Bienvenido hoy es Jueves, 26 de abril de 2018 | 09:47



Búsqueda


Búsqueda Avanzada

de Fármacos


Anatomía


A tener en cuenta:


Teoría Básico

cáncer



Cánceres más visitados

Fármacos más visitados

Novedades Fármacos/Tratamientos

Últimos comentarios

Michel

CIMT-54

Parece que suspendieron la vacuna. El Instituto de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos...

Carolina

CIMT-54

Hola mi papa fue diagnosticado con cancer en el mediastino yicen que no es oerable, la vacuna puede...

Tienda BIRM Colombia

Dulcamara

Para las personas en Colombia pueden conseguir el jarabe BIRM y BIRM concentrado visitando...

Rebeca

Histiocitoma fibroso maligno óseo

Este medicamento funcionaria para un adulto de 86 años. Gracias...

NEMESIO

Ciproterona

llevo 9 meses tomando androcur 30 mg.mis senos han crecido siento piquete y se ha despertado el...



Sigue las noticias por


Total Visitados

1231229

Tipo: Inmunoterapias

En este grupo se incluyen todos aquellos medicamentos capaces de estimular el sistema inmune del propio paciente para que éste sea capaz de reconocer y combatir las células enfermas. Algunos expertos los consideran una forma diferente de tratamiento al margen de la quimioterapia. La primera evidencia de 'inmunoterapia' data de finales del siglo XIX, en 1892, cuando William Cloey, un cirujano neoyorquino apreció una regresión espontánea del sarcoma entre aquellos de sus pacientes que habían padecido previamente una infección bacteriana.

Categoría: Vacunas

Las vacunas terapéuticas en Oncología son una forma de Inmunoterapia activa específica y tienen como objetivo estimular o potenciar en el huésped una respuesta específica contra el tumor a través de la inmunización con células tumorales inactivadas o irradiadas, o por medio de la administración de preparaciones vacunales con antígenos (Ag) tumorales.

Las vacunas en cáncer son generalmente administradas después de la aparición de la enfermedad y en su administración se utilizan células completas atenuadas, paredes celulares o antígenos específicos con el objetivo de estimular al sistema inmune del paciente. En general pueden clasificarse en vacunas de células completas o preparados vacunales a partir de antígenos tumorales. Las primeras pueden dividirse en vacunas de células completas autólogas que provienen del mismo individuo y en vacunas completas de células alogénicas que consisten en una combinación de células tumorales del mismo tipo histológico pero de diferentes pacientes. Estas preparaciones son manipuladas en el laboratorio y usualmente se combinan con adyuvantes.6

Las vacunas de uso en Oncología utilizan antígenos tumor asociados o antígenos tumor específico y pueden obtenerse a partir de células tumorales enteras, de células dendríticas de antígenos purificados del tumor, de proteínas o secuencias peptídicas, de DNA y de vectores virales.

Se ha demostrado que la respuesta antitumoral es más efectiva cuando se involucran mecanismos efectores celulares, capaces de reconocer y destruir las células tumorales, por tanto, el diseño de estrategias en este campo está dirigido a lograr la activación y participación de las células T, y uno de los requisitos es lograr una presentación antigénica adecuada. A continuación se enuncian algunas de las vías que se utilizan para lograrlo:

Inserción en las células tumorales de moléculas presentes en la célula presentadora de antígenos -Antigen Presentating Cell- (APC), que tienen un papel decisivo en la coestimulación T, por ejemplo la transfección de células tumorales con la molécula B7.
Empleo de citocinas como complemento de las formulaciones vacunales o transfección de genes de citocinas en las células tumorales, se ha experimentado con IL2, INF gamma, factor estimulante de colonias (CSF), IL12 y otras; logrando reclutar células inmunocompetentes.
Empleo de "carrier" (portadores) a base de microorganismos bacterianos modificados o de sus toxinas.
Empleo de adyuvantes convencionales utilizados en otras fórmulas vacunales, como vehículo para movilizar a las APC a las zonas ganglionares donde drenan los tejidos tumorales.7-10

