Bienvenido hoy es Domingo, 21 de enero de 2018 | 22:16



Búsqueda


Búsqueda Avanzada

de Fármacos


Anatomía


A tener en cuenta:


Teoría Básico

cáncer



Cánceres más visitados

Fármacos más visitados

Novedades Fármacos/Tratamientos

Últimos comentarios

samararestoration

Dulcamara

Msd filmtabletten

Corriveau

Dulcamara

Donde conseguir en caracas

pogakinae

Acido Aminolevulinico

viagra russian pop group members.

Chalogawah

Inhibidores de la proteina PARP

Free Video to MP3 Converter enables you to extract audio from video files and then convert it to...

mazobeguk

Acido Aminolevulinico

viagra levitra and cialis what the difference.



Sigue las noticias por


Total Visitados

1159132

Tipo: Inmunoterapias

En este grupo se incluyen todos aquellos medicamentos capaces de estimular el sistema inmune del propio paciente para que éste sea capaz de reconocer y combatir las células enfermas. Algunos expertos los consideran una forma diferente de tratamiento al margen de la quimioterapia. La primera evidencia de 'inmunoterapia' data de finales del siglo XIX, en 1892, cuando William Cloey, un cirujano neoyorquino apreció una regresión espontánea del sarcoma entre aquellos de sus pacientes que habían padecido previamente una infección bacteriana.

Categoría: Viroterapia

La viroterapia consiste en el uso de virus modificados genéticamente para que infecten y se repliquen selectivamente células tumorales, (virus oncolíticos). Las células tumorales infectadas con los virus oncolíticos son destruidas. Estas células generan nuevas partículas virales que infectan tejidos tumorales adyacentes. Virus como: adenovirus, herpesvirus o influenza pueden transformarse en oncolíticos modificando:

La superficie del virus para que reconozca y penetre sólo las células tumorales.
Produciendo virus que sólo se replican en células con ausencia de genes supresores de tumores (p53, por ejemplo).
Virus que se replican sólo en presencia de características específica de tumores (expresión de alfa-fetoproteína por ejemplo).

Se han modificado tanto el virus del sarampión como el virus del Herpes simple I. Gracias a la manipulación genética, podemos hacer que éstos, se repliquen solo en células cancerosas o que las infecte solo a ellas para hacer de señal y que nuestro sistema inmune pueda matarlas.

Por otro lado, están los virus que se emplean como 'vehículos' "que llevan genes a los tumores", señala Hidalgo. Dentro de estos genes existe una gran variedad: pueden ser supresores de tumores, como p53, o genes suicidas, que aumentan la sensibilidad de las células a un fármaco concreto que al ser administrado las mata.

Tipo 2: Vectores

Agente selectivo que que responde a antígenos específicos de células tumorales que sirve de transporte a agentes citotóxicos.

En un cáncer pueden ser virus modificados, anticuerpos monoclonales como vectores selectivos de fármacos citotóxicos contra células específicas o nanopartículas que responden a específicos antígenos tumorales, traspasando la membrana celular.

Diana:

Nombre:

Viroterapia

Comercial:

Estado: Experimentación

Tratamientos con base científica que actualmente están en fase de experimentación o todavía no usados en humanos.

Tecnología: Convencional

Foto:

Fórmula:

Gráfico:

Información: Cristina de Martos | Madrid
Actualizado lunes 05/09/2011

Debemos luchar contra algunos de ellos para sobrevivir pero también hemos aprendido a usarlos en nuestro beneficio para protegernos. Los hemos utilizado en vacunas o como medio para reprogramar células y, desde hace varios años, los científicos estudian el uso de los virus para tratar el cáncer. Los resultados de uno de los primeros ensayos clínicos con esta sorprendente terapia aparecen en el último número de 'Nature' y son esperanzadores.

La idea surgió cuando se observó que las infecciones víricas naturales o una vacunación eran capaces de provocar la regresión espontánea de los tumores. Estos virus, denominados oncolíticos, tienen la capacidad de penetrar en las células cancerígenas y replicarse en su interior provocando su muerte. Los avances de la ciencia han permitido modificar genéticamente estos microorganismos para que sólo entren en las células tumorales -sin atacar a las sanas- y para que porten genes especialmente útiles para destruirlas.

Uno de estos virus alterados es JX-594, derivado de la vacuna contra la viruela de la compañía Wyeth, modificado por investigadores del Instituto de Investigación del Hospital de Ottawa y de la Universidad de Ottawa (Canadá) para incorporar tres genes que le hacen específico de los tumores, estimulador de las defensas anticancerígenas y fácilmente detectable.

