Bienvenido hoy es Lunes, 25 de junio de 2018 | 17:08



Búsqueda


Búsqueda Avanzada

de Fármacos


Anatomía


A tener en cuenta:


Teoría Básico

cáncer



Cánceres más visitados

Fármacos más visitados

Novedades Fármacos/Tratamientos

Últimos comentarios

WilliamAcace

Inhibidores de la proteina PARP

Здравствуйте! Класный у вас сайт! Нашёл инфу в сети:...

dani

Tratamiento de Neutrófilos de Antonio Br

hola somos una familia de albacete..tenemos un enfermo de 40 año con tumor higATO..QUEREMOS HABLAR...

Michel

CIMT-54

Parece que suspendieron la vacuna. El Instituto de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos...

Carolina

CIMT-54

Hola mi papa fue diagnosticado con cancer en el mediastino yicen que no es oerable, la vacuna puede...

Tienda BIRM Colombia

Dulcamara

Para las personas en Colombia pueden conseguir el jarabe BIRM y BIRM concentrado visitando...



Sigue las noticias por


Total Visitados

1260258

Tipo: Radiaciones

La radiación que se usa para tratar el cáncer se llama radiación ionizante debido a que forma iones (partículas que poseen carga eléctrica) en las células de los tejidos por los que pasa. Esto puede destruir células o modificar genes de manera que las células no pueden crecer.

Otras formas de radiación como las ondas de radio, las microondas y las ondas de luz son radiación no ionizante. Estos tipos de radiación no tienen mucha energía y no pueden formar iones.

La radiación ionizante se puede clasificar en dos tipos importantes:

Fotones (rayos X y rayos gamma), que son los que se usan más ampliamente.
Radiación con partículas (electrones, protones, neutrones, partículas alfa y partículas beta).

Algunos tipos de radiación ionizante tienen más energía que otros. Cuanto mayor sea la energía, más profundamente puede penetrar la radiación en los tejidos. El comportamiento de cierto tipo de radiación es importante para planear los tratamientos con tal radiación. El oncólogo especialista en radiación (un médico especializado para tratar con radiación a los pacientes de cáncer) selecciona el tipo y la energía de la radiación que son más adecuados para el cáncer de cada paciente.

Categoría: Fototerapia

Todas las células humanas vivas tienen la capacidad de sintetizar porfirinas como las platas sintetizan clorofila.

Se los denomina Pigmentos Vitales, pues es imposible la vida sin ellos.

Las células tumorales captan y concentra las porfirinas selectivamente, por lo tanto el fotosensibilizador se concentra solo en las células malignas.

Estas, al ser iluminadas por una radiación de luz específica, producen, en su interior, una reacción intracelular transformando al oxigeno estable en inestable con liberación violenta de radicales libres que provocan la muerte por implosión selectivamente y sin afectar a las células normales.

Las protoporfirinas son componentes de la hemoglobina, cuando no se incorporan a la mólecula del HEM pueden absorber energía de los fotones y transferirla a la molécula de oxigeno que esta en derredor.

El efecto terapéutico de las porfirinas y del fotosensibilizador requieren de su activación mediante la aplicación de una luz intensa y en presencia de oxigeno.

Esta luz se encuentra en una banda denominada “Banda de Soret” que está entre los 300 y los 700 nm. de longitud de onda.

La fototerapia es la terapia por medio de la luz. La luz que se puede aplicar puede ser infrarrojos, ultravioleta, láser.

La zona del espectro de 4000 - 7000 Å es la de la luz visible. Por encima de los 7000Å están los infrarrojos y por debajo de los 4000Å los ultravioletas.