http://bvs.sld.cu/revistas/med/vol41_6_02/med09602.htm

Las vacunas contra el cáncer son otra clase de terapia biológica que se está estudiando en la actualidad. Las vacunas para enfermedades infecciosas, tales como el sarampión, las paperas y el tétanos, se administran antes de que se contraiga la enfermedad. Las vacunas son efectivas porque exponen las células inmunitarias del cuerpo a formas debilitadas de los antígenos que están presentes en la superficie del germen infeccioso. Esta exposición causa que el sistema inmunitario produzca más células plasmáticas, las cuales producen anticuerpos específicos para el germen infeccioso. El sistema inmunitario multiplica también las células T que reconocen el germen infeccioso. Estas células inmunitarias activadas recuerdan la exposición. La próxima vez que el germen entre en el cuerpo, el sistema inmunitario ya estará preparado para responder y detener la infección.

Los investigadores están formulando vacunas que pueden estimular el sistema inmunitario del paciente a que reconozca las células cancerosas. Estas vacunas se han diseñado para tratar cánceres existentes (vacunas terapéuticas) o para evitar la evolución del cáncer (vacunas profilácticas). Las vacunas terapéuticas se inyectan en la persona después de haberse diagnosticado el cáncer. Estas vacunas pueden ayudar a frenar el crecimiento de tumores existentes, a impedir que el cáncer regrese o a eliminar las células cancerosas que no se destruyeron con los tratamientos anteriores. Es posible que las vacunas que se administran cuando el tumor es pequeño sean capaces de erradicar el cáncer. Por otro lado, las vacunas profilácticas se administran a individuos sanos antes de que se forme el cáncer. Estas vacunas se han diseñado para estimular el sistema inmunitario para que ataque a los virus que pueden causar cáncer. Al enfocarse en dichos virus, los médicos esperan impedir la formación de ciertos cánceres.

Los primeros estudios clínicos con vacunas para cáncer incluyeron principalmente a pacientes con melanoma. Se están estudiando también las vacunas terapéuticas en el tratamiento de muchos otros tipos de cáncer, incluso el linfoma, la leucemia, el cáncer cerebral, cáncer de seno, de pulmón, de riñón, de ovarios, próstata, páncreas, colon y recto. Los investigadores están también estudiando las vacunas profilácticas para impedir el cáncer de cuello uterino y de hígado. Además, están investigando las formas en que las vacunas para el cáncer se puedan usar en combinación con otros modificadores de la respuesta biológica.

http://www.cancer.gov/espanol/recursos/hojas-informativas/tratamiento/terapias-biologicas-respuestas

Categoría 2: Inmunoestimulantes

Se denomina inmunoestimulantes a las substancias que tienen la capacidad de activar células blancas sanguíneas (leucocitos) posibilitando al organismo tener mayor resistencia a las infecciones virales, bacterianas, hongos y parásitos.

Los inmunoestimuladores son sustancias (fármacos y nutrientes) que estimulan el sistema inmunitario induciendo activación o aumentando la actividad de cualquiera de sus componentes.

Hay dos categorías principales de inmunoestimuladores:

Los inmunoestimuladores específicos son aquellos que proporcionan especificidad antigénica en la respuesta inmune, como las vacunas o cualquier antígeno.

Los inmunoestimuladores no específicos son aquellos que actúan independientemente de la especificidad antigénica para aumentar la respuesta inmune de otro antígeno o estimular componentes del sistema inmunitario sin especificidad antigénica, como los adyuvantes y los inmunoestimuladores no específicos.

http://es.wikipedia.org/wiki/Inmunoestimulador

Diana:

Nombre:

Vacuna contra el virus del papiloma humano

Comercial:

Gardasil, Cervarix ®

Estado: Aprobado

Tratamientos aprobados por los diferentes organismos públicos y agencias de regulación sanitarias.