Con él, se ha realizado un ensayo clínico en el que han participado 23 pacientes con diferentes tipos de cáncer (ovario, pulmón, colorrectal, etc.) en estado avanzado. Los participantes, que no respondían a las terapias habituales, tenían la enfermedad muy extendida y presentaban metástasis diseminadas por el cuerpo.
Administración intravenosa

Los responsables del ensayo les administraron una dosis única por vía intravenosa de JX-594 a diferentes concentraciones para comprobar la seguridad del tratamiento y su eficacia a la hora de alcanzar los tejidos tumorales. A los 10 días de la infusión, recogieron biopsias de diferentes partes para comprobar dónde se había 'alojado' el virus.

Siete de los ocho pacientes (el 87%) de los dos grupos que recibieron las dosis más altas mostraban replicación del virus en los tumores y metástasis pero no en las células sanas. Además, en las zonas donde JX-594 se reproducía se detectó la expresión del gen introducido para facilitar su detección.

John Bell, uno de los investigadores implicados, ha manifestado su "entusiasmo" con estos resultados ya que "es la primera vez en la historia médica que se ha demostrado que la terapia viral se replica de forma eficaz y selectiva en el tejido cancerígeno después de una infusión intravenosa".

El hecho de que el virus se administrara por esta vía "es crucial para el tratamiento del cáncer porque nos permite llegar a cualquier tumor en el cuerpo, en contra de lo que ocurre con aquellos [virus] que se deben inyectar directamente en el proceso maligno", subraya Bell. En resumen, podría sentar las bases de una terapia sistémica con virus para los pacientes con cáncer. Además, "es importante porque demuestra que podemos usar esta estrategia para lograr la expresión de genes concretos en un tumor, abriendo así la puerta a un nuevo abanico de terapias dirigidas contra el cáncer", añade. Es decir, podrían incorporar genes que hicieran a los tumores más susceptibles a la quimioterapia, por ejemplo.
Freno a la enfermedad

Pero los autores fueron un paso más allá en su estudio y analizaron la actividad antitumoral de JX-594. Es decir, si el virus había frenado la evolución de la enfermedad. Seis de los ocho pacientes tratados con las dosis más altas vieron como sus tumores se estabilizaban o disminuían de tamaño tras el tratamiento.

"Pese a las limitaciones, estos resultados demuestran de manera convincente la liberación y replicación exitosa de un virus oncolítico en las zonas de metástasis", destaca Evanthia Galanis, especialista en oncología de la Clínica Mayo (EEUU), en un editorial que acompaña al trabajo.

Este ensayo no es el único en marcha con virus oncolíticos. Hay varios proyectos que están en fase III -la última antes de poder alcanzar el uso clínico-, de donde podrían salir las primeras viroterapias aprobadas en EEUU y Europa, "generando nuevas y valiosas herramientas clínicas para los oncólogos", concluye Galanis.

http://www.elmundo.es/elmundosalud/2011/08/31/oncologia/1314810590.html

INVESTIGACIÓN | Virus como terapia
Armas biológicas contra el cáncer, ¿una realidad cercana?

La revista 'Nature' ha publicado un ensayo sobre viroterapia para el cáncer
Los expertos españoles hablan sobre el tiempo que puede pasar hasta su uso

Cristina de Martos | Madrid
Actualizado jueves 01/09/2011

La viroterapia es un viejo concepto que ha resurgido en los últimos años gracias a los avances científicos que han permitido la modificación genética de los virus para potenciar sus propiedades anticancerígenas. Desde los primeros ensayos clínicos, iniciados en 1956 y muy limitados por cuestiones técnicas, el panorama ha evolucionado hasta los estudios en fase III -la más avanzada en el desarrollo de nuevas terapias- que han colocado a algunos de estos virus a un paso de la clínica. Pero, ¿qué podemos esperar de ellos?

Cualquier tema en el que aparezca la palabra 'cáncer' gana rápidamente protagonismo debido a la sensibilidad que despierta esta enfermedad, que es la primera causa de muerte en el mundo. Por eso, los investigadores y los médicos se mueven con pies de plomo cuando se habla de nuevos o posibles tratamientos, ya que cada pequeño avance o descubrimiento en este campo -como el publicado en el último número de 'Nature'- es recibido con un entusiasmo que no siempre tiene su traducción en una mejora en el manejo de los pacientes.

