Bienvenido hoy es Viernes, 31 de octubre de 2014 | 12:50



Búsqueda


Búsqueda Avanzada

de Fármacos


Anatomía


A tener en cuenta:


Teoría Básico

cáncer



Cánceres más visitados

Fármacos más visitados

Novedades Fármacos/Tratamientos

Últimos comentarios

Rebeca

Histiocitoma fibroso maligno óseo

Este medicamento funcionaria para un adulto de 86 años. Gracias...

NEMESIO

Ciproterona

llevo 9 meses tomando androcur 30 mg.mis senos han crecido siento piquete y se ha despertado el...

Godo

Vacuna contra el virus del papiloma huma

INEFICACIA DE LA VACUNA CONTRA EL PVH VISTO POR MEDICO DEL PERÚ...

ornitorrinko

Aldesleukina

interesante, estoy estudando diversas proteinas, e inhibidores de celulas...

Jorge

Glioblastoma multiforme

Una molécula obliga a las células cancerígenas a suicidarse Podría servir de base para nuevos...




Sigue las noticias por


Total Visitados

690098

Tipo: Sin clasificar

Tratamientos que no están clasificados.

Categoría:

Diana:

Nombre: Plata Coloidal

Comercial:

Estado: Alternativo

Tratamientos que no están respaldados por la ciencia o su mecanismo de actuación no es citotóxica o actúan por sugestión o son controvertidos.

Tecnología:

Foto:

Fórmula:

Gráfico:

Información: Pros:
La plata coloidal se ha convertido en una asombrosa alternativa a los antibióticos sintéticos. Este poderoso destructor de gérmenes, cada vez más popular en todo el mundo, no es un medicamento nuevo.

Los antiguos griegos recubrían con plata sus vasijas, y las vajillas de plata se utilizan en Europa desde hace siglos sin que nadie sepa ni se pregunte por qué. Los primeros colores que conquistaron el Oeste americano solían poner una moneda de plata en las jarras de leche.

Tampoco en este caso nadie se pregunta cuál es la razón profunda de esta superstición. La medicina ayurvédica, que utiliza la plata desde hace miles de años en forma de ceniza, sostiene que es muy eficaz en enfermedades hepáticas e infecciosas.

Para este sistema médico avalado por millones de pacientes en Oriente y Occidente, «la plata se usa para refrescar la mente, emociones y cuerpo en padecimientos tales como neuritis y neuralgia, inflamaciones de las membranas mucosas, enfermedades del sistema reproductivo y mentales. Es asimismo afrodisíaco y útil en casos de debilidad».

La medicina moderna sabe muy poco sobre la plata coloidal y no son pocos los médicos que la confunden con otros productos como el nitrato de plata o las sales de plata. Al tratarse de un producto barato que se prepara con facilidad, no ha despertado el interés de los grandes laboratorios, a pesar de que hace cien años, antes del descubrimiento de las sulfamidas y los antibióticos, la plata coloidal se consideraba como un sofisticado destructor de gérmenes.

Este producto se encontraba indefectiblemente en los botiquines de la mayoría de consultas médicas, y se aplicaba sobre todo para ayudar a cicatrizar. En 1914, el doctor Henry Crookes, que experimentó con plata coloidal, escribió que «los metales (en lo que hoy se llama estado coloidal), matan únicamente a las bacterias y ejercen un efecto calmante y de ablandamiento sobre los tejidos animales».

Sin embargo, según la reglamentación de la FDA, los fabricantes de plata coloidal no pueden afirmar legalmente que su producto sea capaz de curar enfermedad alguna. De hecho la plata coloidal ha sido objeto de una verdadera guerra por parte del establishment, poco o nada interesado en que un producto tan económico, eficaz y fácil de utilizar esté al alcance de todos.

La plata coloidal es básicamente plata y agua: es el resultado de un sencillo proceso electromagnético que puede llevarse a cabo en menos de una hora. Warren Jefferson, en su libro El poder curativo de la plata coloidal, explica cómo construirse uno mismo un sencillo generador de plata coloidal. Sería un error pensar que la plata coloidal es un mero producto que contiene plata. De hecho es pura plata metálica de grupos microscópicos de tan sólo unos cuantos átomos, puestos en suspensión en agua pura, por la pequeña carga eléctrica en cada átomo.

Un coloide es una pequeñísima partícula atómica que permanece suspendida en el agua por medio de una carga positiva en los electrones. Este minúsculo tamaño aumenta considerablemente la reactividad de la plata con las sustancias con las que entra en contacto y éstas se «tragan» las partículas de plata.

Como antibiótico de amplio espectro, la plata coloidal inactiva las enzimas de todas las células bacterianas, hongos y virus que éstas usan para su metabolismo del oxígeno. Esto se produce, al decir de Henry Crookes, en cuestión de 5 o 6 minutos.