Tecnología:

Foto:

Fórmula:

Gráfico:

Información: INTRODUCCIÓN

La vacunación como un medio para la prevención de enfermedades es uno de los mayores logros de la medicina moderna y una de las mejores inversiones que un país puede realizar1. Los avances de la ciencia han permitido que muchas enfermedades infecciosas se prevengan e incluso que podamos erradicarlas gracias a las vacunas. La primera vacuna que ha tenido un impacto sustantivo en el cáncer fue la vacuna contra la hepatitis B2.

Hoy en día se encuentra ya disponible otra importante vacuna para prevenir el cáncer, en este caso para prevenir el cáncer de cérvix, otros cánceres anogenitales y lesiones precancerosas: la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH). A nivel mundial, se estima que 500 000 mujeres desarrollan cáncer de cérvix cada año, y que al menos la mitad de ellas muere por esta enfermedad3,4.

La mayoría de los cánceres anogenitales son causados por ciertos tipos de VPH y el beneficio de prevenir la infección por estos virus mediante la inmunización, es bien reconocido desde que miembros del grupo del Dr. Harald zur Hausen demostraron por primera vez, hace poco más de dos décadas atrás, la relación causal entre el VPH y el cáncer de cérvix5,6.

No fue fácil el trabajo de desarrollar la vacuna contra el VPH. La imposibilidad de propagar el virus en medios de cultivo, la falta de modelos animales para estudiar los virus humanos, la baja concentración de viriones en las lesiones, y el potencial riesgo oncogénico que se presenta al introducir virus atenuados o inactivados, retrasaron, en un primer momento, el inicio del desarrollo de la vacuna7. A pesar que estos obstáculos persisten, el desarrollo de la tecnología del ADN recombinante permitió dar el giro perfecto hacia el rápido desarrollo de productos candidatos a convertirse en vacunas efectivas contra el VPH y eventualmente a que tengamos hoy en día dos vacunas efectivas.

Esta revisión provee una visión general sobre las infecciones genitales producidas por el VPH, de las neoplasias relacionadas con éste y la información sobre las expectativas crecientes de la vacunación como medio de prevención.

BIOLOGÍA DEL VPH

Los virus del papiloma humano (VPH) son virus pequeños (~55 nm de diámetro), sin envoltura, con cápside icosaédricas que contiene dos proteínas L1 y L2. Su genoma de ADN circular de doble cadena, contiene ocho pares de kilobases que codifican ocho proteínas. La infección se produce en las células basales o las células cercanas a la membrana basal del epitelio y el ciclo de vida viral está íntimamente relacionado con la maduración y diferenciación de estas células. Cuando las células epiteliales infectadas por el VPH maduran se diferencian y migran a la superficie, las partículas virales son ensambladas y finalmente liberadas con la descamación de los queratinocitos sobre la superficie del epitelio (Figura 1).





EL VPH Y EL CÁNCER CERVICAL

El virus del papiloma humano ocasiona verrugas genitales y está bien demostrado que es el agente sexualmente transmitido que causa la mayoría de cánceres de cervicales y que se asocia a lesiones precancerosas9. Se estima que al menos la mitad de las mujeres en el mundo se ha infectado por VPH en algún momento en su vida10. La infección por el VPH causa además otros carcinomas anogenitales, incluyendo el cáncer de pene11, vaginal12, vulvar13y anal14. Además, recientemente se ha implicado al VPH como posible agente causal de cánceres no anogenitales, como algunos carcinomas de células escamosas de cabeza y cuello15.

