que éste llegó a afirmar en televisión que seguía vivo gracias al BIRM. Así que decidimos investigarlo científicamente. Desafortunadamente, el señor DeGatau falleció en abril de este año a causa de su cáncer de próstata; de ahí que, como homenaje, le hayamos dedicado este artículo".

Cabe añadir que Christian DeGatau se había sometido previamente a los tratamientos oncológicos tradicionales y tenía el organismo muy deteriorado y el sistema inmune deprimido.

En cuanto a las pruebas "in vitro" efectuadas, demuestran que el BIRM no sólo "inhibe la proliferación de las células cancerosas" sino que "provoca su muerte por apóptosis" (desintegración). Los estudios en ratas, por su parte, demostraron que "reduce el crecimiento del tumor y la metástasis espontánea a los pulmones."

La caracterización bioquímica preliminar y un estudio cromatográfico sugieren que hay al menos cuatro sustancias activas presentes en el BIRM: tres con actividad citotóxica y una con actividad inhibitoria (el mecanismo se desconoce pero los resultados sugieren que el BIRM es un potente inhibidor de una clase de enzimas cuyos niveles están relacionados con la progresión del cáncer de próstata).

Parece claro también que los ingredientes activos del BIRM son absorbidos en el tracto gastrointestinal.

En resumen, el estudio constata que el BIRM tiene actividad citotóxica 'in vitro' -tanto en el caso de grupos de células de cáncer de próstata andrógeno-dependientes como andrógeno-independientes-, reduce la incidencia del tumor, retarda su crecimiento y causa una reducción significativa en la metástasis (demostrado en un modelo experimental de fase tardía de cáncer de próstata). Sin toxicidad alguna además.

El Balakrishna L. Lokeshwar manifestó durante la elaboración de este reportaje: "Se trata de un medicamento con un gran potencial para tratar algunas formas de cáncer, sólo o combinado con otras medicinas. Creo que tiene especialmente grandes posibilidades como tratamiento para el cáncer de vejiga y de próstata. Sin embargo, habrá que hacer una larga evaluación clínica antes de que pueda prescribirse."

El próximo objetivo de los investigadores: recaudar los fondos suficientes para llevar a cabo ensayos clínicos más ambiciosos. "Estamos intentando empezar con la experimentación clínica, primero como coadyuvante en pacientes con cáncer de próstata y vejiga. Planeamos conseguir algunos fondos antes de poder empezar los experimentos clínicos. También estamos procediendo a hacer más estudios preclínicos sobre la naturaleza molecular de las sustancias del BIRM que muestran actividad anticancerígena. Pero hasta ahora se ha convertido en una cuestión difícil de resolver, una nuez dura de abrir".

Tras 26 años de investigación, las propiedades del BIRM -tal y como son presentadas por el doctor Edwin Cevallos- pueden resumirse de la siguiente manera:

a) Muestra efectividad y eficacia en la lucha contra el cáncer. y en el control del Sida.

b) Es inmunomodulador (por eso ayuda al sistema defensivo del enfermo de Sida) y inmunoestimulador clásico.

c) Carece de efectos colaterales, no es tóxico y reúne los requisitos de la medicina ideal según la OMS.

Es un producto de sabor agradable que carece de efectos indeseables, se tolera bien incluso en tratamientos de larga duración, no interactúa con otros medicamentos, puede ser utilizado por personas de cualquier edad y mantiene el efecto estimulante e inmunomodulador en el organismo del paciente de forma sostenida.

"Lo que el BIRM hace -dijo el doctor Cevallos- es elevar las defensas del organismo por lo que, consecuentemente, es útil en numerosas enfermedades, incluidas las consideradas incurables hasta hoy como el cáncer o el Sida. Y sus resultados demuestran lo inteligente que resulta la decisión de volver los ojos hacia la Naturaleza, que es el medio natural y lógico en el que buscar las sustancias ideales para tratar todas las enfermedades. Estoy seguro de que después de la publicación de este artículo científico se va a producir un gran impulso para entrar en esa atmósfera tan especial de tipo científico y universal que al final es la que da el aval para que un producto pueda estar al alcance del mundo entero".

Y añade: "Este producto, a diferencia de los productos tradicionales, inició sus pruebas de eficacia en pacientes desahuciados, aquellos que tenían menos de 100 linfocitos CD-4, muchos de ellos con 50 e, incluso, alguno casi con cero. En esta fase nadie se atreve a dar ningún tratamiento y ningún laboratorio se atrevería a probar ningún producto.

Todos sabemos que los laboratorios prueban sus productos en gente seleccionada en la que, de antemano, sabe que la respuesta va a ser positiva. Pues bien, en ese grupo de pacientes moribundos, terminales, pudimos obtener una respuesta, en un tiempo controlado de 28 meses, de aumento de los CD-4; y conforme a ese aumento, unas mejores condiciones generales y de calidad de vida.