Tomada diariamente proporciona al organismo un segundo sistema de defensa que produce energía, vitalidad, vigor, relajación, produciendo un alivio casi instantáneo y reduciendo las toxinas del cuerpo. La plata coloidal se puede tomar bebida o aplicarse en la piel en las zonas afectadas. Los defensores del uso de la plata coloidal sostienen que puede curar más de 650 enfermedades diferentes: parásitos, artritis, acné, pie de atleta, toxemia, envenenamiento de la sangre, dermatitis, diabetes, disentería, eccema, fibrosis, gastritis, gonorrea, sífilis, malaria, pleuritis, neumonía, prostatitis, psoriasis, rinitis, prurito anal, fiebres en general, septicemia, problemas por estafilococos y estreptococos, úlceras, amigdalitis, tuberculosis, verrugas, tos, infecciones, candidiasis, herpes simple y zoster, fatiga crónica, y un largo etc.

La plata coloidal actúa como un verdadero antibiótico, pero sin sus efectos secundarios. Sin embargo su consumo en grandes cantidades durante largos períodos de tiempo puede llegar a destruir la flora bacteriana en el intestino, por lo que se recomienda complementar la dieta con yogurt o acidófilo. También se ha detectado que un consumo muy prolongado puede causar con el tiempo una deficiencia de selenio inducida por la plata. Esto se puede compensar sencillamente tomando un complemento de selenio, o incluyendo en su dieta alimentos ricos en selenio como, por ejemplo, el trigo, las nueces o las semillas de girasol.

Últimamente se está aplicando la plata coloidal con enfermos de cáncer y Sida. El Dr. Bjorn Nordstrom, del Instituto de Karolinska (Instituto sueco equivalente al Instituto Nacional de la Salud de Estados Unidos), ha utilizado con éxito la plata en su método para curar el cáncer durante muchos años. El doctor Gary Smith considera que «cuando la plata está presente, las células cancerosas son diferenciadas y el cuerpo restablecido. Cuando los niveles de plata son bajos o no existen, el ritmo de crecimiento del cáncer es lento».

Si bien sería apresurado cantar las alabanzas de la plata coloidal en lo referente a estas enfermedades, no hay que descartarla como terapia auxiliar de otros tratamientos, naturales o convencionales. Sin duda nos reserva aún muchas sorpresas.

Esteban Cabal

Fuente: http://www.revistanatural.com/articulo.asp?id=620

LA PLATA COLOIDAL ANIQUILA MÁS DE 650 ESPECIES DE MICROBIOS PATÓGENOS
EN MINUTOS






Desde principios del pasado siglo XX se sabe que ninguna bacteria, virus, hongo, levadura o microbio puede vivir en un líquido en el que haya una sola partícula de plata. Dicho metal los aniquila al contacto en sólo minutos. De ahí que la plata coloidal obtenida por electrolisis de plata pura en agua destilada se considere uno de los más potentes y eficaces germicidas naturales conocidos y se le otorgue la denominación de superantibiótico. Sin efectos secundarios adversos a las dosis adecuadas, sin interaccionar con otros medicamentos y sin provocar reacciones de rechazo o alérgicas. De ahí que por su gran eficacia, por la rapidez con la que actúa y por su inocuidad se considere hoy a este antiguo remedio una especie de segundo sistema inmune del que puede disponer el cuerpo humano.

A pesar de la capacidad de investigación y especialización de la industria farmacéutica la experiencia demuestra que los microorganismos acaban desarrollando resistencia a sus sofisticados y carísimos antibióticos lo que reduce o incluso anula su eficacia. Y ante esta realidad un número creciente de expertos aboga por la vuelta a un germicida considerado infalible, a un clásico de la Medicina natural cuyo uso se fue abandonando progresivamente a mediados del siglo pasado por el empuje de los antibióticos modernos, económicamente más lucrativos pero de cuestionable eficacia en muchos casos. Hablamos de la plata coloidal que tras décadas de olvido está siendo rescatada como remedio increíblemente eficaz en la prevención y tratamiento de enfermedades infecciosas. ¿Sus avales? Su inigualable capacidad germicida frente a más de 650 especies de microorganismos patógenos y el hecho contrastado de que ante su presencia cualquier microbio es eliminado de forma tan rápida que le es imposible generar mecanismos de resistencia. Se trata, en suma, de un remedio eficaz, natural, sin efectos secundarios a las dosis adecuadas y asequible que puede ayudarnos a prevenir numerosas enfermedades infecciosas y a recobrar la salud.

