Bienvenido hoy es Domingo, 24 de junio de 2018 | 09:02



Búsqueda


Búsqueda Avanzada

de Fármacos


Anatomía


A tener en cuenta:


Teoría Básico

cáncer



Cánceres más visitados

Fármacos más visitados

Novedades Fármacos/Tratamientos

Últimos comentarios

WilliamAcace

Inhibidores de la proteina PARP

Здравствуйте! Класный у вас сайт! Нашёл инфу в сети:...

dani

Tratamiento de Neutrófilos de Antonio Br

hola somos una familia de albacete..tenemos un enfermo de 40 año con tumor higATO..QUEREMOS HABLAR...

Michel

CIMT-54

Parece que suspendieron la vacuna. El Instituto de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos...

Carolina

CIMT-54

Hola mi papa fue diagnosticado con cancer en el mediastino yicen que no es oerable, la vacuna puede...

Tienda BIRM Colombia

Dulcamara

Para las personas en Colombia pueden conseguir el jarabe BIRM y BIRM concentrado visitando...



Sigue las noticias por


Total Visitados

1259493

Tipo: Inmunoterapias

En este grupo se incluyen todos aquellos medicamentos capaces de estimular el sistema inmune del propio paciente para que éste sea capaz de reconocer y combatir las células enfermas. Algunos expertos los consideran una forma diferente de tratamiento al margen de la quimioterapia. La primera evidencia de 'inmunoterapia' data de finales del siglo XIX, en 1892, cuando William Cloey, un cirujano neoyorquino apreció una regresión espontánea del sarcoma entre aquellos de sus pacientes que habían padecido previamente una infección bacteriana.

Categoría: Vacunas

Las vacunas terapéuticas en Oncología son una forma de Inmunoterapia activa específica y tienen como objetivo estimular o potenciar en el huésped una respuesta específica contra el tumor a través de la inmunización con células tumorales inactivadas o irradiadas, o por medio de la administración de preparaciones vacunales con antígenos (Ag) tumorales.

Las vacunas en cáncer son generalmente administradas después de la aparición de la enfermedad y en su administración se utilizan células completas atenuadas, paredes celulares o antígenos específicos con el objetivo de estimular al sistema inmune del paciente. En general pueden clasificarse en vacunas de células completas o preparados vacunales a partir de antígenos tumorales. Las primeras pueden dividirse en vacunas de células completas autólogas que provienen del mismo individuo y en vacunas completas de células alogénicas que consisten en una combinación de células tumorales del mismo tipo histológico pero de diferentes pacientes. Estas preparaciones son manipuladas en el laboratorio y usualmente se combinan con adyuvantes.6

Las vacunas de uso en Oncología utilizan antígenos tumor asociados o antígenos tumor específico y pueden obtenerse a partir de células tumorales enteras, de células dendríticas de antígenos purificados del tumor, de proteínas o secuencias peptídicas, de DNA y de vectores virales.

Se ha demostrado que la respuesta antitumoral es más efectiva cuando se involucran mecanismos efectores celulares, capaces de reconocer y destruir las células tumorales, por tanto, el diseño de estrategias en este campo está dirigido a lograr la activación y participación de las células T, y uno de los requisitos es lograr una presentación antigénica adecuada. A continuación se enuncian algunas de las vías que se utilizan para lograrlo:

Inserción en las células tumorales de moléculas presentes en la célula presentadora de antígenos -Antigen Presentating Cell- (APC), que tienen un papel decisivo en la coestimulación T, por ejemplo la transfección de células tumorales con la molécula B7.
Empleo de citocinas como complemento de las formulaciones vacunales o transfección de genes de citocinas en las células tumorales, se ha experimentado con IL2, INF gamma, factor estimulante de colonias (CSF), IL12 y otras; logrando reclutar células inmunocompetentes.
Empleo de "carrier" (portadores) a base de microorganismos bacterianos modificados o de sus toxinas.
Empleo de adyuvantes convencionales utilizados en otras fórmulas vacunales, como vehículo para movilizar a las APC a las zonas ganglionares donde drenan los tejidos tumorales.7-10