Ahora ya tenemos experiencia con pacientes seropositivos y con pacientes portadores del VIH que todavía no han desarrollado patología alguna. Y debo decir que esta sustancia permite que estos pacientes se mantengan en condiciones de normalidad de forma indefinida. Y no se trata de un milagro, es que la sustancia es un hidrato de carbono, un azúcar, una sustancia que necesita tanto del virus como de la célula para vivir; por eso el virus no muta.

Esa es la razón de que pueda mantenerse indefinidamente esa situación. Los pacientes con patologías relacionadas con el Sida no sólo se han mantenido sino que han subido sus linfocitos a límites de 700 y 800 y los ha vuelto seropositivos. Esta es la mejor demostración de la bondad de este producto y de la permanencia beneficiosa que tiene en el organismo de los pacientes. Tenemos resultados en los que hemos podido llegar a negativizar la presencia del virus en el torrente sanguíneo igual que se está haciendo con los nuevos cócteles. Todos estos resultados han sido conseguidos obviamente fuera de Ecuador porque aquí no contamos con la tecnología necesaria para este tipo de exámenes."

"El error de los actuales tratamientos está, para empezar, en el hecho de que un sujeto con el virus de la inmunodeficiencia tiene totalmente caotizado su sistema inmunitario. ¿Cómo puede concebirse, pues, que a alguien que está agotado encima le den sustancias tóxicas? Los resultados están a la vista. Nunca la humanidad ha presenciado como ahora el emerger de las enfermedades infecciosas oportunistas a niveles tan catastróficos".

La eficacia del BIRM en el cáncer de próstata -se ha mostrado también eficaz en otros cánceres pero falta que nuevos estudios científicos lo avalen- es evidente. Los datos que lo certifican son excesivamente técnicos como para resumir toda la investigación pero ofrecemos los elementos más significativos:

El informe parte de la convicción de que el valor medicinal del BIRM se debe a una variedad amazónica concreta de la planta Dulcámara cuyas características las definen los micronutrientes presentes en la tierra del Alto Amazonas donde crece.

Las pruebas "in vitro" demuestran que el BIRM no solo "inhibe la proliferación de las células cancerosas" sino que "provoca su muerte por apóptosis" (desintegración).

Los estudios en ratas, por su parte, demostraron que "reduce el crecimiento del tumor y la metástasis espontánea a los pulmones."

El informe señala "una caracterización bioquímica preliminar y un estudio cromatográfico sugirieron que habría al menos cuatro sustancias activas presentes en el BIRM, tres con actividad citotóxica y una con actividad inhibitoria. Aunque el mecanismo por el que puede inhibir la metástasis es en la actualidad desconocido nuestros resultados sugieren que el BIRM es un inhibidor potente de una clase de enzimas cuyos niveles han sido puestos en correlación con la progresión del cáncer de próstata. No hemos determinado todavía si las tres especies citotóxicas presentes en el BIRM tienen la misma composición química pero diferentes longitud de polímeros. No obstante, los cuatro ingredientes activos eran estables al calor y es improbable que fueran proteínas o compuestos lípido-solubles. La inhibición de crecimiento del tumor en el modelo de cáncer de próstata en rata siguiendo la administración oral de BIRM sugiere claramente que los ingredientes activos del BIRM son absorbidos en el tracto gastrointestinal."

Los resultados obtenidos en el informe se definen así: "La reducción en la incidencia del tumor (33%) y del número de focos del tumor en los pulmones (>80%) en los animales tratados con BIRM sugiere que el BIRM puede ejercer como antiproliferativo y anti-metastásico.

Se estima que el 20-40% de pacientes inicialmente diagnosticado con cáncer de próstata tienen localmente la enfermedad avanzada ( fase C) o metástasis (fase D), y la cura de la metástasis todavía sigue siendo un desafío.

Nuestra observación de que los cultivos celulares de cáncer de próstata tratados con BIRM mostraron una reducción significativa en la proliferación celular y sufrieron apóptosis indica que los ingredientes activos presentes en el BIRM tienen potencial para ser usados en el control avanzado del cáncer de próstata hormono-refractario. La muerte celular por apóptosis quizás sea uno de los mecanismos involucrados en la citotoxicidad inducida por el BIRM.

El BIRM aumentó la apóptosis en tres líneas celulares de cáncer de próstata.

Además de sus efectos citotóxicos, el BIRM se mostró como un inhibidor potente de metástasis.

La dosis mínima recomendada de BIRM para el consumo humano es 4 ml/día (como se indica en la etiqueta de la botella ), una dosis significativamente más baja de la que se usó en el estudio actual. Nosotros basamos la dosificación a las ratas en nuestras observaciones sobre su eficacia 'in vitro'.