UN REMEDIO ANTIQUÍSIMO

El uso antibiótico de la plata data de civilizaciones tan antiguas como la griega y la romana que también utilizaban este metal para elaborar utensilios de cocina o recipientes donde almacenar y servir el agua. Así lo recoge el historiador y geógrafo griego Heródoto (484-425 a.C.) -considerado “el padre de la Historia”- quien en sus escritos narra que, donde quiera que fuera, el rey Ciro de Persia llevaba consigo una mula que transportaba recipientes de plata llenos de agua hervida y que sólo bebía de ellos. Y es que, según parece, ya entonces sabían que la plata inhibe el crecimiento de los microorganismos que estropean los alimentos, las bebidas… y el cuerpo de humanos y animales. Ésa es, asimismo, la explicación de la costumbre de los primeros pobladores del Oeste americano que introducían un dólar de plata en los recipientes con leche para facilitar su conservación y evitar el crecimiento de hongos y bacterias. De hecho en la actualidad se sigue confiando en la capacidad de la plata coloidal para eliminar una amplísima gama de organismos patógenos lo que la hace única para añadirla a los alimentos y mejorar su conservación-. Incluso para potabilizar el agua. Una propiedad que la ha convertido en herramienta de -permítasenos la licencia- utilidad extraterrestre ya que los rusos la utilizan para esterilizar el agua reciclada a bordo de las estaciones espaciales y la NASA eligió un sistema de tratamiento de aguas a base de plata coloidal para el puente aéreo espacial.
En cuanto a su uso terapéutico se tiene constancia de que tanto la Medicina Tradicional China como la Medicina Ayurvédica han usado la plata -bien sola, bien combinada con otras sustancias- como remedio para prevenir y tratar infecciones y como tónico rejuvenecedor para pacientes debilitados por alguna dolencia o, simplemente, por la edad. Para esta última tradición médica la plata es muy eficaz en el tratamiento de afecciones hepáticas y la usan también para “refrescar mente, emociones y cuerpo en padecimientos tales como neuritis y neuralgia, inflamaciones de las membranas mucosas, enfermedades del sistema reproductor y mentales. Es asimismo afrodisíaca y útil en casos de debilidad”.
Por lo que respecta a Occidente hasta la década de los años 40 del siglo pasado era común entre los médicos el uso de la plata coloidal para el tratamiento de decenas de enfermedades cuyo origen fueran virus, bacterias u hongos (vea las Indicaciones de la plata coloidal en el recuadro aparte) así como para ayudar a cicatrizar heridas y quemaduras. Sin embargo, el aumento del precio de la plata y los costes de producción así como el desarrollo de otro tipo de antibióticos más rentables llevarían a este germicida natural a un rincón olvidado del que desde hace aproximadamente cuarenta años intentan rescatarlo médicos y profesionales de la salud de todo el mundo. Y gracias a ellos la plata coloidal empieza a ocupar de nuevo el lugar que nunca debió perder como antibiótico de referencia. Ahora bien, el camino no es fácil pues su vuelta se enfrenta al todopoderoso establishment de la industria farmacéutica, nada interesado en que un producto tan económico, eficaz y fácil de utilizar esté al alcance de todos.

PARTÍCULAS EN SUSPENSIÓN

Las investigaciones realizadas en las últimas décadas han revelado que mientras antiguamente el cuerpo humano obtenía una cantidad elemental -y necesaria- de plata a través de la ingesta de frutas y verduras frescas en la actualidad la sobreexplotación de los suelos y la degradación de sus minerales -en porcentajes que incluso superan el 80a hecho que carezcamos de este metal esencial. Pero, ojo, porque no se trata de la mera carencia de un nutriente: los expertos señalan que la deficiencia de plata es uno de los factores que han hecho aumentar drásticamente los desórdenes del sistema inmune humano en los últimos años. De ahí que se postule la necesidad de tomar plata en su forma coloidal para suplir ese déficit y prevenir numerosas dolencias, especialmente las causadas por microorganismos patógenos.
Pero, ¿qué es la plata coloidal? Pues, en pocas palabras, plata y agua. Más concretamente, minúsculas partículas de plata cargadas eléctricamente que se encuentran en suspensión (recordamos en este punto al lector que los líquidos más importante del cuerpo humano son coloidales, es decir, compuestos por partículas ultrafinas en suspensión) y se obtienen por electrolisis de plata pura en agua destilada (es imprescindible que la plata sea 100ura y el agua destilada pues si no es así la mezcla podría dar lugar a efectos adversos como úlceras o coloración de la piel). De esa forma se desprenden partículas microscópicas de plata que se mantienen en suspensión gracias a la diminuta carga eléctrica de cada una de ellas. Afirman los expertos que este minúsculo tamaño aumenta considerablemente la reactividad de la plata con los organismos unicelulares con los que entra en contacto de tal forma que éstos -ya sean bacterias, virus, etc.- se “tragan” las partículas de plata, algo que -como explicamos más adelante- acaba propiciando su eliminación en apenas unos minutos. Y también a su tamaño extremadamente pequeño (entre 0,01 y 0,001 micrones de diámetro) se debe que puedan penetrar más fácilmente en cualquier tejido y viajar a lo largo del cuerpo multiplicando su eficacia terapéutica.
Eso sí, quede claro -también para los médicos que aún los confunden- que en todo momento hablamos del coloide de la plata (obtenido por un método fisicoquímico) y no del oligoelemento plata (que se obtiene por métodos químicos). Este último es el que, por sobredosificación, puede provocar argiria o manchas de color gris oscuro que tiñen de forma permanente la piel y las membranas mucosas. En cuanto a la plata coloidal no se conocen efectos secundarios cuando ésta se elabora en la concentración oportuna, no se han descrito casos de interacción con otras sustancias, no produce adicción ni intolerancia y los estudios demuestran que no se deposita bajo la piel sino que pasa a través del tracto digestivo hasta eliminarse por completo a través de las heces. Lo único que se deberá tener en cuenta -además de otras indicaciones que pueda darle el profesional de la salud al que consulte antes de iniciar el tratamiento- es que el consumo de plata coloidal puede inducir una deficiencia de selenio que, en todo caso, será fácil de corregir introduciendo en la dieta alimentos ricos en este mineral como el trigo, las nueces o las pipas de girasol. Por lo demás, la plata coloidal es insípida, inodora, no tóxica, segura durante el embarazo y la lactancia e, incluso, se puede utilizar de forma tópica para lavar los ojos o las fosas nasales de los bebés.