"Buscar cualquier alternativa a los fármacos, la terapia que nos ha permitido mejorar los resultados, es importante. Pero hay que tener en cuenta que se trata de aspectos que están en investigación", subraya Manuel Hidalgo, del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO). Ése es el caso, afirma, de la viroterapia, una línea "interesante" aunque "eso no significa que vaya a ser eficaz".

De momento, ninguno de estos virus ha llegado al mercado y aunque muchos están en fases avanzadas, "pasarán años hasta que los veamos en la clínica", opina Manuel Ramírez Orellana, que trabaja en el Hospital Niño Jesús de Madrid con un virus modificado para tratar un tumor del sistema nervioso. "La viroterapia -afirma- tiene limitaciones".
Alterados en el laboratorio

Desde su descubrimiento, los virus han despertado el interés de los científicos por sus cualidades antitumorales. Lejos quedaron ya los experimentos en los que inyectaban líquidos corporales de pacientes con infecciones virales a otros que padecían cáncer, con la intención de frenar la progresión de la enfermedad. Ahora, la ciencia ha descubierto los mecanismos que están detrás de este efecto anticancerígeno y ha proporcionado las herramientas para explotarlos y potenciarlos.

Los virus con los que actualmente se trabaja pertenecen a distintas familias pero se pueden clasificar en función de cómo combaten los tumores. Por un lado están los que son oncolíticos, que penetran en las células cancerígenas donde se replican causando su destrucción. Estos "se modifican normalmente en el laboratorio para que las distingan de las células sanas", explica Ramírez Orellana. Los científicos suelen alterarlos para que además estimulen la respuesta inmune de organismo contra el cáncer, potenciando así su efecto.

Por otro lado, están los virus que se emplean como 'vehículos' "que llevan genes a los tumores", señala Hidalgo. Dentro de estos genes existe una gran variedad: pueden ser supresores de tumores, como p53, o genes suicidas, que aumentan la sensibilidad de las células a un fármaco concreto que al ser administrado las mata.
Posibles aliados en una lucha compleja

Sobre el papel, parece sencillo, pero no lo es. Una de las limitaciones es "hacerlos llegar a las células tumorales", subraya el investigador del CNIO. "Otro problema es que se trata de tratamientos a veces muy selectivos porque sólo atacan a una diana [gen] y es difícil que con una acción tan pequeña vayan a ser útiles para todos los pacientes".

Ramírez coincide en este punto ya que, como explica, "no existe una lesión universal en los cánceres que se pueda tratar con una única droga. De modo que no todos los virus servirán para todo ni para todos los pacientes".

Habrá que esperar a que los ensayos en marcha den resultados para saber si la viroterapia entra a formar parte del arsenal que tienen los oncólogos para tratar el cáncer. Eso, opinan los expertos, será a largo plazo. Mientras, en el medio, "creo que se probará su combinación con las terapias actuales", señala Ramírez, porque "podrían ser útiles como tratamiento complementario".

http://www.elmundo.es/elmundosalud/2011/09/01/oncologia/1314879547.html

http://www.nature.com/news/vaccine-development-man-vs-mrsa-1.9940

Viroterapia: virus para curar el cáncer
Publicado el 6 septiembre, 2011 por Marta Palomo

Los virus tienen muy mala fama y con razón, pero no todos son tan terribles. Hay algunos que tienen una propiedad como mínimo curiosa: son capaces de infectar y matar células cancerígenas sin afectar a los tejidos sanos. En otras palabras y en teoría: erradican el cáncer sin efectos secundarios. En la práctica: excelentes resultados en modelos animales y empezando ensayos clínicos en humanos.Muchas manos se alzaron para preguntar cuando Joerg Schlehofer, investigador del DKFZ (centro alemán para la investigación del cáncer) terminó su charla sobre el éxito del parvovirus H1 como cura de gliomas en ratas. Este tipo de cáncer cerebral tiene un pronóstico particularmente malo y es muy resistente a los tratamientos convencionales de quimio y radioterapia. Es en ocasiones como esta cuando se hacen necesarios tratamientos complementarios y hasta alternativos y la viroterapia está en el punto de mira del S.XXI. Las imágenes y los datos hablan por sí solos: 8 de las 12 ratas con cáncer se curaron completamente tras el tratamiento. Y no sólo eso: los roedores no mostraron efectos secundarios y los virus, tan eficientes matando las células del tumor, no causaron ningún daño en absoluto al tejido sano que lo rodeaba.

