Bienvenido hoy es Jueves, 13 de diciembre de 2018 | 15:16



Búsqueda


Búsqueda Avanzada

de Fármacos


Anatomía


A tener en cuenta:


Teoría Básico

cáncer



Cánceres más visitados

Fármacos más visitados

Novedades Fármacos/Tratamientos

Últimos comentarios

geburubeg

Acido Aminolevulinico

can you take orlistat while pregnant, interaction between orlistat and levothyroxine

tohimurin

Acido Aminolevulinico

smoking more on champix, can i use nicotine patches with champix

kemaritom

Acido Aminolevulinico

orly orlistat 120 mg orlistat xenical and alli

dohitakap

Acido Aminolevulinico

warnings and precautions for orlistat. orlistat perde peso mesmo

morazuraz

Acido Aminolevulinico

champix dangerous side effects, champix and liver damage



Sigue las noticias por


Total Visitados

1354509

Tipo: Radiaciones

La radiación que se usa para tratar el cáncer se llama radiación ionizante debido a que forma iones (partículas que poseen carga eléctrica) en las células de los tejidos por los que pasa. Esto puede destruir células o modificar genes de manera que las células no pueden crecer.

Otras formas de radiación como las ondas de radio, las microondas y las ondas de luz son radiación no ionizante. Estos tipos de radiación no tienen mucha energía y no pueden formar iones.

La radiación ionizante se puede clasificar en dos tipos importantes:

Fotones (rayos X y rayos gamma), que son los que se usan más ampliamente.
Radiación con partículas (electrones, protones, neutrones, partículas alfa y partículas beta).

Algunos tipos de radiación ionizante tienen más energía que otros. Cuanto mayor sea la energía, más profundamente puede penetrar la radiación en los tejidos. El comportamiento de cierto tipo de radiación es importante para planear los tratamientos con tal radiación. El oncólogo especialista en radiación (un médico especializado para tratar con radiación a los pacientes de cáncer) selecciona el tipo y la energía de la radiación que son más adecuados para el cáncer de cada paciente.

Categoría: Radioterapia

La radioterapia es una forma de tratamiento basado en el empleo de radiaciones ionizantes (rayos X o radiactividad, la que incluye los rayos gamma y las partículas alfa).

En España, la especialidad médica que se encarga de la radioterapia es la Oncología radioterápica, reconocida desde 1978 y con el nombre actual desde 1984. La Radioterapia es un tipo de tratamiento oncológico que utiliza las radiaciones para eliminar las células tumorales, (generalmente cancerígenas), en la parte del organismo donde se apliquen (tratamiento local). La radioterapia actúa sobre el tumor, destruyendo las células malignas y así impide que crezcan y se reproduzcan. Esta acción también puede ejercerse sobre los tejidos normales; sin embargo, los tejidos tumorales son más sensibles a la radiación y no pueden reparar el daño producido de forma tan eficiente como lo hace el tejido normal, de manera que son destruidos bloqueando el ciclo celular. De estos fenómenos que ocurren en los seres vivos tras la absorción de energía procedente de las radiaciones se encarga la radiobiología.

Otra definición dice que la oncología radioterápica o radioterapia es una especialidad eminentemente clínica encargada en la epidemiología, prevención, patogenia, clínica, diagnóstico, tratamiento y valoración pronóstica de las neoplasias, sobre todo del tratamiento basado en las radiaciones ionizantes.

Los equipos de radioterapia son una tecnología sanitaria y por tanto deben cumplir la reglamentación de los productos sanitarios para su comercialización.

La radioterapia es un tratamiento que se viene utilizando desde hace un siglo, y ha evolucionado con los avances científicos de la Física, de la Oncología y de los ordenadores, mejorando tanto los equipos como la precisión, calidad e indicación de los tratamientos. La radioterapia sigue siendo en el 2007 junto con la cirugía y la quimioterapia, uno de los tres pilares del tratamiento del cáncer. Se estima que más del 50% de los pacientes con cáncer precisarán tratamiento con radioterapia para el control tumoral o como terapia paliativa en algún momento de su evolución.

Diana:

Nombre:

Nanopartículas de oro radiactivas

Comercial:

Estado: Experimentación

Tratamientos con base científica que actualmente están en fase de experimentación o todavía no usados en humanos.

Tecnología: Nano

Foto:

Fórmula:

Gráfico:

Información: Unas nanopartículas de oro radiactivo destruyen los tumores de próstata, dejando intacto el tejido sano

Una de las promesas de las nanopartículas como agentes de administración en los tratamientos del cáncer es que van a atacar a los tumores sin afectar al tejido sano colindante, evitando los daños asociados normalmente a las terapias de hoy en día. Ahora, esa promesa está más cerca de hacerse realidad, gracias a los resultados de un estudio en el que se trató con una dosis única de nanopartículas de oro radiactivo a ratones portadores de tumores.

Los resultados de este estudio, realizado por Kattesh Katti y Raghuraman Kannan, ambos de la Universidad de Missouri, en Colombia, se publicaron en la revista Nanomedicine (bajo el título “Radioactive gold nanoparticles in cancer therapy: therapeutic efficacy studies of GA-198AuNP nanoconstruct in prostate tumor–bearing mice” – Las nanopartículas de oro radiactivas en la terapia del cáncer: estudios de eficacia terapéutica de la nanoestructura GA-198AuNP en ratones portadores de tumores de próstata).

Para este estudio, el grupo de investigación de la Dra. Katti preparó sus nanopartículas de oro con el isótopo radiactivo de oro-198. A continuación, recubrieron las nanopartículas resultantes con glicoproteína de goma arábiga para crear nanopartículas biocompatibles capaces de escapar del torrente sanguíneo y acumularse en los tumores. Los estudios realizados con ratones demostraron que estas nanopartículas, una vez inyectadas en el torrente sanguíneo, sólo se acumulan en los tumores de próstata humanos implantados, con mínima o ninguna fuga de radiactividad en otros órganos.

Tras inyectar una dosis única de las nanopartículas a los animales portadores de los tumores, se realizó un seguimiento de su evolución durante tres semanas. Al final de ese período, se observó que el volumen de los tumores en los animales tratados era un 82 % menor que en los animales del grupo de control. Además, los animales tratados no adelgazaron durante el período de tres semanas, mientras que los animales no tratados experimentaron una pérdida de peso significativa. Los investigadores también examinaron varias células sanguíneas en busca de señales que indicasen daño por radiación sin hallar nada, un signo alentador de que estas nanopartículas son tóxicas sólo para los tumores.

Fuente: Nanowerk

http://www.construyendodialogo.com/archives/956

Cánceres indicados:


Vídeo:

Visitas: 2072

Mostrando Registros desde el 1 hasta el 0 de un total de 0

Nick:
Email: No se publicará
Comentario: Tags HTML permitidos <blockquote>citas<strong>negrita<em>cursiva <u>subrayado<li>elemento lista <ul>ordenada<ol>numérica y sus cierres (url y saltos de línea se convierten automáticamente)
 
  Acepto las condiciones de uso

Todos los campos obligatorios

 

 

 

Cánceres.info
www.000webhost.com