UN AUTÉNTICO “SUPERANTIBIÓTICO”

Investigaciones recientes llevadas a cabo en universidades y centros de investigación de todo el mundo han podido confirmar los hallazgos de nuestros ancestros e, incluso, ampliar el listado de sus bondades e indicaciones. Y así, hoy se considera que la plata coloidal:
-Es un potente germicida de amplio espectro.
Ya en 1914 la revista The Lancet publicó los resultados de un estudio llevado a cabo por el doctor Henry Crookes con plata coloidal que demostró que es altamente germicida e inofensiva para el cuerpo humano. En aquel artículo el investigador norteamericano afirmaba: “No conozco ningún microbio que no haya podido ser eliminado en laboratorio con plata coloidal en un lapso de 6 minutos. Sin efectos secundarios negativos aun utilizando las concentraciones más altas”. Pues bien, recientes investigaciones realizadas en la Universidad de California de Los Ángeles (UCLA, Estados Unidos) confirman que bastan esos 6 minutos -a veces menos- desde el contacto con la plata coloidal para que el germen muera. Lo que hace la plata coloidal es inactivar las enzimas que las bacterias, hongos, virus, levaduras y otros microorganismos usan para su metabolismo del oxígeno; es decir, consigue inutilizar el pulmón químico de dichos parásitos y de sus formas pleomórficas o mutantes y eliminarlas incluso en su etapa de huevos. Por ese motivo, al contrario de lo que ocurre con los antibióticos sintéticos, el microorganismo no puede desarrollar mecanismos de resistencia ni ningún tipo de mutación que le permita escapar de la acción germicida de la plata.
Luego las células del sistema reticuloendotelial -que es parte del sistema inmune- logran expulsar del cuerpo los gérmenes ya muertos. Por tanto, la plata coloidal funciona como un catalizador ya que su sola presencia hace que muchos microorganismos causantes de enfermedades infecciosas no puedan respirar y mueran asfixiados. Y lo hace con unos ¡650 tipos diferentes de gérmenes! Entre ellos, como demostró en 1988 el doctor Larry C. Ford -investigador de la Escuela de Medicina de la citada universidad californiana-, los streptococcus pyogenes, staphylococcus aureus, neisseria gonorrea, garnerella vaginalis, salmonella typhi y otros microbios patógenos entéricos así como la candida albicans, la candida globata y la malassezia furfur por citar sólo algunos. De ahí que el doctor Harry Margraf -bioquímico e investigador de la Universidad de Saint Louis (Estados Unidos), colaborador de la Universidad de Washington y pionero en la investigación de la plata- llegara a afirmar: “La plata coloidal es, sin duda, el mejor y más versátil combatiente de gérmenes que tenemos”.
Además, al contrario que los antibióticos sintéticos -que destruyen las enzimas y bacterias benéficas-, la plata coloidal no provoca daño alguno ni a las enzimas ni a ningún otro componente del organismo humano. Y es así porque sólo ataca las enzimas de formas de vida unicelulares que son radicalmente diferentes a las de los organismos pluricelulares. Sin olvidar que dentro del cuerpo humano la plata coloidal no forma compuestos tóxicos ni reacciona con otra cosa que no sea la enzima metabolizadora de oxígeno de un germen unicelular. Por tanto, no puede causar rechazos o alergias de ningún tipo.
-Constituye un segundo sistema de defensas.
La plata coloidal no sólo elimina los virus, bacterias y demás gérmenes capaces de hacernos enfermar sino que además fortalece nuestro sistema inmune y nos ayuda a prevenir numerosas dolencias, especialmente las de tipo infeccioso. Así lo afirmaba ya a finales de la década de los 70 del siglo pasado el doctor Robert O. Becker -cirujano ortopédico investigador en Medicina durante más de 30 años y considerado uno de los padres de la Electromedicina y la Electroquímica así como uno de los pioneros en el resurgir de la plata en aplicaciones médicas- que constató una correlación entre los valores bajos de plata en el cuerpo y los estados de enfermedad y fue el primero en afirmar que “la deficiencia de plata es responsable del funcionamiento incorrecto del sistema inmune”. En 1978 Becker publicaría un estudio en el que se podía leer: “Gracias a la investigación de ‘mente abierta’ la plata coloidal está