http://bvs.sld.cu/revistas/med/vol41_6_02/med09602.htm

Las vacunas contra el cáncer son otra clase de terapia biológica que se está estudiando en la actualidad. Las vacunas para enfermedades infecciosas, tales como el sarampión, las paperas y el tétanos, se administran antes de que se contraiga la enfermedad. Las vacunas son efectivas porque exponen las células inmunitarias del cuerpo a formas debilitadas de los antígenos que están presentes en la superficie del germen infeccioso. Esta exposición causa que el sistema inmunitario produzca más células plasmáticas, las cuales producen anticuerpos específicos para el germen infeccioso. El sistema inmunitario multiplica también las células T que reconocen el germen infeccioso. Estas células inmunitarias activadas recuerdan la exposición. La próxima vez que el germen entre en el cuerpo, el sistema inmunitario ya estará preparado para responder y detener la infección.

Los investigadores están formulando vacunas que pueden estimular el sistema inmunitario del paciente a que reconozca las células cancerosas. Estas vacunas se han diseñado para tratar cánceres existentes (vacunas terapéuticas) o para evitar la evolución del cáncer (vacunas profilácticas). Las vacunas terapéuticas se inyectan en la persona después de haberse diagnosticado el cáncer. Estas vacunas pueden ayudar a frenar el crecimiento de tumores existentes, a impedir que el cáncer regrese o a eliminar las células cancerosas que no se destruyeron con los tratamientos anteriores. Es posible que las vacunas que se administran cuando el tumor es pequeño sean capaces de erradicar el cáncer. Por otro lado, las vacunas profilácticas se administran a individuos sanos antes de que se forme el cáncer. Estas vacunas se han diseñado para estimular el sistema inmunitario para que ataque a los virus que pueden causar cáncer. Al enfocarse en dichos virus, los médicos esperan impedir la formación de ciertos cánceres.

Los primeros estudios clínicos con vacunas para cáncer incluyeron principalmente a pacientes con melanoma. Se están estudiando también las vacunas terapéuticas en el tratamiento de muchos otros tipos de cáncer, incluso el linfoma, la leucemia, el cáncer cerebral, cáncer de seno, de pulmón, de riñón, de ovarios, próstata, páncreas, colon y recto. Los investigadores están también estudiando las vacunas profilácticas para impedir el cáncer de cuello uterino y de hígado. Además, están investigando las formas en que las vacunas para el cáncer se puedan usar en combinación con otros modificadores de la respuesta biológica.

http://www.cancer.gov/espanol/recursos/hojas-informativas/tratamiento/terapias-biologicas-respuestas

Categoría 2: Inmunoestimulantes

Se denomina inmunoestimulantes a las substancias que tienen la capacidad de activar células blancas sanguíneas (leucocitos) posibilitando al organismo tener mayor resistencia a las infecciones virales, bacterianas, hongos y parásitos.

Los inmunoestimuladores son sustancias (fármacos y nutrientes) que estimulan el sistema inmunitario induciendo activación o aumentando la actividad de cualquiera de sus componentes.

Hay dos categorías principales de inmunoestimuladores:

Los inmunoestimuladores específicos son aquellos que proporcionan especificidad antigénica en la respuesta inmune, como las vacunas o cualquier antígeno.

Los inmunoestimuladores no específicos son aquellos que actúan independientemente de la especificidad antigénica para aumentar la respuesta inmune de otro antígeno o estimular componentes del sistema inmunitario sin especificidad antigénica, como los adyuvantes y los inmunoestimuladores no específicos.

http://es.wikipedia.org/wiki/Inmunoestimulador

Diana:

Nombre:

Transfusiones de Granulocitos

Comercial:

Estado: Experimentación

Tratamientos con base científica que actualmente están en fase de experimentación o todavía no usados en humanos.

Tecnología: Convencional

Foto:

Fórmula:

Gráfico:

Información: lunes, septiembre 24, 2007

Una cura para el cáncer podria estar mas cerca
La cura del cáncer podría estar lista en dos años

Según un artículo publicado esta semana en telegraph.co.uk, científicos estadounidenses afirman que en unos dos años los enfermos de cáncer se podrían curar por medio de inyecciones de células inmunes de otras personas. Los cientificos han recibido el visto bueno de la FDA para empezar a probar en 22 pacientes las transfusiones de células anticancerígenas “super fuertes” de los donantes.