La infección por VPH es muy frecuente y muchos individuos infectados nunca llegan a tener manifestaciones clínicas, y pocos son los que progresan a cáncer cervical invasivo. Un factor bien establecido que explica parcialmente el riesgo diferencial de desarrollar cáncer cervical es el tipo de VPH infectante. Hay más de 40 tipos de VPH que infectan el tracto anogenital y alrededor de 30 se asocian a cáncer cervical, de éstos, 15 tipos de VPH se clasifican como “alto riesgo” de desarrollar cáncer cervical, tres como “probablemente de alto riesgo”, 12 como “bajo riesgo” y 3 “no determinado” (Tabla 1)16.





Tanto los VPH de alto riesgo como los de bajo riesgo causan las llamadas lesiones intraepiteliales escamosas del cuello uterino de bajo grado (LSIL, por sus siglas en inglés), mientras que la mayoría de lesiones clasificadas como lesiones intraepiteliales escamosas de alto grado (HSIL, por sus siglas en inglés), el carcinoma in situ o el cáncer invasivo, son causados por los tipos de VPH llamados de alto riesgo. Aproximadamente, 700e los cánceres invasivos cervicales, es causado por el VPH 16 o el VPH 1817, mientras que 900e las verrugas genitales es causado por el VPH 6 ó el VPH 1118.

Las LSIL parecen representar una manifestación transitoria de la infección viral, en donde el epitelio infectado por el VPH, sometido a diferenciación y maduración, muestra sólo anormalidades celulares mínimas. Las HSIL, verdaderas precursoras del cáncer de cuello uterino, se da cuando la infección por el VPH de las células inmaduras en proceso de replicación, evita la maduración y diferenciación celular, conduciendo a la replicación continua de células inmaduras y a la acumulación de anormalidades genéticas que podrían finalmente llevar al desarrollo de células cancerosas. Las lesiones intraepiteliales escamosas de bajo grado (LSIL) tienden a localizarse lejos de los orificios cervicales, mientras que las lesiones intraepiteliales de alto grado (HSIL) tienden a desarrollarse más próximas a éstos. La LSIL puede presentarse antes, al mismo tiempo o en ausencia de HSIL. La literatura sugiere que entre uno y dos tercios de las mujeres con HSIL desarrollarán cáncer invasivo si es que no reciben tratamiento. La edad media de las mujeres con cáncer cervical invasivo es de aproximadamente 50 años, mientras que la de las mujeres con HSIL es de 28 años, lo que sugiere un estado precanceroso prolongado19.Sin embargo, es mucho aún lo que necesitamos conocer sobre la real historia natural de la infección por VPH.

EPIDEMIOLOGÍA DEL CÁNCER CERVICAL

El cáncer cervical continúa siendo uno de los cánceres más frecuentes en el mundo, con 800e los casos en países en desarrollo, donde representan el cáncer más frecuente en mujeres20.

Si bien es cierto que la incidencia del cáncer de cérvix ha disminuido en las áreas en donde se han implementado programas de tamizaje para la detección de lesiones precancerosas, aún incluso en países desarrollados como Estados Unidos, se detectan anualmente miles de nuevos casos de cáncer cervical invasivo21. En países en desarrollo los programas de despistaje son limitados, con pruebas de pobre calidad y con coberturas limitadas, lo que condiciona un panorama aún más crítico.

La incidencia de cáncer en la región de Latino América es la más alta del mundo (33,5 casos/100 000) aún comparada con el África (31,0/100,000). Solo en América del Sur se diagnostican más de 48 000 nuevos casos de cáncer cervical invasivo. En el Perú, la incidencia de cáncer cervical es una de las más altas de las Américas, con niveles de 40/100 000 mujeres resultando en una mortalidad de 22 por 100 000 mujeres22.

VACUNAS CONTRA EL VPH

En la búsqueda de la vacuna contra el VPH, se han estado investigando vacunas profilácticas y también terapéuticas. Estos dos tipos de vacunas requieren de diferentes enfoques para la elección de los antígenos virales y para la selección de las vías de administración23.