emergiendo como una maravilla de la medicina moderna. Un antibiótico puede matar quizás a una docena de organismos patógenos diversos pero la plata mata alrededor de 650 y sin que se generen mutaciones resistentes. Es más, además de acabar con los microorganismos causantes de decenas de enfermedades la plata coloidal estimula de forma notable el sistema de defensas del cuerpo humano”. Y es que, como han corroborado investigaciones posteriores, tomada diariamente la plata coloidal proporciona, por su gran efectividad y por la rapidez con la que actúa, un verdadero “segundo sistema de defensas” que produce energía, vitalidad y vigor, reduce las toxinas del cuerpo (al aumentar el fluido y drenaje linfático lo que mejora la oxigenación, la regeneración de las células y el flujo de energía en el cuerpo), provoca una significativa elevación de glóbulos blancos en la sangre y genera una rápida sensación de alivio. Además se ha constatado que no afecta a las bacterias benéficas del intestino grueso porque la plata coloidal -en dosis normales- se absorbe en los primeros metros del intestino delgado. Y como no interactúa con ninguna sustancia del cuerpo no puede causar alergia o rechazo. Es más, según investigaciones de la Brigham Young University (Utah, EEUU) la plata coloidal elimina el VIH, presunto virus causante del Sida. Y aunque la FDA norteamericana no permite aún el uso del coloide de plata para tratar esta enfermedad ha autorizado ya su uso en las derivadas de un VIH activo.
-Ayuda a eliminar las células tumorales.
El doctor Bjorn Nordestrom -del Instituto Karolinska de Estocolmo
(Suecia)- viene utilizando desde hace décadas la plata coloidal para el tratamiento del cáncer con resultados sorprendentes. De hecho ha publicado varios casos de rápida remisión en pacientes desahuciados. Peor suerte corrió el intento del ya citado doctor Becker que a principios de la década de los 80 del pasado siglo XX empezó a investigar la posible capacidad de la plata coloidal para inhibir la mutación de células cancerosas y dejó de inmediato de recibir subvenciones públicas hasta que, finalmente, se vio obligado a cerrar su laboratorio sin concluir sus investigaciones. Otros, como el doctor Gary Smith -pionero en la investigación del cáncer-, llegó a afirmar tras años de estudio que “cuando la plata está presente las células cancerosas son diferenciadas y el cuerpo restablecido. De ahí que posiblemente una deficiencia de plata sea una de las muchas razones de que exista el cáncer y de que aumente tan rápidamente “.
-Promueve la curación de heridas y quemaduras.
De hecho se usa en las unidades de quemados de los principales hospitales por ser considerado como un potente antiséptico y un efectivo reparador de los tejidos. Y es que se ha contrastado que evita la infección, acelera el proceso de cicatrización y atenúa las cicatrices o marcas posteriores a las heridas o quemaduras.
-Estimula el crecimiento de los huesos.
A finales de los años 70 del siglo pasado el ya mencionado doctor Robert O. Becker descubrió, mientras estudiaba la capacidad de regeneración de los tejidos humanos, que la plata coloidal promueve el crecimiento del hueso. Y observó que además eliminaba las infecciones circundantes sin dañar los tejidos sanos y reducía en un 500.000000e+0l tiempo de convalecencia en casos de fracturas.
-Supone una ayuda durante el embarazo y para el feto.
Se ha comprobado que la plata coloidal favorece el crecimiento y la salud del feto y hace que el parto y la recuperación de la madre sean más fáciles y rápidos.
A todo lo dicho hay que añadir que ayuda a aliviar la inflamación, mejora la digestión y es un reconstituyente general del organismo. De hecho muchas personas que la toman a diario afirman sentirse más jóvenes. La explicación está, según los expertos, en que el cuerpo, gracias a las propiedades preventivas e inmunopotenciadoras de la plata coloidal, puede utilizar sus energías para otras tareas distintas a luchar constantemente contra la enfermedad.
En suma, la plata coloidal es una alternativa totalmente natural, segura, barata, eficaz y sin efectos secundarios; y además es efectiva contra las cepas microbianas que son resistentes a los antibióticos convencionales.