Cuatro líneas sobre viroterapia

El concepto de que algunos virus podrían ser usados como tratamiento para erradicar el cáncer comenzó a barajarse en los años 50, pero al no obtener los resultados clínicos esperados la comunidad científica los relegó a un segundo plano de interés. No fue hasta principios de los 90, con la consolidación de la biotecnología y la terapia génica, cuando fueron rescatados del olvido. Actualmente algunos virus pretenden convertirse en una opción tan válida como los tratamientos convencionales y la cirugía. Este renovado interés por la viroterapia es debido al descubrimiento de que algunos virus tienen capacidad oncolítica (onco- de cáncer y -lítica de destrucción) y oncosupresora (evitan la formación de nuevas células tumorales) y podrían ofrecer varias ventajas respecto a otros tratamientos. Estos organismos son tan específicos que afectan a 100.000 células tumorales por cada una normal (ojo, porque el índice terapéutico de la quimioterapia es de seis células tumorales por cada una normal), como se expanden por el tejido tumoral se evitarían varias rondas de tratamientos y, además, se podrían combinar con algunos fármacos.

De manera general un virus mata a su célula huésped de dos maneras: o bien se multiplica en su interior y la destruye, o bien genera proteínas que son tóxicas para la célula. El doctor Schlehofer explicó que tras administrar el tratamiento a las ratas sí que habían detectado la presencia de parvovirus H1 en células normales, pero que cualquier rastro de ellos desapareció al cabo de pocos días. Parece ser que estos virus son incapaces de reproducirse en células normales. Y es que un tumor es terreno abonado para el crecimiento de virus porque las células que acumulan mutaciones se vuelven mucho más susceptibles a las infecciones virales.

Del laboratorio a la realidad

Pero no es lo mismo el laboratorio que la realidad. Los experimentos en modelos animales son indispensables tanto para conocer los mecanismos de una enfermedad como para el desarrollo de nuevos fármacos. El siguiente paso, superar las diferencias que hay entre dos especies distintas, tampoco es fácil. Después de conseguir excelentes resultados en cultivos celulares y en ratas, los científicos del DFKZ han diseñado un ensayo clínico que, con el apoyo de la compañía Oryx, se iniciará antes de que termine este año 2011. Los ensayos clínicos son el paso intermedio entre el laboratorio y la comercialización del fármaco. Durante su realización se estudia en profundidad el fármaco, o terapia en este caso, aplicado a humanos: seguridad, dosis, toxicidad, interacción con otros fármacos, duración del tratamiento… todo. Años y años de estudio con tal de que el tratamiento sea eficiente y seguro porque, evidentemente, esto es el mundo real y al margen de lo prometedora que pueda ser, la viroterapia no está exenta de riesgos.

Aunque muchos de los virus utilizados comofases mediante las que tratamiento con parvovirus elimina las células del tumor sin afectar a la normales. La terapia no causa ninguna enfermedad en humanos, no dejan de ser organismos extraños que pueden ser reconocidos y atacados por nuestro sistema inmune. Esto puede causar serios efectos secundarios especialmente en pacientes. Otro de los retos de la viroterapia es que algunos virus incorporan su material genético al de la célula pudiendo causar alteraciones del ciclo celular y enfermedades como la leucemia. Una de las razones por las que se considera seriamente la terapia con parvovirus es que estos no incorporan su material a la célula y que sus capacidades oncolítica y oncosupresora son totalmente innatas (no necesitan ser modificados artificialmente como otros). Finalmente la posibilidad de combinar este tratamiento con otros también debe investigarse a conciencia pues un efecto no deseado sería el de potenciar la toxicidad de los fármacos suministrados.

Pese a los grandes avances en oncología que se han logrado en los últimos, y no tan últimos años, todavía existen determinados tipos de cáncer que tienen una supervivencia muy parecida a la que tenían hace 50 años. En particular, tras el diagnóstico de una metástasis los tratamientos convencionales tienen poco que hacer. Es por estas razones por las que otras alternativas o estrategias complementarias se perfilan como posibilidades con un gran potencial. La viroterapia parece ser una de ellas. La investigación sigue. Continurá…

http://42ypico.net/?p=58

http://mynsm.uh.edu/groups/shaun_zhang/wiki/591b5/Xinping_Fu.html

My main projects are aimed at cancer therapy by developing several novel strategies:

1, Cancer virotherapy: We have been developing several oncolytic herpes simplex viruses (HSV) especially for solid tumor treatment with genetic approaches to have them specifically replicated in and kill tumor cells, but not in normal cell and tissues. First, we have utilized tumor specific promoters or MiRNAs to control virus replication in the tumors. Second, we have constructed oncolytic viruses through tumor oncogene pathway- Ras signaling. Third, in order to enhance the potency of virotherapy, we have developed a series of oncolytic HSVs with powerful tumor cell membrane fusion capability. Oncolytic viruses - Fu-10, Synco-2, Synco-2D and Fusion-H2 have shown their potent cell syncytium formation effects in cancer cells from different tissue origins, and provided strong antitumor activities in several tumor models, including breast cancer, ovarian cancer, pancreatic cancer and prostate cancer, without notable toxicity.


2, Cancer immunotherapy: Cancer immunotherapy is an attracted promise for cancer treatment duo to its potential to eradicate local or metastatic tumors. Cancer vaccines directly derived from whole tumor cells have a major advantage over those based on identified tumor antigens, in that it includes the entire antigenic repertoire of tumor cells. We have been pursuing to dig out our newly developed HSV's privilege in the development of novel tumor vaccines for cancer treatment and prevention. The first strategy is to use oncolytic viruses such as Synco-2D, FusOn-H2 with powerful cell membrane fusion capability and their potent in situ tumor destruction to develop whole tumor cell vaccination. Our work has shown that destruction of syngeneic murine tumors by those viruses induces effective antitumor immunity that can clear metastatic tumors. Another strategy is to develop targeting autophagy for enhancing tumor antigen presentation. Our lab has developed a special HSV DNA fragment that could produce protein aggregation and lead to autophagic cell death. We utilize this advantage to develop a novel tumor vaccine through autophagic way to enhance tumor antigen presentation. The effectiveness on tumor eradication with this novel method has well been proved in an established murine tumor model.


3, Cancer cell therapy: We modify and convert naïve lymphocytes into tumor specific killer cells for cancer therapy. Several strategies have been developed for the modification of naïve lymphocytes. First strategy is to replace the natural binding domain of TCR with a single chain antibody that recognizes a tumor-associated antigen. The modified T cells with tumor specific TCR by gene transduction techniques will attack tumor cells. Secondly we introduce powerful molecules into T cells to enhance their potency and TCR sensitivity for tumor eradication.


4, Cancer stem cell study: Strategies of cancer stem cell therapy are much attractive promises for the treatment of drug resistant and refractory tumors recently. The cancer stem cell, unlike most cancer cells within a tumor, resist chemotherapeutic drugs and can regenerate the various cell types in the tumor, thereby causing relapse of the disease. Cancer stem cell characterization, and their viral and chemotherapy is under way at our lab.

My main projects are aimed at cancer therapy by developing several novel strategies:
1, Cancer virotherapy: We have been developing several oncolytic herpes simplex viruses (HSV) especially for solid tumor treatment with genetic approaches to have them specifically replicated in and kill tumor cells, but not in normal cell and tissues. First, we have utilized tumor specific promoters or MiRNAs to control virus replication in the tumors. Second, we have constructed oncolytic viruses through tumor oncogene pathway- Ras signaling. Third, in order to enhance the potency of virotherapy, we have developed a series of oncolytic HSVs with powerful tumor cell membrane fusion capability. Oncolytic viruses - Fu-10, Synco-2, Synco-2D and Fusion-H2 have shown their potent cell syncytium formation effects in cancer cells from different tissue origins, and provided strong antitumor activities in several tumor models, including breast cancer, ovarian cancer, pancreatic cancer and prostate cancer, without notable toxicity.

http://mynsm.uh.edu/groups/shaun_zhang/wiki/591b5/Xinping_Fu.html

Cánceres indicados:


Vídeo:

Visitas: 2348

1 #67
2012-09-11 11:40:11

Jorge

Hallan forma de buscar y matar células cancerosas con un virus

BBC Salud

Viernes, 15 de junio de 2012

Científicos británicos descubrieron cómo un virus puede viajar en las células sanguíneas para buscar y atacar a células cancerosas sin causar daños en el tejido sano.
Reovirus

El reovirus puede viajar escondido en las células sanguíneas y llegar hasta el tumor para atacarlo.

Tal como explican los investigadores en Science Translational Medicine (Science Medicina Traslacional), el virus puede protegerse de un ataque del sistema inmune viajando escondido en la corriente sanguínea.