En general, el desarrollo de una vacuna profiláctica efectiva es menos complejo que el de una vacuna terapéutica. Una vacuna profiláctica debe estimular una respuesta inmune que simule la respuesta que normalmente ocurre cuando una infección es limitada o eliminada. Por otro lado, una vacuna terapéutica requiere ser “mejor que la naturaleza”, es decir, que debe eliminar una enfermedad que el sistema inmune no pudo eliminar por sí solo23.

A pesar de los esfuerzos y que continúa la investigación, a la fecha, sólo las vacunas profilácticas han demostrado su eficacia contra el VPH.

En 1991, Zhou et al. 24 reportaron un gran descubrimiento para el desarrollo de éstas vacunas profilácticas contra el VPH. Ellos sintetizaron unas partículas similares al virus (virus like particles, VLP por sus siglas en inglés) usando tecnología recombinante introduciendo en células eucariotes (e.g., células de animales o levaduras) genes de VPH para la producción de las proteínas L1 y L2 que luego tenían la capacidad de auto ensamblarse formando una cápsula viral vacía.

Posteriormente, otros científicos mejoraron la síntesis de las VLP25 y demostraron que sólo se requería del gen L1 para producir partículas similares al virus que, cuando se inyectan a humanos voluntarios, producirían títulos altos de anticuerpos26,27. El principio es relativamente simple, los VLP son una especie de “fantasmas” virales, una cápsula vacía sin ácidos nucleicos, que induce inmunidad y no presenta riesgos de infección28 (Figura 2). Este concepto de producción de cápsulas virales vacías es también usado en el desarrollo de la vacuna contra la hepatitis B29.





Los anticuerpos contra la proteína L1, son específicos para ciertos tipos de VPH, lo que significa que la vacuna es efectiva sólo contra aquellos tipos de VPH incluidos30.

Diversos estudios fueron evaluando inmunogenicidad, luego seguridad de estas vacunas y finalmente efectividad en prevenir la infección local y por ende el desarrollo de cáncer cervical26,27,31-35.

Además, estudios de fase II han demostrado que, comparados con los títulos de anticuerpos en mujeres con la infección natural, los títulos en las mujeres vacunadas son 50 a 60 veces mayores para el VPH 16 y 80 veces para el VPH 18, aunque aún no se ha establecido un nivel de anticuerpos ideal para la protección contra el VPH36.

Hoy en día se cuenta con dos vacunas contra el VPH licenciadas en el mundo efectivas para la prevención del cáncer cervical, una producida por Merck (Gardasil® o Silgard®) disponible desde el 2006 y la otra producida por GlaxoSmithKline (Cervarix®) disponible desde el 2007. Ambas se basan en el mismo concepto, son cápsulas de virus vacías formadas por la unión de las proteínas L1 producidas por células inducidas genéticamente. A la fecha, ambas vacunas tienen licencias en diversos países para su uso en adolescentes niñas, niños y mujeres jóvenes, especialmente antes del inicio de las relaciones sexuales. En nuestro país sólo Gardasil® tiene licencia y sólo para uso en niñas.

La vacuna bivalente (Glaxo, Cervarix®) esta dirigida contra VPH 16 y VPH 18, los tipos más frecuentes asociados a cáncer cervical. La vacuna tetravalente (Merck, Gardasil®) esta dirigida también contra VPH 16 y VPH18 pero incluye VLP contra VPH 6 y VPH 11, que son las tipos de virus más frecuentemente asociados a verrugas genitales. Su inclusión en la vacuna, tiene el propósito de disminuir la incidencia de las verrugas genitales y promover la vacunación entre los varones, lo cual podría reducir la transmisión del VPH hacia las mujeres37. Ambas vacunas se usan por vía intramuscular y en esquemas de tres dosis.