El Dr. Zheng Cui, de la Facultad de Medicina de la Universidad Wake Forest, ha demostrado en experimentos de laboratorio que las células inmunes de algunas personas pueden ser cerca de 50 veces más efectivas para combatir el cáncer que las de otras.

El Dr. Cui, cuyo trabajo ha sido destacado esta semana en la revista New Scientist, había demostrado previamente que las células de ratones inmunes al cáncer se podían utilizar para proteger e incluso curar a otros ratones con tumores.

En 1999, el Dr. Cui y sus colegas descubrieron un ratón macho que parecía ser completamente resistente a las células de distintos tipos de cánceres virulentos. El Dr. Cui inyectó granulocitos del ratón inmune en ratones normales y descubrió que una sola dosis podía proporcionarles protección frente al cáncer para toda la vida. Además, descubrió que las transfusiones remitían el cáncer en ratones enfermos llegando, en algunos casos, a eliminarlo por completo en semanas.

El trabajo plantea la posibilidad de utilizar en humanos los granulocitos, células del sistema inmunológico que combaten el cáncer, obtenidas de donantes para impulsar de forma significativa la capacidad de los pacientes para combatir su enfermedad y quizá, incluso, curarse.

Según Cui, si este método resulta ser tan eficaz en humanos como en los ratones, se podrían salvar muchas vidas y pronto, ya que la tecnología necesaria para extraer los granulocitos y ponerlo en práctica es la misma que se usa en los hospitales para obtener otros componentes de la sangre, como el plasma o las plaquetas.

El Dr. Cui, que presentó sus últimos resultados en un congreso de antienvejecimiento en Cambridge la semana pasada, extrajo granulocitos de 100 personas, incluidos algunos enfermos de cáncer. Al mezclar las células inmunológicas con las del cáncer, su capacidad de combate variaba mucho de unos individuos a otros. Las de los individuos más fuertes eliminaron casi el 97% de las células cancerosas en 24 horas, mientras que las de los más débiles tan solo eliminaron un 2%.
http://avances-tecnologicos.euroresidentes.com/2007/09/una-cura-para-el-cncer-podria-estar-mas.html

http://healthinfoispower.wordpress.com/2008/07/11/white-blood-cells-obtained-from-healthy-donors-to-be-tested-against-human-malignant-cancers/

http://www.acceleratingfuture.com/people-blog/2008/natural-cancer-resistance-in-mice-and-in-humans/


Cancer Therapy that Cured 100 Percent of Mice Now Being Tested in Humans in Boynton Beach
In a Discovery That Made Headline News Around the World, Dr. Zheng Cui, of the Wake Forest University School of Medicine, Developed a Colony of Mice with Super-charged Granulocytes That Successfully Fight off Many Forms of Virulent Cancer. This Discovery Attracted Massive Attention in the Worldwide Media and in the Community of Cancer Patients. Yet No One Stepped Forward to Fund a Clinical Study to See if This New Therapy Could Cure Cancer in Humans. when the Life Extension Foundation® Learned That This Potential Cancer Cure Was Not Being Funded, It Immediately Made a $200,000 Grant to Fund the Study at the South Florida Bone Marrow/Stem Cell Transplant Institute, Located at 10301 Hagen Ranch Road in Boynton Beach, Florida, to Initiate a Clinical Study.

Fort Lauderdale, Fla. (PRWEB) July 13, 2010

In a discovery that made headline news around the world, Dr. Zheng Cui, of the Wake Forest University School of Medicine, developed a colony of mice with super-charged granulocytes that successfully fight off many forms of virulent cancer. The super-charged granulocytes in these mice infiltrate tumors and destroy malignant cells. The cancer-inflicted mice given these special granulocytes live a healthy, cancer-free, and normal lifespan.

This research project started serendipitously in 1999, when Dr. Cui was testing the effects of administering lethal cancer cells to mice. He found that one mouse did not get cancer no matter how many cancer cells he administered. Further investigation led him to discover that the cancer-immune mice had an extra amount of potent granulocytes for specifically killing cancer cells without harming normal cells. When Dr. Cui administered healthy, potent granulocytes to mice with cancer that couldn’t be treated by other known therapies, he cured them. Laboratory research showed that the cancer cells exploded like ruptured balloons when being attacked by granulocytes that worked like guided missiles! These granulocytes possess a unique cancer killing activity that was previously unknown to the research community.