MÚLTIPLES USOS

En cuanto a las posibilidades de aplicación la plata coloidal resulta especialmente versátil. Así, se puede ingerir, emplear para hacer enjuagues (a fin de prevenir o tratar infecciones bucales) o gargarismos, para limpiar heridas o quemaduras (al contrario que otros antisépticos no produce dolor al ser aplicada sobre cortes o abrasiones), para tratar tópicamente la piel en caso de acné, verrugas, pie de atleta, etc., o para lavar los ojos (incluso los de los bebés) en casos de conjuntivitis y otras formas de inflamación e infección ocular. También se puede usar vaginal o analmente, atomizada por la nariz (así la plata coloidal llega más rápidamente al foco infeccioso cuando se padece bronquitis o infecciones pulmonares), vaporizada o como desodorante puesto que la mayor parte del mal olor de pies o axilas es causado por las bacterias que metabolizan las sustancias excretadas por las glándulas sudoríparas y la plata coloidal las elimina por completo.
En cuanto a la dosis lo más adecuado es que la establezca un profesional de la salud atendiendo a las particularidades de la persona y discriminando si el uso es como preventivo o para el tratamiento de alguna dolencia específica. En todo caso, lo aconsejado en un adulto es coger 10 gotas con un cuentagotas -es imprescindible que tanto éste como el envase que la contenga sean de cristal pues el plástico no conserva la plata en suspensión al anular con su carga electrostática la de la plata coloidal- y dejarlas actuar debajo de la lengua durante un minuto. Se recomienda hacerlo por la mañana -en ayunas- y esperar 5 minutos antes de ingerir alimentos o bebidas.
Como ya hemos mencionado no se conocen efectos secundarios o casos de rechazo o alergia al uso de los coloides de plata pero sí es normal que durante los primeros días de tratamiento se produzca cansancio, dolor de cabeza o diarrea que son reacciones propias del proceso de desintoxicación que se pone en marcha al seguir el tratamiento.
Y una última recomendación: si se decide a tomar plata coloidal sepa que varios libros y numerosas páginas de Internet explican cómo fabricarla en casa de modo sencillo. Pero tenga presente que no se trata de un simple “juego de química”: hay que saber hacerlo bien, en la concentración adecuada y usando sólo plata pura y agua destilada para que el preparado únicamente produzca los efectos positivos que mencionamos en el texto. Eso sí, tanto si fabrica la plata coloidal en casa como si la adquiere en un herbolario o tienda especializada almacénela en un lugar fresco y oscuro -pero no dentro del frigorífico- y consúmala antes de 6 meses.
En fin, que si a su eficacia terapéutica le sumamos la sencillez de su uso, la versatilidad de sus aplicaciones, el hecho de que lo pueden usar hasta las embarazadas y los bebés y lo asequible de su precio auguramos un prometedor renacer de este excepcional germicida natural que, según sus defensores, esta vez -y a pesar de las zancadillas de la industria del fármaco sintético- “vuelve para quedarse”.

Laura Jimeno

Fuente: http://www.dsalud.com/index.htm

Diferencia entre Plata Coloidal y Plata Iónica

Es muy importante distinguir entre disoluciones de Plata Coloidal (suspensión de partículas de Plata metálica (Ag 0 )) y Plata Iónica (disolución de Iones de Plata (Ag ) procedente de sales de este metal), porque aunque ambas tienen un importante poder bactericida, su comportamiento en el organismo humano es muy distinto. Sólo el uso de Plata Iónica puede provocar el fenómeno de Argiria.

La Plata Coloidal está constituida por pequeñas partículas de Plata metálica que, a su vez, están formadas por muchos átomos.

Sin embargo, la Plata Iónica son iones, es decir, átomos de Plata que han perdido un electrón quedando con una carga positiva. Dichos iones pueden pasar a la sangre, de forma que al entrar en contacto con la luz solar, se reducen a Plata metálica (Ag 0 ) y originan manchas azuladas en la piel, es decir, producen Argiria. Por este motivo, la Plata Iónica no resulta recomendable para fines que requieran su ingestión en el cuerpo humano, ya sean farmacéuticos o alimenticios.

Por el contrario, las partículas de Plata metálica de la Plata Coloidal pasan a través del tracto digestivo, sin ninguna posibilidad de pasar a la sangre, ya que la plata como metal noble es totalmente insoluble en líquidos orgánicos, hasta eliminarse finalmente por las heces en su totalidad.

Eficacia de la Plata Coloidal

La Plata Coloidal es muy eficaz frente a un amplio rango de bacterias (Gram positivas y Gram negativas), hongos y levaduras.

La acción de la Plata Coloidal consiste en inhibir las enzimas implicadas en el proceso respiratorio de óxido-reducción celular de las bacterias, provocando su muerte en pocos minutos. Por este motivo, el microorganismo no puede desarrollar mecanismos de resistencia como ocurre con los antibióticos. En contra de lo que ocurre con dichos antibióticos, la Plata coloidal respeta el resto de las enzimas implicadas. Por ello, la Plata coloidal es absolutamente segura para el hombre y todos los seres vivos pluricelulares.

La Plata Coloidal no es tóxica en ningún caso puesto que es eliminada en su totalidad por las heces.



Contras:

Revelan estudios del ISP.

Piel grisácea y cáncer de hígado en mujeres pueden ser algunos de los efectos del consumo frecuente
Se acumula en el estómago, hígado, bazo y cerebro, según revelan autopsias.