La fototerapia, también llamada "terapia fotodinámica", también se emplea para cáncer de vejiga, pulmón y esófago en sus fases iniciales, y se está investigando su eficacia en psoriasis y degeneración macular. La ventaja para tratar el cáncer es que no ataca al tejido circundante, y permite erradicar el tumor si se detecta precozmente. El láser, que es luz amplificada por radiación, permite seleccionar con exactitud la longitud de onda y la cantidad de energía a aplicar, con efectos precisos. Tras la aplicación de agentes químicos, el láser ingresa al tejido y según su color activa reacciones en las células que han sido sensibilizadas: puede producir fluorescencia, en los casos en que se efectúan ciertas biopsias, o citotoxicidad, destruyendo las células. Los pacientes que están bajo tratamiento fotodinámico deben evitar el sol y el calor durante un mes luego de la inyección, ya que los fármacos sensibilizadores se activan con la luz y daña en parte a la piel. Igualmente, los nuevos fotosensibilizadores producen menores efectos de este tipo.
La terapia fotodinámica se utiliza principalmente en los EE.UU., Japón, Canadá, Alemania, Francia, España y Holanda. Es muy adecuada para tratar tumores de cabeza y cuello, ya que suelen ser pequeños, fácilmente localizables y accesibles, y tardan tiempo en hacer metástasis. También se emplea en tumores de útero, de ojo, en el sarcoma de Kaposi, y en los tumores situados en las cavidades corporales, como el del peritoneo y el mesotelioma intrapleural, que son difusos.
En el cáncer superficial de vejiga, ha demostrado ser eficaz en casos que no responden a tratamientos convencionales, pese a que es difícil encontrar la dosis de luz adecuada y a que es un órgano de forma irregular.
En el caso de tumores cerebrales, se usa para tratar las cavidades que quedan luego de extraer un tumor, prolongando significativamente la vida de los pacientes tratados en la mayoría de los casos.

Diana:

Nombre:

Temoporfín

Comercial:

Foscan ®

Estado: Aprobado

Tratamientos aprobados por los diferentes organismos públicos y agencias de regulación sanitarias.

Tecnología: Convencional

Foto:

Fórmula:

Gráfico:

Información: Nuevo tratamiento para el cáncer de cabeza y cuello.

La terapia fotodinámica con temoporfin es un tratamiento novedoso mínimamente invasivo especialmente indicado para pacientes con cánceres de cabeza y cuello en quienes los tratamientos convencionales previos han fracasado. Tiene la ventaja de ser mínimamente invasivo y de poco riesgo. Consiste en aplicar el mencionado medicamento el cual se activa luego por medio de un láser y de esa forma se logra destruir las células enfermas mientras se preservan las que no están afectadas por tumor. Los cánceres de lengua, boca, laringe, faringe, glándulas salivales, senos paranasales y otros de cabeza y cuello constituyen entre 4 y 6 % de los casos de tumores malignos, ocupando el quinto lugar entre las causas de muerte por enfermedades oncológicas.