In a surprising turn of events Dr. Cui also found that a similar cancer-killing activity is present in the granulocytes of some healthy humans. Based on these findings, Dr. Cui proposed a novel therapeutic concept for treating human cancers. In his proposal, healthy humans who possess a high level of cancer-killing activity can be identified by a unique laboratory assay and be used as granulocyte donors. The donor granulocytes can be specifically collected by an established procedure and be infused into cancer patients to treat the diseases. This therapy worked exceptionally well in preclinical studies.

This discovery attracted massive attention in the worldwide media and in the community of cancer patients. Yet no one stepped forward to fund a clinical study to see if this new therapy could cure cancer in humans. When the Life Extension Foundation® learned that this potential cancer cure was not being funded, it immediately made a $200,000 grant to fund the study at the South Florida Bone Marrow/Stem Cell Transplant Institute, located at 10301 Hagen Ranch Road in Boynton Beach, Florida, to initiate a clinical study.

The non-profit Life Extension Foundation, headquartered at 1100 West Commercial Boulevard, is the largest anti-aging scientific organization in the world. A review of its track record (http://www.lef.org/track) reveals that Life Extension has uncovered effective therapies to treat age-related disease years and sometimes decades before conventional doctors catch on.

The rationale behind funding this human study are findings from Dr. Cui who showed in laboratory experiments that immune cells from some people can be almost 50 times more effective in fighting cancer than in others. What that means is that these super-charged granulocytes can be harvested from healthy young donors and infused into cancer patients with curative intent.

This new clinical trial will test this approach in humans with advanced cancer, including metastases, who have not been helped by conventional cancer therapies. The trial has received an IND (investigational new drug) status from the Food and Drug Administration (FDA) and Institutional Review Board approval. The principal investigator/lead physician for this trial is Dipnarine Maharaj, M.D. (http://www.bmscti.org), who has in-depth experience in stem cell transplantation, including transfusion of blood products, hematology, and oncology.

In January of this year, Dr. Maharaj notified the Life Extension Foundation that progress was being slowed because expected funding sources had dried up. Life Extension responded with another grant of $600,000 to further advance what could be a cure for cancer.

According to Dr. Maharaj, Director of the South Florida Bone Marrow/Stem Cell Transplant Institute, “It would have been impossible for this project to exist without funding from the Life Extension Foundation.”

According to William Faloon, who co-founded the Life Extension Foundation in 1980, “These research grants have been awarded to help find a cure for cancer…Life Extension has no financial interest in the outcome of this research…Life Extension does have an interest in being able to recommend a validated cure for cancer to its millions of supporters worldwide.”

To learn more about this attempt to cure cancer in humans and the many other scientific research projects funded by the Life Extension Foundation, log on to http://www.lef.org/research.

About the Life Extension Foundation
The Life Extension Foundation was established in South Florida 30 years ago. Its mission is to uncover scientific methods to slow and reverse aging, prevent and treat degenerative disease and eventually enable humans to achieve indefinitely extended life spans. People join the Life Extension Foundation in order to obtain the latest information that can help to extend their healthy lifespan. Many of the medical therapies we take for granted today, such as using low-dose aspirin to prevent heart attack, were first recommended (in 1983) by the Life Extension

Foundation. Life Extension is funding numerous cancer research projects today because the incidence of this insidious disease spikes sharply as humans age.

Cancer patients who want further information about participating in this new study can contact Dr. Steven Hirsh of the Life Extension Clinical Research at (954) 766-8433, or log on to: http://www.lef.org/research.

To review the FDA IND, log on to: http://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT00900497

Editor's note: To schedule an interview with or for additional information about Life Extension, please contact Pamela Wadler or Nancy Trent at (212) 966-0024.

http://www.prweb.com/releases/2010/07/prweb4239704.htm

Cánceres indicados:


Vídeo:

Visitas: 10527

Mostrando Registros desde el 1 hasta el 0 de un total de 0

Nick:
Email: No se publicará
Comentario: Tags HTML permitidos <blockquote>citas<strong>negrita<em>cursiva <u>subrayado<li>elemento lista <ul>ordenada<ol>numérica y sus cierres (url y saltos de línea se convierten automáticamente)
 
  Acepto las condiciones de uso

Todos los campos obligatorios

 

 

 

Cánceres.info
www.000webhost.com