No encontramos ninguna toxicidad notable en las ratas a una dosis de 4 ml/kg. Dado su efecto en el crecimiento del tumor y la metástasis así como su nula toxicidad la inclusión del BIRM como complemento al tratamiento standard tiene el potencial de reducir la progresión de la enfermedad."

"En resumen -dice el informe-, nuestro estudio constata que el BIRM muestra actividad citotóxica 'in vitro' contra ambos grupos de células de cáncer de próstata andrógeno-dependientes y andrógeno-independientes. Y más importante aún, reduce la incidencia del tumor, retarda su crecimiento y causa una reducción significativa en la metástasis en un modelo experimental de fase tardía de cáncer de próstata. Además, ninguna toxicidad se apreció en la administración continua de BIRM en un modelo con ratas vivas. Éstas útiles propiedades del BIRM indican que está garantizada una investigación más extensa de su mecanismo de acción y ensayos clínicos sobre su resultado en cánceres de próstata avanzados.".

http://es.scribd.com/doc/68772248/76/QUIEN-ES-EDWIN-CEVALLOS

La Solanum dulcamara: posee un glicósido (alcaloide esteroideo) la ß-solamarina que tiene una demostrada acción inhibitoria del crecimiento tumoral.

Lee mas en: http://www.enplenitud.com/fitoterapia-anti-cancerosa.html

http://www.botanical-online.com/alcaloidesdulcamara.htm

http://www.soalvida.com/?p=31
http://es.wikipedia.org/wiki/Solanum_dulcamara

En este caso es el BIRM, un tratamiento que actuaría mejorando las defensas del organismo, también complementariamente a los tratamientos habituales. Según el sitio de internet que usted consulte es un extracto de la raíz de una planta (Dulcamara) de los Andes o del Amazonas.

Si entra en PubMed, la base de datos mundial de artículos médicos, no encontrará ni un solo artículo publicado por Edwin Ceballos, el médico ecuatoriano descubridor del tratamiento, ni tampoco nada referente a BIRM. Respecto a Dulcamara y cáncer sólo existe un artículo, que no tiene nada que ver con el doctor Ceballos, ni con BIRM, ni con la Universidad de Miami. Hace referencia a una sustancia llamada beta-solamarina, con propiedades anticancerosas. El artículo en cuestión es del año... ¡1965!

Por último, si entra en la página de internet de la Universidad de Miami y usa el buscador de personal, descubrirá que el doctor Ceballos no trabaja para esa universidad. Quien sí que consta es el doctor Payal Dandekar, coautor junto con el doctor Ceballos de los dos estudios a los que usted se refiere.

En efecto, esos dos estudios existen dentro de la página de internet de la Universidad de Miami. Se trata de dos pequeñísimos estudios con unos cultivos celulares, uno del año 2003 y otro del 2005. No se trata de nada que haya sido publicado, ni sometido a la crítica de otros científicos, ni mucho menos reproducido por otros investigadores. Son apenas un folio con algunas notas de un par de experimentos, como los hay a millares repartidos por todos los laboratorios de investigación del mundo. Sustancias capaces de frenar el crecimiento de las células cancerosas en una probeta las hay para llenar un listín telefónico. De ahí a ser útil en el tratamiento de enfermos reales hay un largo y arduo camino del que este producto en concreto no ha dado ni el primer paso.

Que algo con tal carencia de fundamento esté ya a la venta a través de internet sólo tiene la explicación de la picaresca. Por favor, no quiero que se sienta ofendido. No hago otra cosa de lunes a viernes que tratar con enfermos de cáncer y con sus familiares y nada en el mundo me merezca más respeto que alguien buscando debajo de las piedras lo que sea con que mejorar a un ser querido que está enfermo. Precisamente por eso me asquea que haya gente capaz de aprovechar esos sentimientos para intentar llenar sus bolsillos o alcanzar un poco de notoriedad.

RICARDO CUBEDO
Especialista en Oncología de la Clínica Universitaria Puerta de Hierro de Madrid

http://www.elmundo.es/elmundosalud/2007/02/02/oncodudasypreguntas/1170435018.html

Cánceres indicados:

Cáncer de próstata

Vídeo:

Visitas: 6148

Mostrando Registros desde el 1 hasta el 0 de un total de 0

Nick:
Email: No se publicará
Comentario: Tags HTML permitidos <blockquote>citas<strong>negrita<em>cursiva <u>subrayado<li>elemento lista <ul>ordenada<ol>numérica y sus cierres (url y saltos de línea se convierten automáticamente)
 
¿Eres humano? Sensible (M/m)
  Acepto las condiciones de uso

Todos los campos obligatorios

 

 

 

Cánceres.info