Buenos Aires, 19.10.2009. Se presentó recientemente en la Argentina una nueva terapia para el tratamiento del cáncer de cabeza y cuello, que constituye una nueva alternativa para todos aquellos pacientes con este tipo de tumores que han fracasado a tratamientos previos y que no pueden recibir otras terapias. Se trata de un innovador procedimiento conocido como terapia fotodinámica (TFD) con temoporfin (Foscan®). Es un procedimiento simple mínimamente invasivo, de bajo riesgo para el paciente y que ya ha sido aprobado por la autoridad regulatoria europea (EMEA) así como por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) para ser aplicado en aquellas personas con diagnóstico de cáncer en cabeza y cuello que debido a su grave condición no pueden ser tratadas con otras terapias.
El cáncer de cabeza y cuello afecta al 4 al 6% de los pacientes oncológicos, entre los que a su vez constituye la quinta causa de muerte. Incluye tumores en lengua, boca, laringe, faringe, glándulas salivales, senos paranasales y otros tejidos de la cabeza y el cuello. Este tipo de tumores son más frecuentes en personas mayores de 50 años y están estrechamente ligados al consumo excesivo de tabaco y alcohol, más aún si son de bebidas blancas, y están combinadas ambas adicciones. “Los dos principales factores de riesgo del cáncer de cabeza y cuello son el alcohol y el tabaco: el alcohol es malo, fumar es muy malo también pero si además estos dos hábitos van de la mano, el riesgo se multiplica 35 veces”, afirmó el doctor Colin Hopper, médico de amplia y larga experiencia en TFD del University College London Hospitals NHS Foundation Trust, Inglaterra, quien viajó especialmente a la Argentina para transmitir sus conocimientos en el tratamiento de pacientes con estas patologías. La presentación se realizó en el Instituto de Oncología Angel A. Roffo y estuvo dirigido a los especialistas argentinos y extranjeros invitados, lugar que a partir de ahora se constituirá en un centro de entrenamiento en esta terapia para los especialistas de todo el país y de Latinoamérica. “A veces es difícil explicarles la terapia fotodinámica (TDF por sus iniciales en inglés) a los médicos: entienden a los medicamentos, entienden a las cirugías y entienden a los láseres; pero la idea de poder combinar estas casos todavía es un concepto que a veces resulta difícil de comprender”, aseguró el especialista.
La TDF con temoporfin ha sido aprobada para el tratamiento del carcinoma avanzado de células escamosas en la cabeza y cuello, en quienes hayan fracasado a terapias anteriores y resulten inadecuados para radioterapia, cirugía o quimioterapia sistémica. El carcinoma de células escamosas de la cabeza y cuello es una enfermedad extremadamente agresiva y los pacientes que la sufren en estadíos muy avanzados, como ya han sido tratados con cirugía y radioterapia frecuentemente no tienen más tratamientos disponibles.
El objetivo de la TFD con temoporfin es preservar la funcionalidad del órgano, destruir localmente el tumor, aliviar los síntomas y evitar las complicaciones relacionadas con esta enfermedad. Además de ser un tratamiento paliativo que produce una mejoría importante de la calidad de vida del paciente, este tratamiento puede, según el grado, tipo y localización del tumor, ser potencialmente curativo.

Cómo es el procedimiento?
La TFD es un tratamiento mínimamente invasivo que utiliza un medicamento –temoporfin-, que se activa por una clase de luz específica (láser) para eliminar las células enfermas. Primero se inyecta en la vena del paciente una sustancia sensible a la luz (el temoporfin), que rápidamente recorre el organismo y se va acumulando más en las células cancerosas que en las células normales. A las 96 horas, en un ambiente quirúrgico, se ilumina toda la superficie del tumor con una luz láser de onda específica por medio de una fibra óptica, que en el lugar de tratamiento produce la necrosis y muerte de las células cancerosas, limitando el daño del tejido sano que lo rodea. “Es difícil de creer, pero la TDF no daña a los nervios, lo que nos permite realizar el tratamiento en áreas muy cercanas a ellos”, explicó el especialista.

http://www.edicionesmedicas.com.ar/layout/set/print/Actualidad/Ultimas_noticias/Nuevo_tratamiento_para_el_cancer_de_cabeza_y_cuello

El temoporfin es un medicamento que se comercializa bajo el nombre de Foscan y se utiliza como agente fotosensibilizanta para aplicar terapia fotodinámica en procesos cancerosos avanzados.

La terapia fotodinamica es una técnica que permite la destrucción selectiva de tejidos previamente fotosensibilizados que se exponen a una fuente de luz. Para ello es preciso administrar previamente un agente fotosensibilisante como el temoporfín y 96 horas después, el lugar que se quiere tratar ha de ser iluminado con luz a 652 nm de una fuente de láser aprobada.

La indicación principal de temoporfin es el carcinoma espinocelular que afecta a la cabeza o al cuello, cuando no es posible utilizar otros tratamientos como cirugía, radioterapia o quimioterapia, o bien estos procedimientos han sido empleados previamente sin obtener resultados adecuados.

http://es.wikipedia.org/wiki/Temoporfín

Cánceres indicados:

Cáncer escamoso de cabeza y cuello

Vídeo:

Visitas: 1780

Mostrando Registros desde el 1 hasta el 0 de un total de 0

Nick:
Email: No se publicará
Comentario: Tags HTML permitidos <blockquote>citas<strong>negrita<em>cursiva <u>subrayado<li>elemento lista <ul>ordenada<ol>numérica y sus cierres (url y saltos de línea se convierten automáticamente)
 
  Acepto las condiciones de uso

Todos los campos obligatorios

 

 

 

Cánceres.info
www.000webhost.com