El hallazgo, dicen, podría conducir al desarrollo de una vacuna que podría ser utilizada contra distintos tipos de cáncer.

Los científicos subrayan, sin embargo, que todavía es necesario llevar a cabo más estudios para encontrar formas de que el virus llegue directamente al tumor una vez que es inyectado en el organismo.

Desde hace tiempo varios investigadores están trabajando en la forma de utilizar virus para atacar tumores cancerosos.

Hasta ahora, sin embargo, no se había logrado mantener al virus vivo en el organismo porque, una vez inyectado, el sistema inmune lo ataca y destruye.
Escondido en la sangre

La nueva investigación, llevada a cabo con un reovirus, parece haber encontrado la forma de solucionar el problema.

Los reovirus son por lo general inocuos. Pueden causar resfriado común o infección estomacal durante la niñez y mucha gente se ve expuesta a él durante la infancia.

Los investigadores de la Universidad de Leeds, el Instituto de Investigación de Cáncer y el Hospital Royal Mardsen, en Inglaterra, descubrieron que el virus puede viajar escondido en la sangre y eludir un ataque del sistema inmune para atacar el tumor.

El estudio fue llevado a cabo con diez pacientes con cáncer de colon y recto avanzado, el cual ya había avanzado hacia el hígado.

Los científicos observaron que, una vez inyectado, el virus era "escoltado" por células inmunes, lo cual lo protegía de los anticuerpos naturales del paciente que normalmente hubieran causado su destrucción.

Todos los pacientes recibieron una inyección de reovirus antes de ser sometidos a cirugía para extraer los tumores hepáticos.

"El estudio muestra que este virus es incluso más inteligente de lo que se habíamos pensado previamente. Al viajar sobre las células sanguíneas el virus logra esconderse de las defensas inmunes naturales del organismo y alcanzar intacto su objetivo"

Prof. Alan Melcher

Debido a que los tumores fueron extraídos, los investigadores no pudieron determinar el efecto real del reovirus en el crecimiento del tumor o en la supervivencia de los pacientes.

Sin embargo, sí lograron observar que las células inmunes protegieron al virus cuando éste viajaba "escondido" en la sangre hacia los tumores.

Según los investigadores, el virus fue detectado en el tumor, pero no en el hígado, lo que quiere decir que estaba "atacando selectivamente" el cáncer.

Asimismo, en la sangre el virus fue detectado en las células pero no en el plasma, el componente líquido de la sangre donde las células flotan suspendidas.

Esto significa que el virus estaba viajando sobre las células.

Tal como explica el profesor Alan Melcher, de la Universidad de Leeds, "el estudio muestra que este virus es incluso más inteligente de lo que habíamos pensado previamente".

"Al viajar sobre las células sanguíneas el virus logra esconderse de las defensas inmunes naturales del organismo y alcanzar intacto su objetivo", explica el científico .

Y tal como dijo a la BBC, "no tiene dudas" de que el virus pueda eventualmente ser utilizado "combinándolo con quimioterapia" para el tratamiento de cáncer.

Por su parte, el doctor Kevin Harrington del Instituto de Investigación de Cáncer, expresa que este estudio "ofrece muy buenas noticias de que es posible hacer llegar estos tratamientos con una simple inyección en la corriente sanguínea".

Los investigadores no saben con precisión porqué los reovirus sólo atacan las células cancerosas.

Las células cancerosas se comportan de forma muy distinta de las células sanas, lo cual las hace más susceptibles a una infección.

La doctora Julie Sharp, de la organización Cancer Research Uk, quien financió parcialmente la investigación, expresa que "este estudio prometedor muestra que los reovirus pueden engañar a las defensas del organismo para buscar y matar células cancerosas".

"Y sugiere que el tratamiento puede ofrecerse a los pacientes utilizando una simple inyección. Ahora esperamos ampliar esta investigación para ver si algún día puede formar parte del tratamiento estándar de cáncer".


http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/06/120614_virus_reovirus_anticancer_men.shtml

1

Mostrando Registros desde el 1 hasta el 1 de un total de 1

Nick:
Email: No se publicará
Comentario: Tags HTML permitidos <blockquote>citas<strong>negrita<em>cursiva <u>subrayado<li>elemento lista <ul>ordenada<ol>numérica y sus cierres (url y saltos de línea se convierten automáticamente)
 
¿Eres humano? Sensible (M/m)
  Acepto las condiciones de uso

Todos los campos obligatorios

 

 

 

Cánceres.info
www.000webhost.com