Alma Espinosa.– A pesar de su frecuente utilización, a la fecha son pocas las investigaciones que se han realizado para determinar los efectos secundarios de la ingesta de la plata coloidal. En el Instituto de Salud Pública (ISP) de la Universidad Veracruzana (UV) se desarrollan estudios enfocados a comprobar o desechar que la forma coloidal de la plata tiene incidencia en la aparición de cáncer, problemas renales y dermatológicos, entre otros.
Elda María del Rocío Coutiño Rodríguez es investigadora del ISP y desde 1993 trabaja con la plata coloidal. A petición de la entonces secretaria de Salud del Estado, Edit Rodríguez Romero, también investigadora del ISP, Coutiño Rodríguez comenzó a analizar si el coloide realmente era efectivo para controlar el cólera.
Los resultados fueron positivos como bactericida pero poco efectivos ante la presencia de materia orgánica porque la plata coloidal, explicó, tiene una alta afinidad por los grupos tioles de las proteínas. Estos grupos participan en el transporte de electrones en los citocromos y su alteración puede causar modificaciones en el proceso respiratorio de la mitocondria, en la permeabilidad de membrana, en el empaquetamiento del DNA y en la segregación cromosómica. Ésta es la razón de su interés, pues comentó que en 1979 estudió el papel de los grupos tioles en los procesos de mutación.
Para hacer los primeros estudios de los efectos de la plata coloidal, comentó Rocío Coutiño, trabajó con el efecto citogenético en células meristemáticas de cebolla. Conforme avanzan sus investigaciones ha descubierto que la plata tiene afinidad con los receptores estrogénicos (RE) y poseen un dominio rico en cisteínas (tioles), por lo que la población femenina es más propensa por los efectos colaterales de la plata coloidal a presentar diabetes, obesidad y cáncer, específicamente de hígado por ser un órgano donde el metal se alberga. No descartó su participación en otro tipo de cánceres como bazo o leucemias, por sus efectos en el sistema inmune.
Con estudiantes de las facultades de Química y Biología, la investigadora ha realizado cultivos de linfocitos aislados y con sangre total para determinar la actividad citotóxica y citogenética de la plata en linfocitos humanos. Ha detectado que ante la presencia de sangre total la plata se hemoliza, por lo que ha determinado que esto podría tener como consecuencia problemas de tipo renal. Otros hallazgos notorios fueron que la plata incrementa la división celular, induce la producción de anticuerpos y la actividad de proteínas relacionadas con la división celular de los linfocitos.
La plata incrementa las enfermedades autoinmunes
A pesar de que no se han realizado estudios epidemiológicos, la académica tiene la hipótesis de que con la presencia constante de la plata coloidal en el organismo, dada su afinidad a RE, se elevan las alteraciones cancerígenas y otras enfermedades crónico-degenerativas, como diabetes y obesidad, además de algunas enfermedades autoinmunes, que son trastornos en los que el cuerpo fabrica anticuerpos contra sustancias químicas normales del propio individuo.
Es precisamente por la respuesta inmune que compañías alimenticias, específicamente de Estados Unidos, promueven la ingesta de plata coloidal como un suplemento alimenticio para estimular la respuesta. Hasta en cierta medida está bien incrementar la producción de anticuerpos, pero cuando se eleva demasiado afecta directamente todo lo relacionado con la expresión del DNA por la alta afinidad que tiene la plata a regiones nucleolares (NORS) y a los RE.
Lo anterior explica por qué las personas se automedican y utilizan la plata coloidal como un intermediario o detonante para que los medicamentos recetados por su médico surtan mayor efecto; por ejemplo, si el paciente tiene prescrito que debe tomar medicinas para controlar la tiroides adhiere el consumo de la plata coloidal para obtener mejores resultados a corto plazo, pero ignora que después de muchos años podría tener alguna consecuencia en su salud.
La pigmentación grisácea o Argyria de la piel es una de las consecuencias del consumo frecuente de la plata coloidal. En Estados Unidos se han emitido reportes sobre personas que recurren a la medicina alternativa combinada con productos derivados de plata coloidal y presentan cambios en la pigmentación de la piel, porque es ahí donde se detecta su acumulación.
Aunque todavía no se realizan investigaciones sobre los efectos del consumo moderado de plata coloidal como bactericida, en el mundo ya se registran las consecuencias por una exposición crónica. Por ello, en el ISP se desarrollan investigaciones que permitirán prevenir a las personas y generar información sobre sus efectos para crear una reglamentación para su uso y a futuro la búsqueda de tratamientos médicos que contrarresten los efectos secundarios.
Las razones se incrementan cuando las autopsias de personas envenenadas por consumir grandes cantidades de plata con el fin de terminar con su vida, revelan que las zonas donde se acumula el metal son en el estómago, hígado, bazo y cerebro. Esto es un claro indicio de algunos órganos con mayor afinidad y por ende los más afectados.
Además de los hallazgos experimentales, algunos resultados de sus investigaciones en el laboratorio de Ecología y Salud del ISP se basan en los análisis minuciosos de casos de incidencia de cáncer registrados desde 1990. Esto forma parte de los elementos que sirven a la investigadora y sus alumnos para determinar los efectos e identificar el riesgo de las poblaciones expuestas.
El seguimiento de la investigación es fundamental porque en Internet hay gran cantidad de información sobre la plata coloidal como un antibiótico universal muy antiguo y por demás efectivo; sin embargo, existen pocas páginas que den a conocer las consecuencias de su ingesta continua porque, como todo metal, su principal efecto es la formación de complejos con proteínas y consecuentemente la inhibición de su actividad.
Los investigadores del Instituto ya han publicado algunos artículos en revistas médicas y de la propia Universidad, como La Ciencia y el Hombre y Altepepaktli. Salud de la comunidad, del propio ISP. Los temas han abarcado la plata coloidal como bactericida, el uso de desinfectantes y las bacterias transmitidas por agua y alimentos; próximamente se publicará una revisión bibliográfica sobre los compuestos de la plata en la salud y sus consecuencias.
Coutiño Rodríguez comentó que en cuanto a investigaciones internacionales, sólo se estudia la plata como técnica de tinción de proteínas y en la identificación de NORS. Son menos las investigaciones toxicológicas y recientemente se incrementaron las publicaciones relacionadas con tratamientos alternativos que utilizaron plata y la Argyria.