Fuente: http://www.scielo.org.pe/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1726-46342007000300011

http://es.wikipedia.org/wiki/Vacuna_contra_el_virus_del_papiloma_humano

http://www.facmed.unam.mx/bmnd/plm_2k8/src/prods/41859.htm

http://www.facmed.unam.mx/bmnd/plm_2k8/src/prods/49765.htm

Cánceres indicados:

Cáncer de cuello del útero

Vídeo:

Visitas: 3153

1 #74
2013-05-27 18:27:53

Godo

INEFICACIA DE LA VACUNA CONTRA EL PVH VISTO POR
MEDICO DEL PERÚ PROFUNDO

La eficacia científica de esta vacuna recién se determinará los años 2025-2040 porque las investigaciones se han iniciado la década del 2000. Desde su inicio hasta la aparición del Carcinoma del cuello uterino (CCU), demora en promedio 25 a 30 años El PVH definitivamente no origina el (CCU); en la aparición de esta patología intervienen múltiples factores de riesgo, entre ellos se sospecha que puede ser el PVH; sí está comprobado que el acto sexual es el que genera esta enfermedad: Mix en 130,000 monjas no halló ningún CCU.
http://www.portalesmedicos.com/publicaciones/articles/1832/1/Epidemiologia-del-carcinoma-del-cuello-uterino.html
Para aceptar que un virus a bacteria es el que origina una enfermedad tiene que cumplir indefectiblemente los 5 principios del Postulado de Koch: .
http://www.xatakaciencia.com/salud/los-postulados-de-koch
1- El agente debe estar presente en cada caso de la enfermedad y ausente en los sanos.
2- El agente no debe aparecer en otras enfermedades.
3- El agente ha de ser aislado en un cultivo puro a partir de las lesiones de la enfermedad.
4- El agente ha de provocar la enfermedad en un animal susceptible de ser inoculado.
5- El agente ha de ser aislado de nuevo en las lesiones de los animales en experimentación.
1. Principio: no se ha encontrado el PVH físico en ningún carcinoma del cuello uterino (CCU), se ha encontrado su ADN por inmunología, que puede interpretarse como que el virus está presente o que es un residuo inmunológico. y su detección por inmunología no se ha conseguido en todos los CCU sino hasta el 90% de CCU: No cumple este primer principio;
2. Principio: El agente aparece también en las verrugas no aparece solamente en los CCU: Tampoco cumple este principio;
3. Principio: No se ha aislado cultivando a partir de un CCU: No cumple este principio
4. Principio: Al inocular el PVH a un animal de laboratorio, produce la enfermedad. Cómo no se ha aislado del CCU, no se ha inoculado a un animal de laboratorio. Incumple este principio y
5. Como no se inoculó porque no se halló en un CCU, no reproduce el CCU. Incumplió también este principio.
En consecuencia, el PVH no cumple ningún principio del postulado de Koch. al no cumplir este postulado que es aceptado como dogma en el mundo, científicamente se puede asegurar que no es el agente causante del CCU.
Hasta Marzo de este año han muerto 95 niñas; hasta el 2009 se habían producido 20,000 reacciones adversas y más de mil daños invalidantes irreversibles. La VAERS informa: que han producido 376 Papanicolaou anormales; 108 verrugas anogenitales, 224 infecciones con el PVH, 41 cánceres del cuello uterino, 21,634 efectos adversos y 95 muertes, después de la vacunación. La VAERS asegura que se dan a conocer solamente del 1 al 10% de los efectos adversos y muertes por esta aciaga vacuna, en consecuencia se han producido 216,340 efectos adversos y 950 muertes solamente en USA y a todas los daños enumerados agregarles un cero.
http://www.noticiero.enkoria.com/2011/diez-menores-que-sufrieron-reaccion-adversa-a-la-vacuna-vph-d
http://www.noticiero.enkoria.com/2011/diez-menores-que-sufrieron-reaccion-adversa-a-la-vacuna-vph-d