Fuente: http://zapateando2.wordpress.com/2007/10/16/plata-coloidal-puede-causar-cancer-problemas-renales-y-dermatologicos/

José Francisco García

Córdoba, Veracruz.- Académicos del Instituto de Salud Pública (ISP) de la Universidad Veracruzana (UV), reiteraron que el consumo de la plata coloidal provoca cáncer, por lo que sugirieron evitarla.

Aún cuando no se han realizado estudios epidemiológicos, algunos especialistas del ISP tienen la hipótesis de que con la presencia constante de la plata coloidal en el organismo, se elevan las alteraciones cancerígenas y otras enfermedades crónico-degenerativas, como diabetes y obesidad.

Mediante un comunicado integrantes del Instituto de Salud Pública de la Universidad Veracruzana indican que por la razón de que algunas enfermedades autoinmunes, que son trastornos en los que el cuerpo fabrica anticuerpos contra sustancias químicas normales del propio individuo, algunas compañías alimenticias, específicamente de Estados Unidos, promueven la ingesta de plata coloidal como un suplemento alimenticio para estimular la respuesta.

"Hasta en cierta medida está bien incrementar la producción de anticuerpos, pero cuando se eleva demasiado afecta directamente todo lo relacionado con la expresión del DNA por la alta afinidad que tiene la plata a regiones nucleolares (NORS) y a los RE", explica Eloísa Morales Rojas, de la UV.

Lo anterior agrego explica por qué las personas se automedican y utilizan la plata coloidal como un intermediario o detonante para que los medicamentos recetados por su médico surtan mayor efecto, "por ejemplo, si el paciente tiene prescrito que debe tomar medicinas para controlar la tiroides adhiere el consumo de la plata coloidal para obtener mejores resultados a corto plazo, pero ignora que después de muchos años podría tener alguna consecuencia en su salud, como la pigmentación grisácea o Argyria de la piel que es una de las consecuencias del consumo frecuente de la plata coloidal".

Aunque todavía no se realizan investigaciones sobre los efectos del consumo moderado de plata coloidal como bactericida, en el mundo ya se registran las consecuencias por una exposición crónica.

Por ello, en el ISP se desarrollan investigaciones que permitirán prevenir a las personas y generar información sobre sus efectos para crear una reglamentación para su uso y a futuro la búsqueda de tratamientos médicos que contrarresten los efectos secundarios.

"Las razones se incrementan cuando las autopsias de personas envenenadas

por consumir grandes cantidades de plata con el fin de terminar con su vida, revelan que las zonas donde se acumula el metal son en el estómago, hígado, bazo y cerebro", revela la investigadora.

Morales Rojas, de la UV, dijo que esta situación es un claro indicio de algunos órganos con mayor afinidad y por ende los más afectados, concluyo.

Fuente: http://www.oem.com.mx/elsoldecordoba/notas/n1444947.htm

Cánceres indicados:


Vídeo:

Visitas: 1682

Mostrando Registros desde el 1 hasta el 0 de un total de 0

Nick:
Email: No se publicará
Comentario: Tags HTML permitidos <blockquote>citas<strong>negrita<em>cursiva <u>subrayado<li>elemento lista <ul>ordenada<ol>numérica y sus cierres (url y saltos de línea se convierten automáticamente)
 
¿Eres humano? Sensible (M/m)
  Acepto las condiciones de uso

Todos los campos obligatorios

 

 

 

Cánceres.info