http://www.noticiero.enkoria.com/2011/diez-menores-que-sufrieron-reaccion-adversa-a-la-vacuna-vph-d
La Dra. Harper, la que contribuyó a la elaboración de la vacuna por Merck, refiere que la vacuna no fue investigada en menores de 15 años y la vacuna dada a menores de 11 años es un gran experimento público.
http://offtheradar.co.nz/vaccines/53-researcher-diane-harper-blasts-gardasil-hpv-marketing.html
La vacuna fue aprobada para dar a niñas no contaminadas con el PVH; el Dr.Howenstinc publica que si se vacuna a mujeres contaminadas con el PVH, tienen la posibilidad de adquirir el CCU en un 44.6%
http://www.newswithviews.com/Howenstine/james170.htm.
La Sane vax ha descubierta la contaminación de la vacuna gardasil con el DNA del PVH y ha elevado su preocupación a la presidenta de la FDA Margaret Hamburg
http://www.mecfsforums.com/index.php?topic=9331.0
Para introducir la vacuna están utilizando el marketing del miedo:
http://mujeresenaccion.over-blog.es/article-vph-la-vacuna-del-marketing-del-miedo-67210961.ht
http://mujeresenaccion.over-blog.es/article-vph-la-vacuna-del-marketing-del-miedo-67210961.ht
El PVH vive en los animales domésticos y silvestres; nos contaminamos desde que nacemos; se halla en las perillas de las puertas, en las toallas, en las uñas, en los fomites, en los guantes y espéculos de los ginecólogos. Se duda que el acto sexual sea el único medio de contaminación
http://spa.myhealthygood.com/cancer-cervical-vacuna-contra-el-vph/investigadores-descubren-el-v
EL PVH VIVE TAMBIÉN EN LOS 400 NANÓMETROS MÁS EXTERNOS DE NUESTRA PIEL, Sí vive en nuestra piel, nuestro sistema inmunológico produce inmunidad celular y humoral adquirida o sea que nuestro organismo está siendo vacunado EN FORMA NATURAL por los PVH que viven en nuestra piel y por inferencia podemos asegurar que también viven en las mucosas..
http://www.conganat.org/seap/bibliografia/HPVToday/HPVToday007SEAP.pdf
Esta vacuna es transgénica; las vacunas que se conocen, son de virus originales, SE DESCONOCE los daños que producirá y está preparada para prevenir la infección por los PVHs 16 y 18 http://www.larevistaintegral.com/4874/vacuna-papilomavirus-¿es-peligrosa.html/comment-page-1#comment-11649.
Los PVHs no se distribuyen en el mundo de manera uniforme. Se ha comprobado que en el Canadá el PVH 18 sólo llega al 3%; es más frecuente el PVH 31; en mi patria Perú no hay estudios que hayan determinado que tipos de PVH predomina;
Esta vacuna contiene 225 mcg. de aluminio, sospechoso de producir el Alzheimer y el Polisorbatol 80 que es un anticonceptivo potente y en los animales de experimentación produce esterilidad; es carcinogénico y mutagénico; contiene además el borato de sodio considerado veneno; no usado en las preparaciones medicinales.
http://www.telefonica.net/web2/paramahamsa/vacunaninosalerta.html
http://detenganlavacuna.wordpress.com/2010/11/09/gardasil-cervarix/
Por las razones expuesta desde el Perú, profundo, Huancayo, considero que esta vacuna es un Fraude?, Robo?, Estafa?, Burla?. No está comprobada científicamente por el momento; su eficacia se comprobará recién los años del 2025-2030.
Dr. Godofredo Arauzo
E mail:godo.ara@gmail.com
Teléfono: 05164252052

1

Mostrando Registros desde el 1 hasta el 1 de un total de 1

Nick:
Email: No se publicará
Comentario: Tags HTML permitidos <blockquote>citas<strong>negrita<em>cursiva <u>subrayado<li>elemento lista <ul>ordenada<ol>numérica y sus cierres (url y saltos de línea se convierten automáticamente)
 
  Acepto las condiciones de uso

Todos los campos obligatorios

 

 

 

Cánceres.info
www.000webhost.com